Notas
Miles de argentinos vuelven a marchar contra celulosa en zona fronteriza con Uruguay
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de argentinos volvieron a marchar el domingo contra la fábrica de celulosa finlandesa UPM (ex Botnia) ubicada en la vera uruguaya de un río fronterizo, a la que acusan de contaminar el medioambiente y fue epicentro de una prolongada disputa binacional.

“Los an√°lisis t√©cnicos, las inspecciones a la planta y la sola observaci√≥n de las aguas del r√≠o confirman los peores pron√≥sticos, el r√≠o Uruguay debe ser declarado en forma inmediata en estado de desastre y deben comenzar ya en√©rgicas acciones para su recuperaci√≥n”, sostienen los ambientalistas.

Los vecinos de Gualeguaych√ļ (ciudad argentina ubicada 230 km al noreste de Buenos Aires sobre el compartido r√≠o Uruguay) marcharon bajo el lema “Unidos por la Naturaleza” hacia el puente internacional General San Mart√≠n al cumplirse los 1.500 d√≠as de la entrada en producci√≥n de la planta ubicada en la localidad uruguaya de Fray Bentos.

En un comunicado, la Asamblea Ambiental de Gualeguaych√ļ denunci√≥ que “en sus 1.500 d√≠as de funcionamiento” la papelera arroj√≥ “m√°s de 38.000 toneladas” al aire y “m√°s de 30.000 toneladas de t√≥xicos” al fronterizo r√≠o Uruguay, de soberan√≠a compartida.

“Se fugaron, debido a derrames de tanques y roturas de equipamientos, una muy importante pero desconocida cantidad de licor negro, insumos y compuestos t√≥xicos por el sistema colector de pluviales”, agreg√≥.

Esta fue la octava marcha de protesta contra la fábrica desde 2005, cuando el anuncio de su instalación originó un prolongado conflicto bilateral que se zanjó finalmente a mediados de 2010 en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El tribunal internacional consideró que la planta no contaminaba, pero ordenó supervisiones periódicas de ambos países.

En este sentido, los ambientalistas afirmaron que no tienen acceso al resultado de esos controles y que realizan un monitoreo propio de las aguas.

Tendencias Ahora