Nacional
Región de Coquimbo: Experto sugiere plan de manejo costero integrado para recuperar playas y dunas
Publicado por: Diario El Día
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A m√°s de un mes del temporal que afect√≥ a gran parte del pa√≠s, las playas de La Serena todav√≠a reflejan el da√Īo provocado por los fuertes vientos y marejadas.

La recuperaci√≥n de los socavones tardar√≠a cerca de 5 a√Īos, en opini√≥n del capit√°n de puerto de Coquimbo, teniente primero Ra√ļl Ceballos, diagn√≥stico que adem√°s determin√≥ la restricci√≥n en el uso de la franja destinada a ba√Īistas.

Sin embargo, el turismo no es el √ļnico sector que ha resultado afectado por el fen√≥meno clim√°tico. Las playas y dunas constituyen importantes ecosistemas de la franja costera, como lugar de contacto de la tierra con sus descargas de agua dulce, el mar y la atm√≥sfera, ‚Äúy cada uno de estos grandes sistemas tiene su propia din√°mica y funcionamiento‚ÄĚ, explica Manuel Berr√≠os, acad√©mico de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Cat√≥lica del Norte.

Frente al deterioro experimentado por nuestras playas, el docente se√Īala que “la experiencia mundial indica que la recuperaci√≥n de los sistemas dunarios y playas de arenas intervenidos por la acci√≥n humana se realiza en base al conocimiento de recurso, el cual se obtiene mediante el desarrollo de diferentes estudios multidisciplinario integradores tendientes a establecer una pol√≠tica o plan de desarrollo que de sustentabilidad y manejo al recurso‚ÄĚ.

Y si bien reconoce que actualmente existen diversas t√©cnicas que permiten la conservaci√≥n y recuperaci√≥n de las dunas y playas de arenas, ‚Äúdichas t√©cnicas requieren del conocimiento particular de cada ecosistema‚ÄĚ.

Beneficios ambientales

Ahondando en el tema, Berríos comenta que estos ecosistemas -que incluyen manglares, marismas y humedales de agua dulce, playas y dunas, el mar, las lagunas costeras y los bosques- proporcionan importantes beneficios ambientales a las comunidades que habitan en el borde costero.

En el caso de las dunas o m√©danos, precisa que uno de esos beneficios consiste en ser una protecci√≥n natural para la zona costera, ‚Äúya que reciben el embate del oleaje y tormentas. Debido al propio movimiento de los sedimentos, pueden soportar la fuerza de estos fen√≥menos y recuperarse cuando llega la calma‚ÄĚ.

Además, filtran el agua hacia el subsuelo, alimentando el manto freático y ayudando también a mantener una buena calidad de la misma. Estas acumulaciones de sedimento, en apariencia inertes, otorgan un sustrato para el hábitat de distintas especies vegetales y animales.

Y no debemos olvidar, agrega el experto de la UCN, la gran belleza de las dunas o m√©danos, ‚Äúque les otorga un importante valor recreativo, pues en ellos se desarrollan actividades de ecoturismo y de deportes sobre arena‚ÄĚ.

Construcciones no amigables y legislación

Junto a los fen√≥menos clim√°ticos, las playas deben soportar los efectos de construcciones no amigables sobre los sistemas dunario y playas de arena, que -seg√ļn advierte Manuel Berr√≠os- ‚Äúinterrumpen el flujo normal de los sedimentos que se redistribuyen en el perfil de la duna y playa durante las diferentes estaciones de un a√Īo‚ÄĚ.

Acerca de la existencia de una legislaci√≥n que proteja estos ecosistemas, el experto indica que en estos momentos existe una normativa que establece la pol√≠tica nacional de uso del borde costero del litoral de la Rep√ļblica y crea la Comisi√≥n Nacional de Uso del Borde Costero del Litoral y las Comisiones Regional, Decreto 475 de fecha 11 de enero de 1995.

En la regi√≥n de Coquimbo, desde 2005 se cuenta con el documento Zonificaci√≥n de los Usos del Borde Costero, dentro del cual se establece como √Ārea de Restricci√≥n Ecol√≥gica Borde Costero ‚Äúaquella franja de territorio costero en la cual se restringen los usos a fin de proteger el recursos costeros. Esta zona est√° constituida por islas, humedales costeros, ecosistemas dunarios y playas de mar‚ÄĚ.

Más atrás en el tiempo, en 1974 se estableció labonificación para la forestación o estabilización de dunas en suelos de aptitud preferentemente forestal, disposición que dejó de tener vigencia en enero de 2013.

En conclusi√≥n, dice Manuel Berr√≠os, ‚Äúactualmente no existe en el marco legal una regulaci√≥n espec√≠fica sobre playas y dunas costeras. Probablemente y a trav√©s dela Comisi√≥n Regional del Uso del Borde Costero (CRUBC), se debiese establecer una reglamentaci√≥n especial referente a un Plan de Manejo Costero Integrado cuyo objetivo central ser√≠a establecer las normativas sobre el manejo sustentable de las playas y m√©danos o dunas de la regi√≥n de Coquimbo‚ÄĚ.

Tendencias Ahora