Sociedad
La incre√≠ble desventaja de ser el “empleado perfecto” en el trabajo, seg√ļn estudio
Publicado por: Francisca C√°ceres
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ser un buen trabajador nos hace sentirnos capaces, eficientes y muy inteligentes, sin embargo, hay algo que nos puede jugar en contra cuando nos empe√Īamos en darlo todo en nuestro empleo.

El hecho de querer sentirnos competentes, auto exigirnos (y que nos exijan) y querer que todo resulte a la perfección, se suma a la obligación de autocontrolarnos y saber separar lo que sucede al interior del trabajo de lo que sucede fuera de este mundo (en la casa por ejemplo). Y es esto lo que pretende explicar un estudio realizado en la Escuela de Negocios Fuqua, de Duke, EEUU.

Los autores de la investigaci√≥n explican con Jeanette, un personaje imaginario a modo de ejemplo, lo que sucede cuando la mujer (o cualquier otra persona) se preocupa extremadamente de su trabajo y de las m√ļltiples otras actividades que hace a diario.

“Tiene una disciplina de hierro, sigue una dieta equilibrada, madruga para hacer deporte y no se olvida de sus seres queridos en d√≠as se√Īalados. Adem√°s, cumple con sus responsabilidades familiares” explican. Sin embargo, sus compa√Īeros suelen equivocarse con ellos teniendo grandes expectativas sobre sus capacidades, y por ende, le solicitan o le asignan m√°s carga de trabajo aun cuando est√°n en la misma posici√≥n.

Jonathan Brodsky | Flickr
Jonathan Brodsky | Flickr

“La gente con esta personalidad, dedican m√°s tiempo y esfuerzo a las tareas encomendadas y a seguir buenos est√°ndares de conducta saludable. Sus compa√Īeros suelen pensar que les cuesta menos realizar el trabajo, por lo que ellos acaban teniendo la sensaci√≥n de que su sacrificio pasa desapercibido. Al final del d√≠a, se sienten cansados e insatisfechos por las demandas de los dem√°s” explica Margarita Mayo, profesora IE Business School al sitio espa√Īol El Pa√≠s.

Las personas perfeccionistas y controladoras están más propensas a tener problemas psicológicos, e incluso, problemas de carácter físico.

“Las personas que son enormemente r√≠gidas tienen necesidad de controlarlo todo, son demasiado perfeccionistas, tienen un nivel de autoexigencia autodestructiva o se obsesionan f√°cilmente, pueden estar en riesgo de sufrir posibles patolog√≠as asociadas a la ansiedad, estr√©s o incluso Trastorno Ananc√°stico de la Personalidad” explica la psic√≥loga Mercedes Bermejo Boixare al medio espa√Īol.

¬ŅUna de las soluciones para evitar las consecuencias de auto exigirnos? Seg√ļn la psic√≥loga, lo recomendable es “autorregular las habilidades profesionales y desarrollar otras competencias emocionales, como motivaci√≥n, autoconciencia, empat√≠a y relaciones sociales”

Tendencias Ahora