Notas
Per√ļ: Impasse en di√°logo entre gobierno y regi√≥n opuesta a proyecto minero
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una primera negociaci√≥n que involucra al gobierno peruano para buscar soluciones a la pugna entre directivos del megaproyecto aur√≠fero de Conga y autoridades locales de la norte√Īa regi√≥n de Cajamarca que se oponen al mismo, termin√≥ este lunes en un impasse.

Tras dos horas de reunión en la ciudad de Cajamarca (850 km al noreste de Lima), el primer ministro Oscar Valdés firmó un documento en que se fijaban fechas para dos nuevas reuniones donde se trataría un peritaje internacional que propuso el Ejcutivo para solucionar este tema.

Luego de estampar su firma en un acto p√ļblico, difundido por TV Per√ļ, televisora oficial del Estado, Vald√©s invit√≥ al presidente regional Gregorio Santos para que hiciera lo mismo, pero √©ste se neg√≥.

Inc√≥modo y en un ambiente de tensi√≥n, el primer ministro, dirigi√©ndose a Santos, le dijo: “Ya hab√≠amos acordado firmar el documento, estamos entre caballeros”.

“Si no desea firmar, disc√ļlpeme, pero esta reuni√≥n no tiene por qu√© seguir. Ya ser√° responsable usted y no yo”, a√Īadi√≥ molesto.

Santos se mantuvo en silencio, pero posteriormente se√Īal√≥ que la reuni√≥n fue “excluyente”, porque el primer ministro no permiti√≥ el ingreso de representantes de las organizaciones sociales y de las comunidades de base “con el pretexto de que no quer√≠a escuchar a dirigentes pol√≠ticos a quienes llama agitadores”.

“Nosotros estamos dispuestos a seguir dialogando, pero cuando escuchen la voz de todos los cajamarquinos; el premier ha violado los principios elementales de di√°logo”, dijo a la emisora RPP.

El acta que provoc√≥ el impasse, entregada a la prensa por la Presidencia del Consejo de Ministros, convoca para el 27 de este mes en Lima a las autoridades y equipos t√©cnicos de la Regi√≥n de Cajamarca, para tratar “los temas t√©cnicos y jur√≠dicos del peritaje internacional del proyecto minero Conga”.

En el segundo punto, se acuerda continuar con la Mesa de Trabajo prevista para el 13 de enero del 2012, y se cita a los autoridades de la región en la ciudad de Cajamarca.

El conflicto es en torno al proyecto del gigante minero estadounidense Newmont, que prev√© invertir 4.800 millones de d√≥lares para extraer unas 320 toneladas de oro por a√Īo.

Con la consigna de “agua s√≠, oro no”, las autoridades de Cajamarca se oponen al proyecto porque temen que su ejecuci√≥n destruya sus fuentes de agua con el secado de cuatro lagunas, necesarias para las labores agr√≠colas y ganaderas de la regi√≥n.

Newmont se√Īala, sin embargo, que se har√° un trasvase de aguas a cuatro reservorios, pero la poblaci√≥n cajamarquina desconf√≠a de ese m√©todo.

En la otra orilla, el gobierno trata de convencer a los cajamarquinos de que es posible desarrollar Conga y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente y las fuentes de agua mediante una “miner√≠a responsable” y aplicando medidas correctivas al proyecto.

Newmont se√Īal√≥ en un comunicado de prensa hace unos d√≠as que “los impactos social y ambiental est√°n basados en estudios que se hicieron durante 13 a√Īos y fueron realizados por firmas respetadas y reconocidas internacionalmente”.

Para zanjar el asunto, el gobierno del presidente Ollanta Humala ha propuesto que el proyecto minero sea sometido a un peritaje internacional, idea que en principio ha sido aceptada por los dirigentes de Cajamarca a condición de que esa entidad no sea el Banco Mundial, del que desconfían.

Para expresar su rechazo al proyecto de Conga, Cajamarca inició el 24 de noviembre una huelga que se prolongó por once días, con bloqueo de rutas, lo que obligó al gobierno a decretar el estado de emergencia con la participación del ejército en apoyo a la policía.

La emergencia que deb√≠a durar 60 d√≠as fue suspendida el viernes √ļltimo para facilitar el reinicio del di√°logo.

Este caso es decisivo para el gobierno de Humala, pues la manera como se resuelva será el modelo a seguir en varios puntos de conflicto a lo largo del país, en los que se enfrentan las empresas extractivas con comunidades locales.

Tendencias Ahora