Notas
Casa Blanca defiende su “complicada” cooperaci√≥n con Pakist√°n
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una ola de cr√≠ticas cae sobre Pakist√°n, que van desde acusaciones de doble juego en la lucha antiterrorista a ingratitud pese a los miles de millones de ayuda estadounidense, pero el gobierno de Barack Obama aboga por seguir con esta “complicada” cooperaci√≥n con los paquistan√≠es.

La muerte de Osama bin Laden, quien se mantuvo refugiado durante seis a√Īos en una ciudad a apenas 100 kil√≥metros al norte de la capital paquistan√≠, fue la gota que derram√≥ el vaso de una serie de incidentes desatados desde principios de a√Īo que dejaron en un estado lastimoso la relaci√≥n entre ambos pa√≠ses.

Las punzantes críticas sobre la acción de Pakistán, aliado de Washington desde hace varias décadas, se transformaron ahora en una abierta requisitoria de numerosos analistas y observadores.

“La sospecha mutua y la falta de cooperaci√≥n se cristalizaron” despu√©s de la muerte del jefe de Al Qaida, resume la presidenta de la comisi√≥n de informaci√≥n del Senado, Dianne Feinstein.

Varios parlamentarios quieren cortar toda asistencia a Pakist√°n, que recibi√≥ 21.000 millones de d√≥lares de ayuda estadounidense desde 2001, 14.000 millones de los cu√°les estaban destinados a seguridad, seg√ļn un informe del servicio de investigaci√≥n del Congreso (CRS).

Se acusa a Islamabad además de proteger ciertas redes extremistas que alimentan la insurrección en Afganistán.

Humillados por el operativo inconsulto del comando especial estadounidense en su propio territorio, el ej√©rcito paquistan√≠ orden√≥ “una disminuci√≥n muy importante” de los efectivos de instrucci√≥n militar norteamericanos presentes en Pakist√°n, reconoci√≥ el militar estadounidense de m√°s alto rango, el almirante Mike Mullen.

El servicio secreto de Pakist√°n (ISI) detuvo por su parte a cinco informantes paquistan√≠es que hab√≠an ayudado a la CIA antes del operativo contra Bin Laden, seg√ļn The New York Times.

Pero el Ejecutivo quiere mantener la cabeza fr√≠a. “La larga historia de la relaci√≥n estadounidense paquistan√≠ tuvo sus altos y bajos”, relativiz√≥ el jueves el secretario de Defensa, Robert Gates, durante una conferencia de prensa.

“Es una relaci√≥n en la cual debemos trabajar ambas partes. Y es complicado”, reconoci√≥.

Ambos pa√≠ses necesitan uno del otro, seg√ļn sus estimaciones. No solamente por la situaci√≥n en Afganist√°n, donde Pakist√°n despliega a 140.000 hombres a lo largo de la frontera, sino porque Pakist√°n, que es adem√°s potencia nuclear, es un actor importante para la estabilidad regional.

“La clave es conservar las l√≠neas de comunicaciones abiertas entre nuestros gobiernos y continuar comunic√°ndonos unos con otros tan abiertamente y honestamente como sea posible”, asegur√≥ Gates.

El jueves frente al Senado el secretario de Defensa se hab√≠a mostrado muy c√≠nico.”Despu√©s de 27 a√Īos en la CIA y cuatro a√Īos y medio en este puesto, dir√≠a que la inmensa mayor√≠a de los gobiernos se mienten unos a otros. Y as√≠ es como esto marcha”, a√Īadi√≥ sin citar espec√≠ficamente a Pakist√°n.

El almirante Mullen por su parte, que reivindic√≥ su proximidad con el general paquistan√≠ Ashfaq Kayani, jefe del Ej√©rcito y hombre fuerte de Islamabad, fue m√°s tranquilizador en sus declaraciones. Asegur√≥ que despu√©s del episodio de Bin Laden, el ej√©rcito paquistan√≠ hace su “introspecci√≥n” y que ser√° necesario “dejar un poco de tiempo y un poco de espacio” pero “habr√° ocasiones para que las relaciones mejoren”.

El mismo discurso proven√≠a del departamento de Estado, donde se habla de una relaci√≥n “fuerte” entre los dos pa√≠ses a pesar de las “dificultades”.

En la Casa Blanca tambi√©n, la relaci√≥n bilateral es percibida como “complicada” pero “extremadamente importante”. Para el portavoz Jay Carney, la colaboraci√≥n de Pakist√°n es “vital y esencial en nuestra guerra contra los terroristas y el terrorismo”.

Tendencias Ahora