Notas
Guardiola-Mourinho, ¬Ņtambi√©n con puntos en com√ļn?
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ‘Cl√°sico’ del s√°bado en el Camp Nou pondr√° una vez m√°s frente a frente a Josep Guardiola (Barcelona) y Jos√© Mourinho (Real Madrid), dos entrenadores aparentemente muy diferentes, pero que en algunas fases de la temporada han tenido reacciones sorprendentemente similares.

A primera vista, el educad√≠simo ‘Pep’ y el provocador ‘Mou’ no tienen mucho en com√ļn, pero en las √ļltimas semanas, coincidiendo con los momentos decisivos de la batalla liguera, hay gestos de uno que recuerdan al otro y viceverse.

En los √ļltimos partidos la televisi√≥n ha ‘cazado’ a Guardiola discutiendo con el √°rbitro con el dedo levantado, en actitud recriminatoria, cuando una de sus se√Īas de identidad es el respeto total hacia la actitud de los colegiados.

Fue Mourinho, a principios de marzo, quien llamó la atención sobre la proximidad de los dos caracteres.

“Hay gente, mucho m√°s inteligente que yo, que consiguen vender una imagen completamente diferente de la m√≠a, pero en el fondo es igual que yo”, hab√≠a subrayado el t√©cnico portugu√©s, sin citar en ning√ļn momento a Guardiola.

El técnico catalán no tardó en responder, dándose por aludido.

“Nos parecemos en que queremos ganar, pero no tengo la sensaci√≥n de que nos parezcamos, si es as√≠ alguna cosa habr√© hecho mal”, se√Īal√≥ Guardiola en una rueda de prensa.

“Nunca he deseado ponerme a su altura. Hay im√°genes que valen por todo y millones de ruedas de prensa. Los dos queremos ganar pero los caminos son muy distintos”, asever√≥.

En un a√Īo en el que el Barcelona est√° teniendo m√°s problemas que en anteriores temporadas, los nervios han traicionado a Guardiola en las formas y no ha podido mantener siempre su imagen de ‘gentleman’ del f√ļtbol.

Tras la tarjeta roja que vio Gerard Piqu√© ante el Sporting de Gij√≥n a principios de marzo y la decisi√≥n del Comit√© de Competici√≥n de abrir un proceso disciplinario contra el jugador, por haber dicho que era una expulsi√≥n “premeditada”, el Bar√ßa y su t√©cnico respaldaron al defensor.

Después de la ida de los cuartos de final ante el Milan (0-0), donde no se pitaron dos penales a favor del Barcelona que parecían claros, Guardiola no quiso contradecir a sus jugadores, que se quejaron insistentemente de la actuación arbitral.

En lo que todavía no se parecen Mourinho y Guardiola es en la política de comunicación, ya que el primero intenta controlar en todo momento qué dicen sus jugadores y el segundo aboga por la libertad de expresión, sin marcar pautas corporativas.

Mourinho lleva unas semanas especialmente silencioso, esquivando a la prensa, especialmente desde la ‘huelga de declaraciones’ que rigi√≥ durante unos d√≠as tras el empate 1-1 en marzo en Villarreal. Con ello, el portugu√©s evita tener problemas por su car√°cter en la sala de prensa.

Pero m√°s all√° de cuestiones de car√°cter, se mantienen las diferencias en la concepci√≥n del f√ļtbol.

El portugués del Real Madrid prioriza la eficacia y evitar riesgos, mientras que Guardiola es siempre fiel a su filosofía ofensiva y de toque, incluso en las derrotas, como la registrada el miércoles por 1-0 en el terreno del Chelsea.

La batalla Barcelona-Real Madrid y Guardiola-Mourinho vive el s√°bado uno de sus episodios m√°s importantes, ya que un triunfo blanco en el Camp Nou permitir√≠a al equipo de la capital destacarse siete puntos como l√≠der, lo que dejar√≠a el t√≠tulo espa√Īol ya muy cerca.

Tendencias Ahora