Notas
¬ŅPor qu√© el huevo y el conejo son protagonistas de la Semana Santa?
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Pascua es una celebraci√≥n llena de tradiciones que festejan diferentes culturas y religiones alrededor del mundo, pero en nuestro pa√≠s est√° marcada -entre otros- por el Conejo de Pascua, aquel que esconde huevos de chocolate en los lugares menos pensados, para que ni√Īos y no tan ni√Īos los busquen.

El rito de no comer carne en Semana Santa hasta el momento de la resurrección comenzó con un ayuno total, que algunos cristianos extendían incluso durante la Cuaresma. Por ello, algunos historiadores afirman que se pintaban huevos con colores brillantes, que tras ser bendecidos, eran comidos en familia o con amigos para celebrar la resurrección de Jesucristo.

Para otros, el huevo tiene sus orígenes en la costumbres de la pascua judía, anterior a la católica, que celebra el éxodo que su pueblo emprendió desde Egipto. En las ceremonias hebreas el huevo era utilizado para simbolizar el duro corazón del faraón egipcio.

Tambi√©n existen intentos de vincular la tradici√≥n con la cultura cristiana. Con ese objetivo suele contarse la leyenda de un conejo que estuvo presente en la cueva donde se dej√≥ el cuerpo de Jes√ļs, que vio la pena que caus√≥ su muerte a muchas personas y que tras ser testigo de la resurrecci√≥n de ese hombre- que no pod√≠a ser otro que el hijo de Dios- decidi√≥ salir y cont√°rselo al mundo, para que √©ste no llorara m√°s.

Sin perjuicio de las creencias personales, el huevo ha sido s√≠mbolo de fertilidad y renacimiento, por lo mismo de esperanza, que viene a ser el mensaje √ļltimo de esta festividad.

Como sea, al menos para los creyentes, la tradici√≥n de los huevos de pascua escondidos por el conejo acompa√Īan muy bien el √°nimo de fiesta del domingo de resurrecci√≥n. El esconderlos y buscarlos puede tornarse una excelente actividad familiar que debe ser aprovechada, sin perder de vista el verdadero sentido de esta celebraci√≥n.

Tendencias Ahora