Internacional
Policía macedonia lanza gases lacrimógenos contra migrantes en frontera con Grecia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La policía de Macedonia lanzó gases lacrimógenos contra unos 300 refugiados iraquíes y sirios que forzaron una parte de la valla instalada en la frontera con Grecia, a la altura del puesto aduanero de Idomeni.

Los migrantes, entre ellos mujeres y ni√Īos, desbordaron el cord√≥n de la polic√≠a griega, penetraron en la v√≠a f√©rrea y rompieron parte de la valla alambrada entre Macedonia y Grecia gritando “¬°Abran las fronteras!”.

Algunos de los migrantes lanzaron piedras contra la barrera, y la policía macedonia respondió disparando gases lacrimógenos para impedir la entrada de los migrantes, constató un periodista de la AFP en el lugar.

Los migrantes tuvieron que recular, y los ni√Īos, aquejados de problemas respiratorios por los gases lacrim√≥genos, tuvieron que ser atendidos.

Seg√ļn la ONG M√©dicos del Mundo, “al menos 30 personas pidieron ser atendidas, entre ellas muchos ni√Īos”.

La situación es muy tensa en el puesto fronterizo griego de Idomeni, donde más de 7.000 migrantes y refugiados estaban bloqueados este lunes a raíz de las restricciones impuestas por Macedonia y otros países de la ruta de los Balcanes, que están filtrando fuertemente el tránsito de migrantes por sus territorios.

Louisa Goulimaki | AFP

Louisa Goulimaki | AFP

El domingo, Macedonia no dej√≥ entrar casi a ning√ļn migrante, pero este lunes al amanecer permiti√≥ el paso a 300 iraqu√≠es y sirios.

“M√°s de 7.000 refugiados se encuentran en Idomeni, entre ellos un 40% de mujeres y ni√Īos”, indic√≥ a la AFP Viki Markolefa, responsable de M√©dicos del Mundo. Seg√ļn explic√≥, el n√ļmero de migrantes es cuatro veces superior a la capacidad de los dos campamentos instalados en Idomeni, por lo que muchos est√°n durmiendo al raso.

Un sirio de Alepo, Abdaljalil, de 22 a√Īos, dijo estar desesperado.

“Nadie nos explica por qu√© no podemos cruzar. La cosa es muy dif√≠cil aqu√≠, no hay sitio ni comida (…) y tampoco puedo volver a Alepo”, cuenta.

Tendencias Ahora