Notas
Los Estados mantienen poder económico, pese a presión de mercados
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La crisis de la deuda en la zona euro ilustra una dependencia creciente de los Estados respecto a los mercados financieros, pero la pol√≠tica a√ļn tiene mucho que decir y hacer, seg√ļn analistas e inversores.

Las garantías formuladas esta semana por Alemania y Francia de que Grecia se mantendrá en la zona euro, y la intervención conjunta de cinco grandes bancos centrales para favorecer la financiación en dólares animaron las plazas bursátiles, y permitieron aliviar por un momento la presión sufrida por los Estados en una semana muy agitada.

Pero, ¬Ņc√≥mo interpretar los movimientos err√°ticos y brutales de los mercados financieros? Algunos quieren ver en ellos la mano de especuladores sometidos a potencias ocultas, empe√Īadas en destruir el euro. Pero en este pulso entre el mundo pol√≠tico y el financiero, economistas e inversores ofrecen otras explicaciones.

Estratega en Natixis, Ren√© Defossez ve el repunte de las bolsas estos √ļltimos d√≠as como una reacci√≥n positiva de los mercados a los buenos anuncios procedentes de Estados e instituciones. Lo que, seg√ļn √©l, demuestra es que √©stos no carecen de poder.

El primer anuncio vino el miércoles de la Comisión Europea, que confirmó que está estudiando la creación de eurobonos, un mecanismo que permitiría mutualizar el riesgo de las deudas de los Estados de la zona euro, y que muchos inversores están pidiendo.

El segundo vino el mismo d√≠a de la canciller alemana Angela Merkel y del presidente franc√©s Nicolas Sarkozy, “convencidos de que el futuro de Grecia est√° en la zona euro”.

Pero lo más decisivo fue la decisión el jueves del Banco Central Europeo (BCE) y sus homólogos estadounidense, inglés, suizo y japonés de favorecer la financiación de los bancos en dólares, con tres operaciones a tres meses.

Como suele ocurrir desde el inicio de la crisis, los institutos emisores son los √ļnicos que aportan respuestas concretas e inmediatas a las tensiones en los mercados, ajust√°ndose a su tempo, al contrario que los gobiernos de la zona euro, que a veces tardan meses en tomar decisiones y aplicarlas.

“Lo que pide el mercado es estar seguro de que se est√° haciendo una zona monetaria estable”, observ√≥ Ren√© Defossez.

Seg√ļn √©l, el mercado “funciona como un juez-√°rbitro”, que “tiende a deshacerse de deudas desvalorizadas”, pero que “se precipitar√° sobre la deuda europea si se le dan argumentos para comprarla”, como ser√≠a el caso con los eurobonos.

Ren√© Defossez “no cree en la teor√≠a del complot”. “Los fondos especulativos ingleses no tienen la intenci√≥n de matar a Europa, cuya deuda han comprado durante mucho tiempo”. “Nadie est√° interesado en una implosi√≥n de la zona”, asegura.

Para Marc Touati, de Assya Compagnie financi√®re, si los Estados han perdido terreno en su pulso con los mercados, es porque han dejado aumentar sus d√©ficit p√ļblicos, recurriendo a inversores a los que ahora les deben mucho dinero.

“Hacer de los mercados el chivo expiatorio es un poco f√°cil”, considera. “Esta crisis resulta de una d√©cada de errores pol√≠ticos y monetarios de los dirigentes europeos, que no han conseguido hacer de la zona euro una tierra de crecimiento fuerte, ni reducir la deuda y los d√©ficit, ni armonizar la fiscalidad o el mercado laboral”, apunta.

Nicol√°s V√©ron, economista del centro de reflexi√≥n europeo Bruegel, destaca que “no es exacto decir que los mercados s√≥lo piensan a corto plazo; tienen una capacidad de anticipaci√≥n de cinco, diez o quince a√Īos, muy superior a la de los pol√≠ticos, que s√≥lo ven hasta la pr√≥xima elecci√≥n”.

Tendencias Ahora