Sociedad
¬ŅSufres de d√©ficit atencional? Sencillo test puede ayudarte a descubrirlo
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El d√©ficit atencional es un trastorno conductual que se asocia principalmente a los ni√Īos, pero lo cierto, es que muchas veces tambi√©n se vive en la etapa adulta.

‚ÄúLa caracter√≠stica esencial de este s√≠ndrome es un patr√≥n persistente de desatenci√≥n y/o hiperactividad-impulsividad. Esto es una condici√≥n que se manifiesta a lo largo de la vida, afectando a ni√Īos, adolescentes y adultos de todas las edades. Adem√°s, existe un fuerte componente gen√©tico en la predisposici√≥n a desarrollarlo. En definitiva, el d√©ficit atencional es un trastorno que se tiene desde ni√Īo y que puede pasar inadvertido por muchos a√Īos‚ÄĚ, afirma el neur√≥logo de Cl√≠nica Las Condes, Patricio Ruedi.

Seg√ļn explic√≥ a BioBioChile la psic√≥loga y acad√©mica de la Universidad San Sebasti√°n, Ximena Rojas, no es que este trastorno se desencadene en los adultos, sino que hay personas que siempre han tenido este desorden. “30 √≥ 40 a√Īos atr√°s no se conoc√≠a masivamente el d√©ficit atencional, no se hablaba de ello, los ni√Īos lo ten√≠an, pero no sab√≠an o no se daban cuenta”, asegur√≥ la profesional.

Ximena afirmó que el déficit atencional en adultos suele tener un gran impacto en la vida profesional e incluso algunos pierden sus trabajos a raíz de esto.

Lee tambi√©n: 6 se√Īales de que fuiste criado por un padre o madre narcisista

Aunque muchos se las arreglan para encontrar trabajos compatibles con su trastorno o pueden desempe√Īarse bien debido a sus capacidades, otros tienen problemas en sus empleos por distraerse con facilidad, perder la concentraci√≥n y tener que estar siempre con ayudas de memoria.

Ruedi indica que “no es raro ver profesionales exitosos de entre 30 y 40 a√Īos que se sienten muy cansados, que tienen problemas para dormir, que son dispersos y que, definitivamente, no rinden como lo hac√≠an antes”.

“Cuando esto sucede, comienza el problema: sienten que el resto rinde m√°s que ellos, que los otros son mejores y m√°s capaces y vienen las dificultades con la autoestima. Lo m√°s probable es que ellos hayan vivido toda su vida sin un diagn√≥stico de d√©ficit atencional y, por lo tanto, nunca hayan sido tratados‚ÄĚ, complementa.

Nic McPhee (CC) Flickr

Nic McPhee (CC) Flickr

Se√Īales de que padeces d√©ficit atencional

“Son personas muy dispersas, porque pierden el foco y andan dispersos en sus pensamientos, pueden estar hablando de algo, pero est√°n pensando otra cosa, en un rato van cambiando de tema”, dice la psic√≥loga de la USS.

En definitiva, seg√ļn se√Īala la Cl√≠nica Las Condes, son personas a las que les cuesta concentrarte en una sola actividad, que mantienen una especie de ‚Äúinquietud interna‚ÄĚ, son muy desorganizados, tienen dificultad para establecer prioridades y manejar el tiempo, problemas para terminar los trabajos en las fechas adecuadas, y constantemente cometen errores por descuido.

De hecho, como estas personas “funcionan a trav√©s de la motivaci√≥n”, si les satisface lo que hacen, lo har√°n bien, pero cuando las cosas se vuelven rutinarias, comienzan a perder el inter√©s, su rendimiento baja y aparece el estr√©s. Dolores de cabeza, insomnio, malestares abdominales, sensaci√≥n de insatisfacci√≥n, cansancio y mal humor, tambi√©n pueden ser comunes en estos casos.

El neur√≥logo Ruedi, dice que muchos individuos con este trastorno tambi√©n pueden ser impulsivos o hiperactivos, condiciones asociadas al d√©ficit atencional. “Por ejemplo, las personas que siempre andan apuradas, que no toleran los tacos ni las colas, o no saben esperar; los que se desesperan con la gente lenta para caminar o son impulsivos en la toma de decisiones. Al ser hiperactivos piensan mucho, son muy creativos. El problema es que tienen muchas ideas pero la mayor√≠a del tiempo quedan en nada, ya que concretan poco‚ÄĚ, indic√≥.

La psic√≥loga Ximena Rojas, comenta que los adultos que sospechan tener d√©ficit atencional, son esos “que en su mayor√≠a han tenido historias de fracasos o dificultades escolares”.

“Todo debe ir sumado: fracasos escolares, dispersi√≥n del pensamiento, p√©rdida de foco f√°cil y, seg√ļn el car√°cter de la persona, se acompa√Īa con irritabilidad, porque para un adulto tiene otra complicaci√≥n, que es lo laboral”, enfatiz√≥ la experta.

Derrick Collins (CC) Flickr

Derrick Collins (CC) Flickr

Cómo contrarrestar el déficit atencional

“El contrarrestarlo depende mucho de las otras competencias o habilidades que tenga el adulto. Si es emocionalmente inteligente, si tiene habilidades sociales, si posee caracter√≠sticas de l√≠der, si tiene potencialidades de otro estilo que no sean las que valoran en los colegios o en los estilos de ense√Īanza universitario es posible que lo contrarreste”, asegur√≥ Rojas.

Pero no hay que pensar que todo es malo. “Las personas con estas caracter√≠sticas tienen capacidades sobresalientes. Por ejemplo, tienen una enorme facultad para percibir todo tipo de informaci√≥n; tienen todas las antenas puestas. Son personas muy sensibles, muy intuitivas y muy buenos l√≠deres. Por lo general, son exitosos si est√°n haciendo cosas o trabajos que los estimulan“, indican desde Cl√≠nica Las Condes.

Adem√°s, son buenos para conceptualizar, es decir, con poca informaci√≥n pueden comprender bien un tema y suelen desempe√Īarse bien como vendedores, psic√≥logos, doctores, publicistas y arquitectos, porque entienden a los dem√°s, son emp√°ticos y perceptivos.

¬ŅQuieres saber si sufres de d√©ficit atencional?

A continuación te dejamos con un test rápido publicado por Cleveland Clinic de Estados Unidos, que podría ser una ayuda para descubrir si es tu caso.

Responde S√ć o NO a cada frase.

1. Sueles tener dificultades manteniendo la atención en el trabajo.
2. Frecuentemente no prestas la suficiente atención a los detalles o cometes errores por descuido en el trabajo, la universidad u otras tareas.
3. A menudo tienes problemas organizando tareas o actividades.
4. Te distraes con facilidad con estímulos externos.
5. Frecuentemente no terminas las cosas cuando se te dan instrucciones o no completas el trabajo o tarea escolar, tareas de casa u otras actividades, incluso cuando entiendes lo que se espera de él o ella.
6. Sueles volverte olvidadizo cuando haces tareas rutinarias.
7. Regularmente pospones o evitas las tareas que requieren una atención continua.
8. A menudo pierdes los materiales que se necesitan para completar las tareas y actividades.
9. Pareces no escuchar incluso cuando te hablan directamente.

Las personas con 6 o más de estos síntomas pueden tener déficit atencional. Como este test no es determinante, lo mejor es pedir ayuda profesional.

Rojas aclara mejor el panorama se√Īalando que “el adulto debe acudir (a un profesional) cuando es disruptivo en la vida en general y se empieza a da√Īar la salud. Empiezan a perder los trabajos, o a causa de la p√©rdida de trabajo tienen problemas familiares o con su pareja. Deben ir a un neur√≥logo o psiquiatra. En casos de que la autoestima, autoeficacia o sensaci√≥n de seguridad se vea afectada es recomendable ir a un psic√≥logo”.

¬ŅQu√© pasa si me diagnostican d√©ficit atencional?

Si un especialista -o equipo multidisciplinario- te diagnostica el trastorno no te desesperes, porque hay tratamientos que te ayudar√°n a sobrellevar mejor las cosas.

‚ÄúLa primera etapa del tratamiento es reconocer los s√≠ntomas y entender por qu√© ocurren. De esa manera, los pacientes y sus familias podr√°n hacer cambios en las rutinas diarias para funcionar mejor. Tambi√©n es importante disminuir la carga de trabajo y el no realizar demasiadas cosas sin priorizar ni asumir que el tiempo es limitado. Organizar, planificar y evitar el exceso de est√≠mulos ayuda a mantenerse concentrado y a terminar las cosas que se empiezan. Adem√°s, es fundamental evitar las rutinas largas que aburran y hacer del estudio y/o el trabajo algo motivante y desafiante en el d√≠a a d√≠a‚ÄĚ, dice Ruedi.

En el caso de los f√°rmacos, √©stos s√≥lo se deben prescribir cuando el rendimiento y la calidad de vida de la persona est√° muy afectada. ‚ÄúEs clave que los medicamentos sean recetados por un especialista ya que muchos pueden ser contraproducentes con patolog√≠as preexistentes en los pacientes. Por otra parte, jam√°s se debe tomar lo que le aconseja un amigo o lo que se le indic√≥ al hijo por la misma condici√≥n. Los tratamientos son individuales y espec√≠ficos‚ÄĚ, comenta el neur√≥logo.

Aunque este trastorno no tiene cura definitiva, en general los tratamientos ayudan bastante a que se vuelva algo muy llevadero y compatible con la vida laboral y personal.

Tendencias Ahora