Notas
Derrumbe de una f√°brica de calzados en Camboya deja al menos dos muertos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El derrumbe del techo de una fábrica de calzados en el sur de Camboya dejó por lo menos dos muertos, un nuevo drama de la industria textil asiática tres semanas después de la muerte de más de 1.000 obreros en Bangladesh.

Los soldados y los equipos de rescate acudieron al lugar para retirar los escombros.

“Dos trabajadores, un hombre y una mujer, murieron, y otros seis resultaron heridos. Todav√≠a no podemos decir si hay personas atrapadas entre los escombros”, dijo a la AFP Khem Pannara, el jefe de la polic√≠a de la provincia de Kampong Speu.

Uno de los trabajadores de la f√°brica de calzados, que se identific√≥ como Sokny, de 29 a√Īos, dijo que el derrumbe ocurri√≥ de pronto en medio de la jornada laboral.

“Todos los d√≠as hay m√°s de 100 personas trabajando en esa √°rea, pero no s√© cu√°ntas estaban all√≠ esta ma√Īana. Estoy asustado y no puedo parar de llorar. Vi mucha sangre entre los escombros”, dijo.

La polic√≠a indic√≥ que el propietario de la f√°brica, situada a 50 km al sur de Phnom Penh, estaba siendo interrogado. Seg√ļn Say Sokny, un responsable del sindicato Free Trade Union, el taller “Wing Star Shoes” pertenece a un taiwan√©s y provee a la marca de accesorios de deporte japonesa Asics.

Camboya export√≥ el a√Īo pasado productos textiles y calzados por valor de 4.600 millones de d√≥lares, un suma enorme para un pa√≠s que pone en marcha poco a poco su econom√≠a tras varios d√©cadas de guerra civil.

Unos 650.000 obreros trabajan en el sector, de los cuales unos 400.000 para las empresas exportadoras. Las huelgas y las manifestaciones contra las duras condiciones de trabajo son frecuentes

En una de esas protestas, en febrero de 2012, un hombre armado disparó contra los trabajadores en huelga en la fábrica de Kaoway Sports (proveedor de Puma) y dejó tres mujeres heridas.

El incidente llev√≥ a Puma y otras grandes marcas a expresar su “enorme preocupaci√≥n” por lo ocurrido y a pedir una investigaci√≥n.

DESMAYOS COLECTIVOS

En los √ļltimos a√Īos tambi√©n han sido frecuentes los desmayos colectivos de trabajadores, un fen√≥meno atribuido seg√ļn los sindicatos al agotamiento, la escasa alimentaci√≥n y la mala ventilaci√≥n de los talleres.

Después de varios meses de protestas, el sueldo mínimo de los centenares de miles de trabajadores que producen tejidos y prendas para gigantes de la industria textil como el estadounidense Levi Strauss o el sueco H&M pasaron de 61 a 75 dólares.

“Los talleres camboyanos no respetan los criterios internacionales de seguridad”, afirm√≥ el jueves a la AFP Rong Chhun, presidente de la Confederaci√≥n de Sindicatos de Camboya.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), que inspecciona regularmente los talleres del país, pide desde hace varios meses un nuevo acuerdo sectorial entre el gobierno, los sindicatos y los empresarios.

El mes pasado un edificio de nueve pisos que albergaba fábricas textiles se desplomó en Bangladesh provocando la muerte de 1.127 personas, una tragedia que generó intensa preocupación en todos los países asiáticos sobre las condiciones de seguridad en los lugares de trabajo.

El desastre de Bangladesh llevó a numerosas e influyentes marcas del sector textil a pedir más seguridad para los obreros en las fábricas en los países de la región.

H&M y la tambi√©n la espa√Īola Inditex tomaron la iniciativa de firmar un acuerdo para mejorar la seguridad contra incendios en las f√°bricas para evitar futuros desastres, y otras marcas como Benetton, Carrefour y Marks & Spencer tambi√©n se sumaron.

Tendencias Ahora