Notas
Mapuche denuncia en Europa que reforma de ley antiterrorista es sólo un juego de palabras
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La reforma de la ley antiterrorista chilena “ha sido s√≥lo un juego de palabras”, denunci√≥ el s√°bado en Par√≠s la vocera de los 34 presos mapuche que comenzaron a ser juzgados, al concluir una intensa gira europea durante la que pidi√≥ que viajen a Chile “observadores internacionales”.

Natividad Llanquileo | G.Guzman

Natividad Llanquileo | G.Guzman

“Lo √ļnico positivo que tiene esta ley es que saca a los menores de edad. Las dem√°s modificaciones son solamente un juego de palabras”, afirm√≥ Natividad Llanquileo.

Diecisiete de los 34 mapuche que empezaron a ser detenidos en abril de 2009 acusados de incendios, robos de madera y enfrentamientos con la polic√≠a en el marco del reclamo de sus tierras ancestrales, est√°n siendo juzgados desde el 8 de noviembre en Ca√Īete.

Tras una huelga de hambre de 82 días, el gobierno impulsó un reforma de la ley antiterrorista heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90) que siguió vigente durante los gobiernos de la Concertación. El Congreso chileno aprobó la reforma a fines de septiembre, lo que permitió que los presos mapuches depusieran su protesta.

Entre las modificaciones destacan la prohibici√≥n de aplicar la ley a menores de 18 a√Īos y una reducci√≥n de las penas por el delito de incendio.

“La reforma de la ley no ha cambiado nada”, insisti√≥ Llanquileo. “El gobierno retir√≥ la querella por delitos antiterroristas pero sigue usando las herramientas de la ley, como los testigos protegidos”, denunci√≥.

“Antes de comenzar la huelga me pidieron que fuera su vocera (…) y era lo m√≠nimo que pod√≠a hacer”, asegur√≥ Natividad, que el 15 de noviembre inici√≥ su primera gira europea, que la llev√≥ a Par√≠s, Bruselas, Amsterdam, Berl√≠n y Ginebra.

Allí se reunió con parlamentarios, defensores y organismos de derechos humanos, comisiones de la ONU y grupos de apoyo al pueblo mapuche.

“Les vine a contar qu√© es lo que estaba pasando, c√≥mo fue la huelga, qu√© es lo que sigue ahora y cu√°l es la necesidad que tenemos ahora: necesitamos la presencia de observadores internacionales en estos juicios”, sostuvo antes de asegurar que el balance de su gira europea es “positivo”.

Confes√≥ que le sorprendi√≥ encontrar a gente “muy interesada, que ya sab√≠a de la situaci√≥n de los mapuche”, subray√≥, refiri√©ndose en particular a parlamentarios alemanes o franceses, que manifestaron su intenci√≥n de viajar a Chile para conocer una situaci√≥n que los mapuche denuncian de larga data.

“Todo parte con el tema de las tierras, la invasi√≥n de las empresas forestales, mineras y el gobierno”, explic√≥ Llanquileo, que denunci√≥ una “militarizaci√≥n” de la VIII y IX regiones de Chile.

“A ellos tambi√©n les interesa que haya gente presa para no oponerse a sus proyectos (…) Porque todo responde a intereses econ√≥micos”, afirma, antes de considerar que en Chile “el estado de derecho existe para la gente no mapuche”.

Reconoce que uno de los efectos positivos de la huelga de hambre fue “romper el cerco” de los medios de comunicaci√≥n y que en Chile “ya no se hable del indio, sino del mapuche”.

Tendencias Ahora