Tecnología
Sábado 29 junio de 2019 | Publicado a las 07:47 · Actualizado a las 10:30
MMS o clorito de sodio: el veneno disfrazado de cura milagrosa para el c√°ncer o el autismo
visitas

A mediados de 2017, el clorito de sodio, tambi√©n conocido bajo el nombre de Miracle Mineral Solution (MMS) se convirti√≥ en el centro de una controversia medi√°tica, luego de que el Dr. Ricardo Soto la promocionara en televisi√≥n abierta en el programa ‚ÄúBienvenidos‚ÄĚ de Canal 13 como un remedio natural. √Čsta fue r√°pidamente identificada como un peligro para la salud por la Seremi de Salud Metropolitana, y llev√≥ a la denuncia del programa por promover este ‚Äúsuplemento‚ÄĚ al p√ļblico chileno, llevando a su salida de la televisi√≥n de manera indefinida.

Sin embargo, a dos a√Īos de la controversia, el MMS todav√≠a es f√°cil de obtener en Chile, e incluso se organizan seminarios a trav√©s de los cuales se comparten formas de utilizar esta substancia. ¬ŅC√≥mo contin√ļan atrayendo a gente, y qu√© se puede hacer para evitar el mal uso de este producto industrial?

MMS: quién lo vende en Chile y porqué es un veneno

Primero es necesario entender de donde proviene el MMS. Su creador, Jim Humble, asegura que descubrió las propiedades curativas de este compuesto en 1996 durante una expedición a Sudamérica, utilizándolo para eliminar la malaria en personas que habían contraído la enfermedad durante el viaje.

Humble actualmente lidera su propia iglesia, llamada Genesis II, a través de la cual promueve el uso de esta substancia. Visitó Chile durante 2013 para realizar un seminario sobre el producto. Su sitio web afirma que el MMS no sólo puede curar la malaria, sino también condiciones como el autismo y enfermedades como el cáncer, diabetes o la hepatitis A, B y C, entre otras.

La idea es que el clorito de sodio que compone el MMS, luego de ser activado al combinarse con un √°cido, genera un gas llamado di√≥xido de cloro que supuestamente act√ļa dentro del cuerpo, atacando a mol√©culas y par√°sitos que causan enfermedades. Esto es explicado en un video subido al canal Mindalia Televisi√≥n en Youtube (actualmente desactivado por YouTube) por Andreas Kalcker, uno de los promotores m√°s famosos de esta substancia a nivel mundial.

Existen tambi√©n variaciones, como el m√©todo ‚Äúsin activar‚ÄĚ de Gregorio J. Placeres, quien lo explica en una entrevista con la emisora televisiva Canal 9 en Ecuador. Su idea implica la ingesta previa de miel y canela para generar la producci√≥n de √°cido en el est√≥mago, ingiriendo luego el clorito de sodio en una soluci√≥n de agua, para que el qu√≠mico reaccione dentro del cuerpo, liberando di√≥xido de cloro internamente y no sea necesario ‚Äėactivarlo‚Äô. En ambos casos, la hip√≥tesis indica que √©ste s√≥lo actuar√≠a en contra de c√©lulas que causan enfermedades.

Sin embargo esta hip√≥tesis es falsa. El clorito de sodio ha sido identificado m√ļltiples veces por profesionales qu√≠micos como un agente t√≥xico debido a sus propiedades. Este reacciona contra todas las c√©lulas del cuerpo al entrar en contacto con ellas, sin discriminar entre una saludable y una relacionada a un pat√≥geno.

Esto es explicado por el doctor Eduardo Pino, presidente del Colegio Chileno de Qu√≠micos, quien afirm√≥ en un comunicado oficial de la Universidad de Santiago de Chile que ‚ÄúEl clorito de sodio, tal como lo indica su hoja de seguridad, es un irritante extremadamente fuerte de la piel y las mucosas‚ÄĚ.

‚ÄúAl ser inhalado puede ser fatal, causando quemaduras muy graves por todas las rutas de ingreso al organismo‚ÄĚ, continua.

Uno de los casos más extremos relacionados a los efectos negativos del MMS es el de Sylvia Nash, una mujer que murió horas después de ingerir la substancia promocionada por Jim Humble y sus seguidores, durante un viaje en bote en 2009.

Seg√ļn la informaci√≥n consignada por el medio estadounidense ABC News, Nash decidi√≥ tomar el MMS para prevenir la malaria durante su trayecto, pero a s√≥lo 15 minutos despu√©s de ingerirlo, comenz√≥ a sufrir v√≥mitos, diarrea, n√°useas y eventualmente la p√©rdida del conocimiento.

A pesar de los intentos de su pareja por salvarla, la mujer murió en altamar antes de que se pudiera hacer algo. La autopsia realizada por expertos reveló una alta concentración de clorito de sodio en su cuerpo, pero no logró determinar conclusivamente la causa de su muerte. Sin embargo, su esposo culpó directamente al MMS por su fallecimiento.

Otros casos como los reportados por Emma Dalmayne, activista enfocada en los derechos de personas con autismo en el Reino Unido, muestran c√≥mo ni√Īos que han ingerido el MMS, sea de manera oral o a trav√©s de la utilizaci√≥n de enemas, sufren de los mismos s√≠ntomas.

Entre algunas de las situaciones reportadas por ella al medio brit√°nico The Guardian se encontraban varios ni√Īos que comenzaban a sentir dolor en todo su cuerpo, ve√≠an como su orina se tornaba un color rosado o sangraban al ir al ba√Īo, o en el caso m√°s extremo, sufr√≠an convulsiones luego de tomar la supuesta cura.

Dalmayne tomó imágenes publicadas en los grupos de Facebook de padres mostrando estos efectos, las cuales expuso en un video en YouTube. Estos grupos rápidamente fueron cerrados luego de esta publicación.

A pesar de la atención negativa que ha recibido alrededor del mundo, este producto todavía se promociona en línea en Chile, principalmente a través de grupos en redes sociales y sitios webs de sus seguidores, utilizando plataformas como Facebook Marketplace o Mercado Libre para venderlas.

Entre estos grupos se promocionan charlas como la de Gregorio J. Placeres, hombre que asegura haber ‚Äėcurado‚Äô el autismo en m√°s de 100 ni√Īos. Placeres fue recibido en Chile por la organizaci√≥n Pro Natural, quienes han compartido m√ļltiples fotograf√≠as de sus miembros con √©l en su grupo de Facebook

El grupo Pro Natural está vinculado directamente con la venta de estos productos y con el creador de la substancia y la iglesia Genesis II. En una publicación de Mercado Libre (retirada tras la publicación de esta nota), se puede apreciar como no sólo las botellas de MMS llevan el logo de la organización, sino también el nombre de Eyre Pacheco, reverenda de la iglesia de Génesis II, con un certificado firmado por Humble por completar su seminario.

MercadoLibre
MercadoLibre

BioBioChile se puso en contacto con representantes de Jim Humble para preguntar sobre estos certificados y la venta del producto utilizando su nombre, sin embargo, al momento de publicar este artículo, no se había recibido una respuesta.

Mercado Libre
Mercado Libre

Por su parte, Mercado Libre afirm√≥ luego de ser contactados por BioBioChile, que se proceder√° a dar de baja las publicaciones relacionadas al MMS en la plataforma, ya que no es un producto autorizado por el Instituto de Salud P√ļblica, por constituir un riesgo para la salud. Pese a ello, incluso ahora es posible encontrar productos relacionados con una simple b√ļsqueda.

Farmacia Pharol
Farmacia Pharol

Gregorio Placeres, por su parte, ha participado en diversos seminarios promoviendo al MMS en otros pa√≠ses, como Espa√Īa, donde la junta fue cancelada por sus organizadores debido a la presi√≥n del Comit√© para la promoci√≥n y apoyo de las ni√Īas y mujeres autistas (CEPAMA), el cual vela por los derechos de personas con la condici√≥n de autismo.

A pesar de que las autoridades de m√ļltiples pa√≠ses han denunciado el uso del clorito de sodio como una cura, incluyendo la Food Standards Agency del gobierno del Reino Unido, la Agencia Espa√Īola de Medicamentos y Productos Sanitarios, y Health Canada, Placeres todav√≠a goza de cientos de seguidores en redes sociales y ha logrado evitar problemas legales hasta la fecha.

¬ŅC√≥mo atraen a la gente y por qu√© se enfocan en el autismo?

Facebook y YouTube son las dos plataformas preferidas para expandir el alcance del MMS, sin embargo existen también personas que utilizan estas redes sociales para advertir sobre los peligros de esta substancia.

Myles Power es un químico industrial en el Reino Unido, quien utiliza parte de su tiempo libre para investigar y exponer a movimientos de salud con aspectos peligrosos, incluyendo el movimiento antivacunas o los grupos que niegan la existencia del SIDA.

En 2016, Power public√≥ un video explicando los problemas con la utilizaci√≥n de este qu√≠mico y su gas derivado, di√≥xido de cloro, luego de investigar en profundidad los grupos relacionados en su pa√≠s. Esta ser√≠a la primera de una serie de publicaciones creadas por √©l explorando el alcance de esta ‚Äúcura milagrosa‚ÄĚ, incluyendo su denuncia de un ensayo cl√≠nico falso en √Āfrica realizado por promotores del MMS.

En entrevista con BioBioChile, Power afirma que una de las formas a trav√©s de las cuales estos grupos atraen a la gente es promoviendo el MMS como una cura ‚Äúnatural‚ÄĚ, convenci√©ndolos de que los efectos negativos que sufren los ni√Īos o adultos que ingieren el producto son de hecho algo positivo.

‚ÄúUno pensar√≠a que esto ser√≠a una se√Īal de alerta, una bandera roja, pero la gente que promueve estos productos les dicen ‚Äėno, no se preocupen por eso. De hecho es algo bueno. Esos son los par√°sitos saliendo de sus hijos y ahora se mejorar√°n‚Äô. Es un mantra que se repite a menudo, que el dolor es sanamiento‚ÄĚ, afirma.

‚ÄúCuando uno visita estos grupos, algunas veces ve a la gente morir‚ÄĚ, afirma Power. ‚ÄúSe ve gente diciendo ‚Äėdej√© de tomar mis medicamentos pero no me siento bien‚Äô, y los mismos integrantes les dir√°n ‚Äės√≥lo sigue comiendo frutas, estar√°s bien‚Äô, y ver√°n de vuelta ‚Äėno, me siento peor todav√≠a‚Äô. Y esto sigue y sigue hasta que eventualmente te das cuenta que la persona dej√≥ de publicar en el grupo, y es muy probable que sea porque ha muerto‚ÄĚ, contin√ļa.

Estas agrupaciones son extremadamente similares entre s√≠ y es porque utilizan el mismo modus operandi. ‚ÄúSon salidos del mismo molde, especialmente los m√°s extremos. Primero tienes un l√≠der, como Jim Humble para el MMS o Danny Glass para la terapia de trementina. Son personas que no tienen mucha experiencia m√©dica, pero que seg√ļn ellos les ‚Äėpreocupa ayudar a la gente‚Äô, y eso atrae a muchas personas‚ÄĚ.

‚ÄúEllos dicen que uno no deber√≠a escuchar a los m√©dicos. Seg√ļn ellos, ‚Äėte dan medicamentos para sacarte dinero‚Äô, y s√≥lo este l√≠der y sus seguidores est√°n ah√≠ para ayudar a la gente. Son exactamente la misma idea. Si vas a cualquiera de ellos, puedes predecir todo su gui√≥n sin mucho esfuerzo‚ÄĚ, explica Power al referirse al m√©todo de estos vendedores.

El problema es que en muchos casos, estos grupos dirigen su atenci√≥n hacia gente que sufre de enfermedades graves sin una cura definida en la medicina tradicional, o condiciones que son malinterpretadas como una enfermedad con tal de ‚Äėentregar una soluci√≥n‚Äô, como el autismo.

Seg√ļn la neuropsic√≥loga Nury Montserrat Palou, quien se ha especializado en los trastornos del espectro autista (TEA), existe una raz√≥n espec√≠fica que es clave para entender por qu√© se debe hacer esta diferenciaci√≥n.

‚ÄúEl nombre de condici√≥n proviene del hecho de que √©sta es una caracter√≠stica del sujeto, y que por lo tanto no tiene cura. Una enfermedad tiene una causa puntual, y por tanto, una forma de combatirla‚ÄĚ, contin√ļa, aclarando que esto diferencia al autismo tambi√©n de enfermedades que no tienen una cura pero s√≠ tratamientos, como el VIH o ciertos tipos de c√°ncer.

Sin embargo, los padres de ni√Īos con la condici√≥n se pueden ver abrumados por esta realidad, lo cual los deja vulnerables. ‚ÄúEn este estado de desesperaci√≥n los pap√°s buscan cualquier tipo de soluci√≥n a algo que quieren ver como una ‚Äėenfermedad‚Äô, y van a hacer la prueba sin entender que esto (el MMS), seg√ļn investigaciones, puede llegar a matar a las personas‚ÄĚ, afirma la Neuropsic√≥loga.

Los grupos que promueven el MMS intentan demostrar la efectividad de su tratamiento a trav√©s de testimonios de padres que afirman que sus hijos ten√≠an autismo, y que presentaron mejoras luego de utilizar MMS. Uno de los grupos vinculados a Gregorio Placeres es SCSINFO-AUTISM, p√°gina la cual utiliza para compartir “testimonios” de gente “curada”. Este es vital para su marketing en redes sociales, llegando incluso a utilizar ropa con su logo y esl√≥gan en entrevistas, como la que dio a Canal 13.

Casos como estos son cuestionables seg√ļn Palou. ‚ÄúLos he analizado con mi equipo, y no vemos indicadores m√°s all√° de un s√≠ndrome de hiperactividad‚ÄĚ, afirma al hablar de videos que ha visto en redes sociales.

Al consultarle si es posible que estos testimonios sean una t√°ctica de estos grupos, diagnostic√°ndole autismo a una persona que no lo tiene para poder venderle el producto y utilizar su testimonio como ‚Äėprueba‚Äô de que el mismo funciona, Palou responde ‚ÄúPor supuesto. [‚Ķ] En el fondo, todo esto es mentira‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo evitar la compra y venta de este producto?

Es importante entender que las personas que utilizan esta ‚Äėcura milagrosa‚Äô no son ignorantes, o padres que no quieren cuidar a sus hijos. Son individuos que, como explica Palou, est√°n en una posici√≥n vulnerable, debido a una situaci√≥n que es dif√≠cil de aceptar.

Debido a esto, no se debe atacar o insultar a estas personas a través de redes sociales, como muchos hicieron en la página web del Hotel Neruda Express al confirmar que serían sede del evento de Gregorio J. Placeres, o en su fanpage personal.

‚ÄúNo me puedo imaginar c√≥mo se debe sentir que te digan que tienes una enfermedad o condici√≥n seria, o que no te queda mucho por vivir. S√≥lo puedo imaginarme ese tipo de desesperaci√≥n. Puedo entender que alguien en ese problema caiga en algo as√≠‚ÄĚ, afirma Myles Power al considerar las razones por las cuales estos movimientos todav√≠a atraen gente.

La facilidad de propagar informaci√≥n falsa a trav√©s de internet hace dif√≠cil evitar que estas personas no se vean expuestas a las promesas de estas ‚Äėcuras milagrosas‚Äô, sobre todo a trav√©s de sitios como YouTube. La red social tiene un sistema automatizado para suprimir videos que promueven estas curas y teor√≠as conspirativas, como consigna el diario estadounidense Washington Post, pero no es perfecto.

‚ÄúYo sufro bastante debido al algoritmo de YouTube, porque mis videos tienen los mismos tags que los de estas conspiraciones, y estos generalmente son suprimidos. Tambi√©n est√° el argumento de que esto es quitarle libertad de expresi√≥n a la gente‚ÄĚ, explica Power al hablar de las dificultades que tiene para hacer llegar su contenido a la gente que puede estar en riesgo de caer en estas ‚Äėcuras‚Äô.

‚ÄúIncluso, muchas veces estos grupos interpretan para su favor que los traten de silenciar, porque lo consideran prueba de que est√°n en lo correcto‚ÄĚ, advierte sobre la pr√°ctica de remover completamente los videos de estos grupos.

Gracias a la presi√≥n p√ļblica, YouTube ha comenzado a experimentar con formas m√°s directas de contrarrestar este contenido. La m√°s prometedora hasta el momento ha sido la implementaci√≥n de peque√Īos paneles con informaci√≥n que desmienten a estas curas y teor√≠as conspiratorias, la cual comenz√≥ a aplicarse en marzo de este a√Īo, como consign√≥ el medio digital Engadget.

La mejor opci√≥n, seg√ļn Power, para quienes se ven en una situaci√≥n como esta, es consultar con profesionales. ‚ÄúLo mejor que puedo recomendar es que hablen con su doctor. Ellos entienden de estos temas, es su trabajo, y podr√°n responder todas sus preguntas. No busquen a tipos en un chat, porque no sabr√°n de lo que est√°n hablando. Quiz√°s estos tipos los intenten convencer de que est√°n preocupados de su salud, pero no es as√≠. S√≥lo les importa lo que tienen en su bolsillo”, enfatiza.

Reportar estos grupos y productos también es una buena forma de evitar su promulgación, ya que generalmente están prohibidos por las redes sociales. Facebook, por ejemplo, no permite la promoción de productos de salud o suplementos inseguros, y YouTube toma acción rápida cuando videos de este tipo son denunciados por sus usuarios, como indica Power al hablar de su experiencia.

Esto también ha includo al sitio de financiamiento GoFundMe, que le prohibió el uso de la plataforma a otras teorías de conspiración, como los grupos antivacunas, como consigna el diario británico The Independent.

Finalmente, se debe intentar informar y advertir de manera m√°s proactiva a la gente sobre los peligros de estas substancias. Organizaciones gubernamentales como el Instituto de Salud P√ļblica (ISP) y el Ministerio de Salud ya comenzaron este proceso a trav√©s de comunicados oficiales, ruedas de prensa y la utilizaci√≥n de recursos de protecci√≥n para contrarrestar la influencia de estos seminarios.

En conjunto a esto, la presi√≥n de agrupaciones como Autismo Chile ha ayudado a poner el tema en la discusi√≥n p√ļblica, exponiendo el peligro que estos grupos presentan a personas con la condici√≥n en nuestro pa√≠s. Su comunicado oficial advirtiendo contra el seminario de Gregorio J. Placeres fue reproducido m√°s de 10 mil veces, llegando a una gran cantidad de personas.

La charla de Placeres fue cancelada por sus organizadores, de la misma forma que ocurri√≥ en Espa√Īa, debido a la presi√≥n de las autoridades y el activismo de la gente. Sin embargo, esta es s√≥lo una victoria temporal, ya que existen muchas otras ‚Äėcuras milagrosas‚Äô en internet.

Mantener esta presi√≥n social es crucial para evitar la expansi√≥n del MMS y otros suplementos de este tipo en el pa√≠s, ya que hasta el momento es la √ļnica opci√≥n que ha probado tener un efecto positivo consistente.

Es necesario tener paciencia y compasi√≥n con quienes buscan estas supuestas soluciones, e intentar informar tanto al p√ļblico general como a las autoridades pertinentes para que tomen las acciones necesarias. Estas personas no son ignorantes: son v√≠ctimas que necesitan ayuda.

Tendencias Ahora