Internacional
¬ŅLibre comercio entre la UE y Mercosur?
Publicado por: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Desde 1997 no recib√≠a Argentina a un presidente franc√©s. Durante su visita al pa√≠s los d√≠as 24 y 25 de febrero de 2016, Fran√ßois Hollande asegur√≥ querer acompa√Īar el “nuevo cap√≠tulo” que impulsa Mauricio Macri de una “Argentina m√°s abierta, m√°s cre√≠ble”, respald√≥ su candidatura para ingresar en la Organizaci√≥n de Cooperaci√≥n y Desarrollo Econ√≥mico (OCDE) y su intenci√≥n de resolver el tema de la deuda en cesaci√≥n de pago para que Argentina pueda regresar al sistema financiero internacional.

Adem√°s, Hollande revel√≥ que Francia impulsar√° la presentaci√≥n de una oferta europea para lograr destrabar el acuerdo de libre comercio que la Uni√≥n Europea negocia desde hace a√Īos con los pa√≠ses del Mercosur. Se trata de un anuncio importante, teniendo en cuenta que, hasta ahora, la hiperproteccionista pol√≠tica francesa hacia su agricultura hab√≠a obstaculizado ese acuerdo.

‚ÄúFrancia, junto con los pa√≠ses del este europeo, es uno de los pa√≠ses m√°s r√≠gidos en sus posturas para facilitar el intercambio de productos agr√≠colas y el desmantelamiento del entramado de subsidios a la exportaci√≥n y a la producci√≥n del sector‚ÄĚ, explica a Deutsche Welle el economista y consultor internacional Ricardo Rozemberg, miembro del Centro de iDeAS, de la Universidad Nacional de San Mart√≠n (Argentina).

Stephane de Sakutin | AFP

Stephane de Sakutin | AFP

‚ÄúEsta posici√≥n choca con el inter√©s de los pa√≠ses del Mercosur, productores eficientes de alimentos‚ÄĚ, prosigue Rozemberg.

El desequilibrio entre las expectativas de ambas partes ha te√Īido las negociaciones desde principios de los 90: los pa√≠ses del Mercosur esperaban m√°s apertura en lo concerniente al comercio de bienes de √°mbito agropecuario, mientras que Europa se enfocaba m√°s a la liberalizaci√≥n del comercio de servicios y al tratamiento de inversiones.

El nuevo papel internacional de Argentina

Desde la asunci√≥n de Mauricio Macri como presidente argentino el pasado 10 de diciembre, ha recibido al presidente b√ļlgaro, Rosen Plevneliev, al primer ministro italiano, Matteo Renzi, y este jueves (25.02.2016) despidi√≥ al presidente franc√©s, Fran√ßois Hollande.

El 23 y 24 de marzo ser√° Barack Obama quien visite a Macri. Estos encuentros responden a la estrategia del mandatario argentino de ‚Äúllevar a cabo una pol√≠tica de ajuste en el plano interno y compensar eso con un aumento de la inversi√≥n extranjera‚ÄĚ, dice a Deutsche Welle Gaspard Estrada, analista pol√≠tico y responsable de comunicaci√≥n de l’OPALC (Observatoire Politique de l’Am√©rique Latine et des Cara√Įbes), con sede en Par√≠s.

Durante la visita de Hollande, ‚Äúpareci√≥ haber un impulso pol√≠tico para dar una nueva dimensi√≥n a la relaci√≥n bilateral‚ÄĚ, contin√ļa Estrada.

Stephane de Sakutin | AFP

Stephane de Sakutin | AFP

‚ÄúTanto Francia como Argentina quieren mostrar que hay una convergencia de posiciones entre ambos pa√≠ses‚ÄĚ. Y eso tambi√©n se traduce en el nuevo papel que juega Argentina bajo la presidencia de Macri dentro del Mercosur y su capacidad para impulsar en el seno de la organizaci√≥n el acuerdo comercial con la Uni√≥n Europea.

Para Estrada, una de las claves del nuevo rol argentino es el tiempo. ‚Äú¬ŅPodr√° Macri mantener en el futuro el capital pol√≠tico que le otorga su reciente elecci√≥n y cambiar la correlaci√≥n de fuerzas que existe en Mercosur?‚ÄĚ, se pregunta.

‚ÄúYo creo que todos los pa√≠ses de la regi√≥n se encuentran en un momento de crisis econ√≥mica y eso los obliga a pensar en nuevas soluciones para retomar la senda del crecimiento econ√≥mico‚ÄĚ, explica.

‚ÄúPero hay que tener claro que un acuerdo as√≠ implica necesariamente vencedores y perdedores‚ÄĚ, sentencia Estrada, ‚Äúy no todos los pa√≠ses pueden incluir ahora en su agenda pol√≠tica un tema tan sensible‚ÄĚ.

¬ŅEst√° Francia dispuesta a ceder?

El economista Ricardo Rozemberg tampoco se muestra optimista al respecto: ‚ÄúLas dificultades y tensiones que existen detr√°s de este acuerdo requieren de una fuerte decisi√≥n pol√≠tica para poder ser superadas y lograr el √©xito deseado. La coyuntura econ√≥mica internacional, y los desarrollos en Europa y Am√©rica Latina, no lucen propicias para este tipo de iniciativas de libre comercio. Habr√° que ver si la visi√≥n estrat√©gica y de largo plazo puede esta vez superar la visi√≥n defensiva y de corto aliento que muchas veces prima en las negociaciones internacionales. El tiempo dir√°‚ÄĚ, dice Rozemberg.

¬ŅY Francia? ¬ŅEst√° en condiciones de hacer concesiones en un √°mbito sensible como el de la agricultura, que afecta directamente a intereses de grupos de la sociedad bien organizados en Francia? De nuevo, el tiempo parece ser la clave: ‚ÄúEn este momento, se est√° abriendo la competencia electoral en Francia“, dice Gaspard Estrada.

‚ÄúLlegar a un acuerdo ambicioso a poco m√°s de un a√Īo de las elecciones presidenciales en Francia me parece que va a ser cada vez m√°s dif√≠cil para Hollande, que tiene una baja popularidad y un apoyo d√©bil de su partido en el Congreso, como para poder llevar a cabo esta agenda y asumir el costo pol√≠tico‚ÄĚ, concluye.

Tendencias Ahora