Sociedad
S√°bado 15 junio de 2019 | Publicado a las 11:39
Desmond Doss: el héroe de guerra que salvó a cien personas de la muerte sin disparar una sola bala
visitas

La guerra generalmente deja historias llenas de dolor, sufrimiento y tristeza, sin embargo, √©ste es un relato que deja de manifiesto que los conflictos armados tambi√©n tienen lados humanos. Se trata de la historia de un soldado estadounidense llamado Desmond T. Doss, un hombre que sin percutar una sola bala en combate salv√≥ la vida de un centenar de compa√Īeros.

Seg√ļn un reportaje de The New York Times, Desmond naci√≥ un 7 de febrero de 1919 en la peque√Īa ciudad de Lynchburg (Virginia, Estados Unidos). Sus padres fueron Tom y Bertha Doss, quienes fueron claves en su formaci√≥n val√≥rica.

Resulta que Tom era pastor de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, lo que llevó a que su hijo creciera fuertemente influenciado por estas creencias.

Sin ir m√°s lejos, Desmond busc√≥ desde siempre aplicar los mandamientos en su vida cotidiana. √Čl mismo reconoci√≥ posteriormente que sent√≠a un fuerte compromiso por el que dice “no matar”.

Los a√Īos de la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945) concordaron con la juventud de Doss, quien en ese tiempo deseaba seguir un camino similar al de su familia, pero el destino quiso que estuviera presente en aquel conflicto.

Desmond Doss en el ejército | Wikimedia Commons
Desmond Doss en el ejército | Wikimedia Commons

Consumado el ataque japonés a Pearl Harbor en 1941, los Estados Unidos llamaron a los jóvenes a integrarse al ejército y servir a su país, Desmond no fue la excepción y fue reclutado por las fuerzas aliadas.

No obstante, este ingreso no estuvo exento de polémica. Si bien el joven inicialmente expresó su deseo de servir a su país, desde un inicio hizo hincapié en que no utilizaría ninguna arma en combate.

Su caso fue analizado algunos d√≠as por los encargados de reclutamiento, quienes finalmente lo integraron como un “objetor de conciencia” dentro de sus filas, algo que parec√≠a ins√≥lito para la √©poca.

En simples palabras, eso significaba que Doss pod√≠a desobedecer la orden de un superior jer√°rquico aludiendo a motivos religiosos o √©ticos. Por su parte, √©l mismo declar√≥ que se consideraba como un “cooperador de conciencia” y un “servidor de Dios y el pa√≠s”.

Seg√ļn un reportaje del medio ingl√©s The Telegraph, el joven fue incluido en el Cuerpo M√©dico de la 77th Divisi√≥n de Infanter√≠a, en el cual le respetaron sus creencias al pie de la letra, incluso dej√°ndolo hacer reposo los s√°bados (como dicta su religi√≥n).

De acuerdo al propio relato de Desmond, aquella determinaci√≥n gener√≥ que muchos de sus compa√Īeros lo criticaran e incluso se burlaran de √©l. Muchas personas, en ese entonces, consideraron que √©l no iba a ser un real aporte dentro del ej√©rcito.

Desmond Doss y su esposa | Wikimedia Commons
Desmond Doss y su esposa | Wikimedia Commons

De “resistido” a “leyenda”

El 1 de abril de 1945 Estados Unidos dio inicio al asalto anfibio de sus marines a la isla de Ryukyu en Japón. El inicio de la misión era sumamente complejo, ya que debían escalar un acantilado de 120 metros antes de llegar a posiciones enemigas.

Se estima que el grupo tardó un día en subir toda esa distancia, aunque luego vino lo peor, ya que los japoneses los estaban esperando con fuego armado de largo alcance, por lo que en esa isla se formó un nido de balas, similar al de Normandía.

Fue en ese momento que ese objetor de conciencia demostr√≥ su val√≠a, ya que en vez de refugiarse para evitar las balas enemigas se intern√≥ en el lugar y fue rescatando uno a uno a sus compa√Īeros que iban cayendo.

Para muchos esta fue considerada como una misión suicida, sin embargo, para Doss esa era la forma de servir a su país sin disparar ni una sola bala. Una forma de quedar con su conciencia tranquila.

De esa manera, él se convirtió en la persona encargada del rescate de soldados que habían sido heridos y tenían la posibilidad de sobrevivir. Inicialmente, Desmond optó por cargarlos sobre sus hombros e ir a dejarlos al borde del acantilado, para que pudieran bajarlos con cuerdas.

A medida que pasaron los días los marines fueron avanzando posiciones, por lo que el joven creyente debía también internarse en lo que era la isla, que estaba llena de minas y nidos de ametralladoras.

Desmond Doss y Harry Truman | Wikimedia Commons
Desmond Doss y Harry Truman | Wikimedia Commons

Se labor se extendió desde aquel 1 de abril hasta el 21 de mayo de 1945. Sólo lo detuvo el impacto de una granada que cayó cerca de su posición, la cual le hirió de gravedad y le fracturó un hueso de la pierna derecha.

No obstante, su acto m√°s heroico vino horas despu√©s, ya que el hombre se neg√≥ a utilizar una camilla que le hab√≠an ofrecido para evacuar, cedi√©ndola a uno de sus compa√Īeros que ten√≠a heridas m√°s profundas.

De acuerdo a una nota de Washington Post, en ese instante Desmond rompió en parte su juramento, ya que tomó un rifle de caza para entablillar su pierna y poder caminar hasta el campamento que tenían instalado cerca del área donde fue herido.

De acuerdo al relato de sus compa√Īeros en ese entonces, el joven cristiano se hab√≠a convertido en un verdadero emblema de valent√≠a y coraje para los dem√°s. Incluso las personas que se burlaron de √©l, en un inicio, le manifestaron su respeto.

De acuerdo a los relatos de la √©poca, en ese tiempo Doss dorm√≠a cuatro horas diarias y no tomaba descanso, ya que el cuerpo m√©dico constantemente necesitaba ayuda para evitar m√°s bajas durante la campa√Īa.

Desembarco en Okinawa | Wikimedia Commons
Desembarco en Okinawa | Wikimedia Commons

Si bien el joven reconoció que había salvado a 50 personas durante su estadía en Japón, su grupo dentro del ejército estimó que había socorrido al menos a 100 hombres, tanto dentro como fuera del campo de batalla.

El citado medio agrega que Doss volvió enfermo de tuberculosis a Estados Unidos en septiembre. Si bien tuvo un tratamiento con antibióticos, los médicos debieron extirparle un pulmón para garantizar su sobrevivencia.

En octubre de 1945 el presidente norteamericano de ese entonces, Harry S. Truman, lo condecoró con la Medalla de Honor, como forma de agradecimiento por lo hecho en la isla de Ryukyu meses antes.

Uno de los solados que estuvo en Jap√≥n en ese entonces, Fred Headrick, declar√≥ a√Īos atr√°s a NBC News que Doss fue uno de los pocos que recibi√≥ aquel premio por una labor noble.

“La mayor√≠a de todos ellos (receptores de la Medalla de Honor) recibieron su medalla por matar a alguien. Mi amigo recibi√≥ la suya por haber salvado vidas”, declar√≥.

Vida después de la guerra

Desmond Doss regresó a Estados Unidos para llevar una vida tranquila, como lo fue en su infancia. Fue así como finalmente se radicó en la ciudad de Piedmont (Alabama, Estados Unidos).

En su vida siguió ligado fuertemente a la Iglesia Adventista, siendo colaborador en actividades benéficas y relatando su historia de vida a personas desamparadas.

Desmond Doss interpretado en "Hasta el √ļltimo Hombre
Desmond Doss interpretado en “Hasta el √ļltimo Hombre

En noviembre de 1970 un hecho lamentable marcó su vida, ya que tuvo una sobredosis accidental de antibióticos, que lo dejó sordo a perpetuidad.

Desmond tuvo dos matrimonios. El primero con Dorothy Schutte (1942), quien a la postre moriría y lo dejaría viudo. Luego se casó con Frances Duman en 1993, con quien vivió hasta su deceso en 2006.

Si bien el hombre siempre quiso tener una vida alejada del foco de atenci√≥n, su historia inspir√≥ la creaci√≥n de libros y documentales en Estados Unidos. Muchos de ellos centr√°ndose en su calidad de “objetor de conciencia”.

Así, su biografía fue lanzada en 1967 y se denominó como El héroe más improbable. También se exhibió un documental con sus vivencias, el cual se llamó El objetor de conciencia, siendo lanzado en 2004.

Aquellas creaciones sirvieron de base para la creaci√≥n de la pel√≠cula Hacksaw Ridge (Hasta el √ļltimo hombre en espa√Īol) en 2016. Aquella producci√≥n fue dirigida por Mel Gibson y tuvo a Andrew Garfield en el rol de Desmond Doss.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora