Vida
Actividad física durante el embarazo: 7 cosas que se deben evitar
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Especialista de la U. del Pacífico indica que es clave distinguir entre las mujeres que eran sedentarias y las que eran físicamente activas antes del embarazo, y entrega algunos parámetros para que el ejercicio no se convierta en un riesgo.

En general durante el embarazo se recomienda a las mujeres mantener la actividad f√≠sica, por todos los beneficios que conlleva: ‚ÄúAyuda a controlar el aumento de peso y a prevenir o controlar la diabetes gestacional; disminuye la frecuencia de los dolores de espalda asociados al embarazo, porque ayuda a mantener una mejor postura corporal; facilita la recuperaci√≥n postparto al partir de una mejor condici√≥n f√≠sica; mejora la digesti√≥n y reduce el estre√Īimiento al estimular el tr√°nsito intestinal; genera reservas de energ√≠a para llevar a cabo los requisitos de la vida diaria; produce aumentos significativos en el autoconcepto y la autoestima; y permite la adquisici√≥n de h√°bitos saludables para la vida diaria en un momento en que la mujer est√° predispuesta a un cambio radical en su vida‚ÄĚ, se√Īala la kinesi√≥loga y Jefa de carrera T√©cnico Deportivo de la Universidad del Pac√≠fico, Andrea Lobos.

Sin embargo, es de suma importancia diferenciar entre las mujeres que eran sedentarias y aquellas que eran físicamente activas antes del embarazo.

‚ÄúLas que ya practicaban ejercicios, pueden seguir haci√©ndolo debido a que diferentes estudios demuestran que ellas mismas disminuyen de forma instintiva el tiempo y la intensidad del ejercicio a medida que avanza el embarazo. Sin embargo, las que mujeres que eran sedentarias deben tener una autorizaci√≥n del m√©dico y el ejercicio debe ser de poca intensidad, de preferencia sin cargar el peso del cuerpo, considerando la nataci√≥n y actividades de bajo impacto‚ÄĚ, sugiere.

Como en el embarazo las constantes fisiol√≥gicas de la madre se ven alteradas solo por el hecho de la gestaci√≥n (volumen sangu√≠neo, frecuencia cardiaca de reposo, volumen sist√≥lico, capacidad inspiratoria, etc), tambi√©n se debe tener en cuenta la intensidad del ejercicio. ‚ÄúPara determinar la intensidad del ejercicio se recomienda no sobrepasar los 140 latidos por minuto en general, aunque depender√° de cada caso, considerando si es o no mujer deportista, por ejemplo‚ÄĚ, comenta Lobos.

Sin embargo, la especialista dice que en la actualidad se recomienda sustituir la frecuencia card√≠aca por la escala de esfuerzo percibido o Escala de Borg, como criterio para la medici√≥n de la intensidad. ‚ÄúEllo porque la frecuencia cardiaca en reposo de mujeres en gestaci√≥n tiene un incremento de 15 a 20 latidos por minuto, lo que inutiliza las f√≥rmulas estandarizadas de frecuencia card√≠aca de entrenamiento‚ÄĚ, indica.

En ese sentido, la Escala de Borg considera rangos del 1 al 20, donde 3 es excesivamente liviano, 5 livianísimo, 7 muy liviano, 9 liviano, 11 ni liviano ni pesado, 13 pesado, 15 muy pesado, 17 pesadísimo y sobre 19 excesivamente pesado.

Adem√°s, sumado a la pr√°ctica de actividad f√≠sica, sugiere trabajar la musculatura del piso p√©lvico. ‚ÄúSe recomiendan los ejercicios de Kegel, basados en la contracci√≥n voluntaria y repetida de los m√ļsculos del suelo p√©lvico. Para ello, se le pide a la embarazada que efect√ļe una sesi√≥n de 10 contracciones musculares y que cada una de ellas las sostenga durante 3 a 5 segundos y luego repose durante 10 segundos. Cada serie debe repetirse 5 a 6 veces al d√≠a, distribuidas en forma equitativa‚ÄĚ, explica.

En el caso de las primigestas tard√≠as o mujeres que presentan su primer embarazo a los 35 a√Īos o m√°s, Andrea Lobos plantea que ‚Äúse les recomienda la pr√°ctica de actividad f√≠sica siempre y cuando el m√©dico lo autorice y, adem√°s, que √©l indique los par√°metros adecuados que no generen riesgos para la madre ni el feto‚ÄĚ.

Lo que las embarazadas deben evitar

La jefa de carrera T√©cnico Deportivo de la U. del Pac√≠fico, Andrea Lobos, si bien plantea que el ejercicio en las embarazadas tiene m√ļltiples beneficios, entrega algunas recomendaciones respecto a las cosas que las futuras mam√°s deben evitar al realizar actividad f√≠sica:

1. Evitar el ejercicio en posición boca arriba después del primer trimestre.

2. No estar mucho tiempo de pie sin moverse.

3. Controlar los cambios bruscos de posici√≥n, especialmente despu√©s de un ejercicio en dec√ļbito supino (boca arriba).

4. Evitar la práctica deportiva en apnea, aprendiendo a respirar correctamente durante la ejecución del ejercicio.

5. Evitar cualquier ejercicio que produzca dolor.

6. Prevenir llegar a la fatiga.

7. Rehuir deportes de contacto o con alto riesgo de caídas que pueden afectar al feto y a la madre.

Tendencias Ahora