Notas
El papa Francisco lavó los pies a jóvenes detenidos en una cárcel de Roma
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa argentino Francisco cumpli√≥ este Jueves Santo con el ritual del lavado de pies a doce j√≥venes presos, entre ellos dos chicas y dos musulmanes, despu√©s de celebrar la misa crismal en la que inst√≥ a los sacerdotes que sirvan a los pobres y se conviertan en pastores “con olor a oveja”, en un mensaje claro de lo que pretende ser su papado.

En una ceremonia √≠ntima sin c√°maras de televisi√≥n retransmitiendo en directo, Francisco se traslad√≥ a la c√°rcel de menores de Roma “Casal del Marmo” para lavar y besar los pies a diez chicos y dos chicas, entre los que hab√≠a dos musulmanes, en un gesto sin precedentes.

“Quien est√° en lo m√°s alto debe servir a los otros”, dijo el Papa argentino, quien preside por primera vez como pont√≠fice los tradicionales ritos de Semana Santa.

“Esto es un s√≠mbolo y un gesto: lavar los pies quiere decir que estoy a tu servicio”, que se est√° dispuesto “a ayudar a los dem√°s”, explic√≥ el nuevo Papa a un grupo de unos 50 detenidos de varias nacionalidades que participaron en la misa. Estos le regalaron una cruz de madera y un reclinatorio hechos por ellos mismos.

El Papa reconoci√≥ al t√©rmino de esta ceremonia en la c√°rcel, con la que conmemor√≥ la √ļltima cena de Jes√ļs con los doce ap√≥stoles, que estos j√≥venes le van a ayudar a ser “m√°s humilde, a ser un servidor, como debe ser un obispo”.

Antes, por la ma√Īana, en la misa crismal ante 1.600 religiosos, entre ellos varios cardenales y obispos congregados en la Bas√≠lica de San Pedro, el nuevo Papa abund√≥ en este mensaje.

Pidi√≥ a los sacerdotes que vistan la “humilde casulla”, “salgan de s√≠ mismos” y se conviertan en “pastores con olor a oveja”, en “pescadores de hombres” y sirvan a los “pobres”, a los “cautivos” y a los “oprimidos”.

“No es precisamente en autoexperiencias ni en introspecciones reiteradas que vamos a encontrar al Se√Īor”, advirti√≥ Francisco, quien fustig√≥ a los sacerdotes “tristes”, que terminan “insatisfechos”, por ser “un intermediario” o un “gestor” y que “no se juegan la piel ni el coraz√≥n” y acaban convertidos en “una especie de coleccionistas de antig√ľedades o de novedades”.

Por eso, el papa latinoamericano pidi√≥ a los sacerdotes que vayan a “las periferias, donde el pueblo fiel est√° m√°s expuesto a la invasi√≥n de los que quieren saquear su fe”.

“Es bueno que la realidad misma nos lleve a ir all√≠ donde lo que somos por gracia se muestra claramente como pura gracia, en ese mar del mundo actual donde s√≥lo vale la unci√≥n -y no la funci√≥n- y resultan fecundas las redes echadas √ļnicamente en el nombre de Aqu√©l de quien nos hemos fiado: Jes√ļs”, agreg√≥.

Las palabras, acompa√Īadas de elocuentes gestos del primer Papa latinoamericano y jesuita de la historia han llevado en las dos primeras semanas de sus papado una nueva impronta de humildad a los llamados ‘pr√≠ncipes de la Iglesia’ y a los fastos del Vaticano.

“Es un Papa inc√≥modo. Por ahora en el Vaticano lo rodean con aprecio, pero si sigue comport√°ndose como un ‘obispo pobre’ comenzar√° a irritar a los prelados m√°s conservadores”, advierte el vaticanista Marco Politi.

La decisi√≥n de vestir una simple sotana blanca –muy alejada de los oropeles que gustaba lucir su antecesor Benedicto XVI– el rechazo a calzar los mocasines rojos papales, vivir, al menos por el momento, en el lujoso apartamento de los Papas dentro del palacio apost√≥lico del Vaticano o saludar desde un veh√≠culo descubierto a los fieles en la plaza de San Pedro forman parte del deseo de transparencia y sencillez que pretende imprimir en la jerarqu√≠a de la iglesia milenaria.

Y es que, seg√ļn el Papa, “cuando la Iglesia no sale de s√≠ misma para evangelizar deviene autorreferencial y entonces se enferma”, advirti√≥.

Después de la homilía, el Papa ungió los aceites santos que se usan para los sacramentos, como los bautizos y para los enfermos.

Tendencias Ahora