Fotografía: Brian.ch | (CC BY 2.0)

0 visitas |


  • El comprador del AK-47, Matías Ugalde Vásquez, el último formalizado en el polémico caso, aparece también en otra cincuentena de acciones judiciales de tipo penal desde el 2007, según la información que está en el portal del Poder Judicial.

    Está querellado y denunciado en la mayoría de los casos, mientras que, en reducida cantidad, es el denunciante.

    Las querellas en su contra se concentran en el delito de giro doloso de cheques, estafas y falsificaciones y también registra condenas.

    Su modo de operar es similar en diversos casos, Ugalde ha pagado algunas obligaciones con cheques de su empresa “Servicios Mecanizados” que, según las acciones judiciales en su contra, en los casos denunciados no presentan fondos cuando son cobrados, o bien cancela con documentos de otras personas, quienes han sufrido robos de chequeras con fecha anterior al uso que le da el imputado, por lo que también aparece denunciado por receptación.

    A lo que se suma que en su mayoría las contrapartes poseen importantes recursos monetarios.

    También, entre las singularidades registra una querella presentada -en Santiago- por el uso malicioso de un timbre de la Notaría Espinoza Bancalari de Concepción y una acción similar por un problema con un cheque, que fue ingresada por Francisco Frei Ruiz-Tagle, hermano del expresidente Eduardo Frei.

    A lo anterior, Ugalde suma un recurso de protección presentado en 2015 en contra de la Fundación Ciper, debido a un artículo, que según él, lo injuriaba al dar espacio a publicaciones de la web que lo acusaban de “estafador”.

    El imputado, junto a otras cinco personas, fue formalizado por la Fiscalía Oriente el 18 de febrero pasado en el caso del fusil AK-47 por delitos de la Ley de Armas.

    Vásquez Ugalde quedó en prisión preventiva, al igual que el vendedor del arma Joaquín Valdés Muñoz.

    Orden de detención en Talca

    La indagación se originó hace pocas semanas cuando la Brigada Investigadora del Crimen Organizado (Brico) de la PDI tomó conocimiento sobre la venta de un fusil AK-47 ruso, con un cargador de 36 balas, por un millón y medio de pesos.

    Esto, gracias a escuchas telefónicas -que reveló en exclusiva Radio Bío Bío- donde se pudo constatar la participación de dos involucrados.

    Matías Ugalde Vásquez fue formalizado el pasado 20 de febrero por el intento de compra de un fusil AK-47 ruso, se entregó al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago y quedó en prisión preventiva. Días antes, junto a este último, el vendedor del arma -”Joaquín”, también está tras las rejas.

    De acuerdo a sus redes sociales, todos con perfil de simpatizantes de derecha.

    Enterado o informado sobre la situación del imputado, el tribunal del ramo, pero de Talca (Región del Maule), envió un exhorto solicitando la detención de Vásquez Ugalde, atendido que desde diciembre de 2012 estaba condenado por falsificación y uso de documento privado mercantil y estafa, a uno y dos años y medio, respectivamente. Si bien la sanción debía cumplirla en libertad, esta última estaba supeditada a que pagara una multa de 603 mil pesos, lo que había incumplido desde esa fecha.

    Modo de operar

    Los hechos en los que se basó la sentencia -dictada por el magistrado Humberto Paiva-, comenzaron en julio de 2009, cuando Mónica Schaffner Bofill transitaba por las esquinas de Avenida la Florida y Departamental, oportunidad en que su cartera fue sustraída desde el vehículo en que se desplazaba.

    La mujer dio orden de no pago a cuatro cheques del Banco Santander, pero no fue suficiente. Ello porque entre octubre del mismo año y enero de 2010 fueron usados y firmados de puño y letra por Ugalde Vásquez, para pagar una deuda que mantenía con Nelson Candia por un total de 7 millones 6 mil pesos divididos en cuatro documentos.

    Pues bien, el juzgado talquino logró que el condenado pagara el 21 de febrero de 2020 más de 700 mil pesos para evitar otra detención que se suma al caso que estancia la Fiscalía Oriente por la compra del AK-47. Acto seguido, el juez Paiva revocó la detención, a través de un oficio dirigido al alcaide de la Cárcel de Alta Seguridad, donde cumple la medida de prisión preventiva.

    Cheque a hermano de Frei y el uso de timbre

    El hermano del exmandatario Eduardo Frei, Francisco Javier Frei Ruiz-Tagle, presentó una querella por giro doloso de cheques -a mediados de 2009- por un documento que Ugalde entregó por un valor de $3,5 millones, que al parecer, no tenía fondos.

    Con una orden de detención diligenciada por un tribunal en Santiago, en abril de 2010, un año después, Matías Ugalde pagó $4,2 millones y luego la causa fue sobreseída.

    En tanto, Juan Espinoza Bancalari es la víctima en una denuncia por el uso de timbres para falsificar documentos, que describía la indebida utilización de un sello de la notaría de Concepción, que lleva el mismo nombre.

    En este caso, finalmente, luego de la denuncia presentada en marzo de 2010 en la capital del país, se llegó a la suspensión condicional del procedimiento, con una salida alternativa de 20 horas de trabajo social que debió cumplir Matías Ugalde, además de un año de firma bimensual ante el Ministerio Público.

    Los otros casos

    Ugalde Vásquez enfrentó en 2008 otra investigación en calidad de imputado por la comisión de una estafa en contra de Juan Manuel Yáñez Guerrero, en la que también fue formalizado ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

    En esta oportunidad, para evitar una eventual condena pagó más de 4 millones de pesos a la víctima.

    Pero Vásquez Ugalde tiene también otra causa en su contra, esta vez por una querella interpuesta en 2008 por la Isapre Vida Tres en el Cuarto Juzgado de Garantía.

    La aseguradora de salud reclamó que en 2004 Vásquez Ugalde incluyó en el plan a a varios miembros de su familia.

    Desde esa fecha, señala la acción legal, solo canceló tres cuotas. De esta manera la deuda -a 2008- superaba los 36 millones de pesos. Lo anterior sin contar que más de 11 millones fueron pagados con 17 cheques “hurtados o robados”, algunos de ellos a tres empresas distintas.

    En enero de 2009 el tribunal ordenó la detención de Vásquez Ugalde, pero no fue sino hasta diciembre del mismo año que enfrentó la formalización por delitos de estafa, uso malicioso de documento privado mercantil y usura, tal como establecen las documentos judiciales a los que accedió este medio. Además nunca se presentó al Ministerio Público para realizar la pericia caligráfica para determinar si la firma de los cheques correspondían a su letra. A su cónyuge también se le imputó el ilícito de estafa.

    Pese a los intentos judiciales ni Vásquez ni su cónyuge pudieron ser detenidos por la autoridad policial, hasta que fueron sobreseídos en octubre de 2014, previo acuerdo económico con la isapre.

    Recurso contra Ciper

    Matías Ugalde presentó un recurso de protección en contra de la Fundación Ciper, Google y Flirck, entre otros, el 7 de diciembre de 2015, debido a un artículo publicado que denunciaba irregularidades en el MOP en 2015 y que nombraba al imputado por el caso AK-47.

    La queja de Ugalde se sustentó en que en dos sitios web, a los cuales se podía llegar vía Google, a él se le tachó de “falsificador, suplantador de identidad, además de estafador y del delito de giro doloso de cheques”, lo cual, según Ugalde, le afectó en el derecho constitucional a la vida privada.

    En el mismo escrito, a continuación señala que Ciper hizo alusión directa a esa información.

    La Corte de Apelaciones de Santiago declaró inadmisible el recurso y el abogado de Ugalde presentó una acción de reposición, que tampoco fue aceptada. Sin embargo, el empresario apeló a la Corte Suprema, la cual finalmente determinó rechazar el recurso.

    “El buscador de Google no crea contenido, ni publica información sino que únicamente ofrece un índice de la información creada o publicada por terceros”, fue la respuesta en el informe que presentó Google en abril de 2016 en la misma causa.

    También Ugalde Vásquez denunció el robo a su oficina en Lo Barnechea -septiembre de 2011-, en que una persona, que supuestamente acudió a cobrar un trabajo por 900 mil pesos, le extrajo un computador McBook, un reloj marca Cartier de casi 16 millones de pesos y USD 7.200 dólares.

    Aun se encuentra abierta y figura con diligencias hasta 2018.

    A lo anterior, en otra querella, Ugalde figura como comprador de joyas para un empresario ruso y, de acuerdo al mismo portal judicial, la última querella en su contra fue presentada, a fines de enero de 2020, por el dueño de una ferretería en San Bernardo, quien señaló que el comprador del AK-47 llegaba a su local en vehículos de lujo, Land Rover o Porsche.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)