Notas
La CPI emite una orden de arresto contra Muamar Gadafi
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte Penal Internacional (CPI) emiti√≥ el lunes una orden de arresto contra el dirigente libio Muamar Gadafi, su hijo Saif Al Islam y el jefe del servicio de inteligencia Abdal√° Al Senusi calificada por Tr√≠poli de “tapadera para la OTAN”.

La decisi√≥n de los jueces fue acogida con escenas de j√ļbilo en Bengasi, segunda ciudad del pa√≠s, y en Misrata, a 200 km al este de Tr√≠poli. Algunas personas efectuaban disparos al aire y muchas agitaban banderas de la rebeli√≥n.

“Se ha hecho justicia”, se congratul√≥ el presidente del Consejo Nacional de Transici√≥n (CNT), √≥rgano pol√≠tico de los rebeldes libios, Mustaf√° Abdeljalil, ante la prensa en Bengasi, sede de la insurrecci√≥n libia.

Los jueces de la CPI estimaron, en una audiencia p√ļblica en La Haya, que “hay motivos razonables para creer que (…) Muamar Gadafi, de forma coordinada con su entorno cercano, concibi√≥ y orquest√≥ un plan destinado a reprimir y a disuadir a la poblaci√≥n que se manifestaba contra el r√©gimen y a aquellos considerados como disidentes del r√©gimen”.

En Tr√≠poli, el nuevo ministro de Justicia libio, Mohamed Al Gamudi, afirm√≥ que se trataba de una “tapadera de la OTAN” para alcanzar al dirigente libio, y record√≥ que el r√©gimen no firm√≥ el Tratado de Roma, fundador de la CPI, por lo que “no acepta su jurisdicci√≥n”.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, estim√≥ que la emisi√≥n de la orden de arresto contra Gadafi “es otra se√Īal de su p√©rdida de legitimidad” y seg√ļn el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, “recalca una vez m√°s el aislamiento creciente del r√©gimen”.

Por el contrario, el presidente sudafricano Jacob Zuma, que forma parte de los mediadores que buscan una salida al conflicto, se declar√≥ “extremadamente decepcionado y preocupado” porque estima que la decisi√≥n de la CPI va a socavar la mediaci√≥n.

El ministro de Relaciones Exteriores franc√©s Alain Jupp√© estim√≥ que el tema no es saber si Gadafi debe renunciar “sino c√≥mo y cu√°ndo”.

El anuncio se produce cuando hace ya 100 d√≠as que se emprendi√≥ la campa√Īa de bombardeos de la OTAN para ayudar a los rebeldes, y el conflicto parece estancarse. Gadafi sigue en el poder.

“Para evitar que contin√ļen ocultando los cr√≠menes que se siguen cometiendo y que cometan otros, deben ser detenidos. Esta es la √ļnica manera de proteger a los civiles en Libia”, reaccion√≥ el fiscal Luis Moreno Ocampo en un comunicado.

Seg√ļn los jueces, hay motivos razonables para pensar que los tres hombres son responsables “como autores indirectos” de asesinatos, de persecuciones, constitutivos de cr√≠menes contra la humanidad, cometidos por las fuerzas de seguridad libias, sobre todo en Tr√≠poli, Bengasi y Misrata.

Las fuerzas de seguridad “infligieron actos inhumanos a la poblaci√≥n civil”, seg√ļn los jueces.

La revuelta en Libia caus√≥ miles de muertos, seg√ļn el fiscal de la CPI, y ocasion√≥ la huida al extranjero de casi 650.000 libios y el desplazamiento en el interior del pa√≠s de otros 243.000, seg√ļn la ONU.

Sobre el terreno, seg√ļn un corresponsal de la AFP, los rebeldes segu√≠an a unos 50 km de Tr√≠poli.

Hasta ahora sólo un jefe de Estado en ejercicio, el presidente sudanés Omar al Bashir, era objeto de una orden de detención de la CPI. Buscado por genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra en Darfur (Sudán), Bashir no reconoce la competencia de la CPI, a la que desafía regularmente.

La CPI, que entró en funciones en 2002, no dispone de una fuerza policial y depende de la voluntad de los Estados para la ejecución de las órdenes de arresto.

Esta Corte tiene competencia en Libia en virtud de la resoluci√≥n del Consejo de Seguridad del 26 de febrero, algo que cuestionan las autoridades libias, quienes afirman que sus decisiones no le “conciernen”.

La CPI es el primer tribunal internacional permanente encargado de procesar a los presuntos autores de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

Tendencias Ahora