Notas
Técnica permite crear estructuras artificiales de ADN con bloques estándar
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Investigadores estadounidenses descubrieron una nueva t√©cnica para la creaci√≥n de estructuras artificiales de ADN utilizando “bloques” estandarizados, lo que podr√≠a suponer que la era de la nanotecnolog√≠a pase de la confecci√≥n a medida al pret-a-porter.

Estos expertos intentan utilizar cadenas artificiales de ADN para fabricar estructuras microscópicas con enormes aplicaciones potenciales, como la fabricación de componentes nanoelectrónicos o tratamientos específicos contra el cáncer.

A finales de 1980, la concepci√≥n y la realizaci√≥n de un cubo compuesto por s√≥lo diez cadenas de ADN, y un volumen de 7 nan√≥metros c√ļbicos (un nan√≥metro es un mill√≥n de veces m√°s peque√Īo que un mil√≠metro) demand√≥ dos a√Īos de trabajo.

En 2006, Paul Rothemund, del Instituto Tecnol√≥gico de California (CalTech) de Estados Unidos, invent√≥ un m√©todo mucho m√°s simple y r√°pido, llamado “origami de ADN”, en alusi√≥n a la famosa papiroflexia japonesa. Una larga cadena de ADN se pliega en una sola etapa de aproximadamente 200 cadenas m√°s peque√Īas, “broches” destinados a darle la forma deseada.

La operaci√≥n, inicialmente limitada a las estructuras planas, se extendi√≥ r√°pidamente a los dise√Īos en 3D y a otras formas curvas. No s√≥lo requiere apenas una semana de trabajo sino que tiene un excelente desempe√Īo: m√°s del 90% de las cadenas adoptan la forma deseada despu√©s de la manipulaci√≥n.

Sin embargo, por muy revolucionario y eficaz que sea, el m√©todo del origami tiene una falla grande, seg√ļn admiti√≥ el propio dise√Īador. “Para cada nueva forma, tenemos que dise√Īar un nuevo plegamiento de la cadena de ADN y procurar un nuevo juego de broches”, que cuestan alrededor de mil d√≥lares cada uno, dijo Rothemund. Es, de alguna forma, un proceso artesanal.

En un estudio publicado el mi√©rcoles por la revista Nature, Bryan Wei y su equipo de la Universidad de Harvard proponen una nueva t√©cnica de auto-ensamblaje utilizando “bloques” de ADN estandarizados capaces de encajarse uno dentro del otro, al igual que los ladrillos de un famoso juego de construcci√≥n.

Cada bloque rectangular está compuesto de una sola cadena de ADN dotada de cuatro receptores distintos que pueden ser programados para seleccionar qué otros bloques pueden a su vez ser ubicados cerca suyo. Mediante la selección y la combinación de estos bloques con cuidado teóricamente se puede crear cualquier estructura.

“Esta arquitectura eficiente y modular ha permitido a Wei construir 107 formas a mano (y en el microsc√≥pico de alta precisi√≥n), pasando s√≥lo unas pocas horas en cada uno de ellas”, se√Īal√≥ en un comentario al margen Rothemund y su colega Ebbe Sloth Andersen, de la Universidad de Aarhus en Holanda.

Por ejemplo, a partir de una √ļnica “biblioteca” de 1.700 cadenas de ADN, Wei y su equipo fueron capaces de dibujar un centenar de signos simples, como los d√≠gitos del 0 al 9, el alfabeto latino, algunos caracteres chinos, y diferentes caritas sonrientes (“smileys”).

A un costo de s√≥lo 7.000 d√≥lares, se puede disponer potencialmente de unos 10.000 millones de millones de formas diferentes, destac√≥ Rothemund, para quien “este avance realmente hace pasar a las nanotecnolog√≠as de ADN” a una nueva era.

Tendencias Ahora