Señor director:

Respecto de la agenda de carbono neutralidad para el 2050, implementada por el gobierno, hemos visto grandes avances durante estos 2 primeros años. Ya son varias empresas generadoras que de manera voluntaria han iniciado el proceso de cierre anticipado de centrales de carbón, incluso en plazos más bajos que los presupuestados originalmente, acelerando el alcance de las metas originalmente propuestas.

Se trata de un proceso razonado, que debe ser implementado de manera gradual, para asegurar a la población la seguridad del suministro eléctrico, sin afectar los precios de la electricidad, pero que sin embargo, se ha visto tensionado por el proyecto de ley que busca forzar una descarbonización acelerada al 2030.

Tal proyecto, no considera, entre varios factores, que aún hay obras de transmisión pendientes de ejecución, sin las cuales la seguridad y el precio del suministro eléctrico se pueden ver afectados con graves consecuencias para la ciudadanía. A lo anterior se suma el debate que hemos visto en estos días respecto de los cambios a la normativa sobre el gas inflexible, combustible limpio que permite la operación de centrales a gas, y cuyo resultado final puede tener consecuencias especialmente complejas si se acotan más aun los plazos para el cierre de las plantas de carbón.

La transformación de nuestra matriz energética a un carbono neutral, debe ser encausada dentro de parámetros técnicos y económicos que permitan que éste sea un proceso sustentable y sostenible en el largo plazo. Para lo anterior es importante abordar otros puntos que pueden presentar oportunidades adicionales en este proceso, tales como la electromovilidad, donde aún estamos al debe con el ingreso de vehículos eléctricos desde China, el mayor fabricante mundial; profundizar el reemplazo de combustibles fósiles para calefacción; fortalecer nuestras redes de transmisión; y buscar usos alternativos para las centrales a carbón en desuso, como sería usar su infraestructura para desalación.

Luciano Cruz Morandé
Socio Arteaga Gorziglia