Internacional
Miércoles 11 septiembre de 2019 | Publicado a las 22:31
Trabajador argentino tenía agendado como "HDP" a su jefe: termina despedido
visitas

Poeta Lugones es un barrio en la provincia argentina, Córdoba, que a simple vista pasa desapercibido. Eso, hasta hace algunos días, cuando uno de sus habitantes generó noticia nacional y hasta internacional ante un grave error cometido.

Sucede que el panadero Gustavo Monjes se encontraba entre sus compa√Īeros grabando con su celular un mensaje de voz, listo para ser enviado por Whatsapp a su jefe.

La idea era plantearle un cambio de horario laboral y as√≠ lo hizo. Seg√ļn √©l, apret√≥ la tecla enviar pero no se percat√≥ que el mensaje no fue enviado y que la grabaci√≥n segu√≠a en curso.

Gustavo retom√≥ la conversaci√≥n con sus compa√Īeros de trabajo, arremetiendo contra su empleador y sin saber que todo estaba quedando registrado.

Medios locales como Cadena3 han publicado el desafortunado error para un hombre que, por una mala maniobra, generó noticia y algo más.

“Le estaba por mandar un audio pidi√©ndole que mi compa√Īero viniera un poco m√°s temprano. El mensaje no se mand√≥ porque no apret√© bien el bot√≥n y sigui√≥ grabando. Ah√≠ les comento a mis compa√Īeros en el trabajo: ‘Miren c√≥mo lo tengo agendado a este hdp’. En ese momento, me entra una llamada y veo que segu√≠a grabando el audio y se manda completo. Con el mensaje que era para √©l y con la conversaci√≥n con mis compa√Īeros”.

El medio de comunicaci√≥n cordob√©s contact√≥ a Monjes, luego que se difundiera la informaci√≥n por la localidad donde ocurrieron los hechos y por las medidas adoptadas por el jefe del panadero: despido inmediato por haberlo agendado como “Hdp”.

Cadena 3 / Argentina
Cadena 3 / Argentina

Buscando ser reinstalado por la vía legal

Pese a haber sido sorprendido con las manos en la masa, o en el botón incorrecto de su celular, Gustavo está haciendo todo lo posible por enmendar su error y quitarle un poco de levadura al asunto.

No ha dudado, sin embargo, en comentar al medio antes citado, que su situaci√≥n laboral no era la mejor: “Las cosas no ven√≠an bien entre nosotros y por eso lo hab√≠a guardado as√≠. Lo hice porque estaba enojado con √©l porque no me facilitaba un dinero que yo quer√≠a y ven√≠a tensa la cosa porque hab√≠amos discutido y estaba enojado”. A√ļn as√≠, quiere recuperar su empleo.

La decisión se basa en que es padre soltero, con tres hijos a su cargo.

“Esper√© tres d√≠as para ver si reaccionaba. √Čl sabe de mi situaci√≥n. Despu√©s de ese tiempo mand√© un abogado e hice una carta documento para encontrar una soluci√≥n”, sostuvo al peri√≥dico.

Para el cesante, (pese a su falta hacia un superior) todo se trata de un despido “sin justa causa” y que “estaba trabajando en negro”.

De esto √ļltimo, es que Gustavo Monjes ha visto la oportunidad, ya que “trabajar en negro” en Argentina, significa haber laborado en la ilegalidad, sin la protecci√≥n de la correspondiente Seguridad Social, ni seguro de riesgos del trabajo.

Todo parece indicar que, de no haber reinstalo, el ex trabajador se ir√° por la v√≠a judicial para lograr una indemnizaci√≥n mientras encuentra otro “laburo”.

Eso si, muy seguramente con el cuidado de agendar correctamente a su nuevo jefe, o verificar que sus mensajes de voz sean correctamente enviados.

Tendencias Ahora