Notas
Equipos de rescate seguían sin poder entrar en la mina neozelandesa
Publicado por: Camila Navarrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los equipos de rescate fueron autorizados a entrar “inmediatamente” en la mina de carb√≥n neozelandesa, donde 29 mineros segu√≠an desaparecidos durante hoy, despu√©s de una explosi√≥n, anunci√≥ el alcalde de la localidad, pero fue rectificado de inmediato por la polic√≠a.

El equipo de 20 socorristas recibió autorización para empezar la operación de rescate, atrasada por temor a la formación de una nueva bolsa de gas, indicó el alcalde de la vecina localidad de Grey District, Tony Kokshoorn.

Las muestras de gas extra√≠das en la mina mostraron que no existe peligro de explosi√≥n, a√Īadi√≥ el alcalde, citado por Fairfax Media.

Sin embargo, el jefe de la polic√≠a regional, Gary Knowles, sali√≥ al paso de esta informaci√≥n poco despu√©s explicando que a√ļn no hab√≠an acabado los tests para detectar la presencia de gases t√≥xicos en la mina.

La explosión se produjo hacia las 16H30 locales del viernes (03H30 GMT) en la mina de Pike River de Grey District, en la costa oeste de la isla del sur de Nueva Zelanda, en el centro de la región minera del país.

Los 29 mineros desaparecidos tienen edades comprendidas entre 17 y 62 a√Īos. Entre ellos figuran un australiano y un brit√°nico.

Dos mineros sobrevivieron y se encontraban hospitalizados con heridas de poca consideración.

Desde la superficie se insufla aire fresco en la mina, indic√≥ el director, Peter Whittall, que cre√≠a posible que los mineros se hayan podido meter en alg√ļn refugio.

“Hasta ahora no hemos tenido ninguna comunicaci√≥n con los que est√°n en el fondo de la mina”, agreg√≥ en declaraciones a la cadena de televisi√≥n TV3.

El alcalde de Grey District, Tony Kokshoorn, dijo que el rescate podría durar días, pero que el ejemplo de los mineros chilenos, rescatados después de más dos meses era una fuente de optimismo.

“Mantenemos la esperanza. Mire el ejemplo de Chile, con todos esos mineros atrapados y todos salieron vivos”, dijo a Fairfax Media el viernes.

Desde 2009, la mina de Pike River es explotada por su carbón coque, destinado a la siderurgia.

Su t√ļnel de acceso, de 2,4 km de longitud, fue excavado bajo la monta√Īa Paraoa.

Se trata de una de las pocas minas subterr√°neas de Nueva Zelanda que cuenta sobre todo con yacimientos a cielo abierto.

La explosi√≥n provoc√≥ un corte del suministro el√©ctrico en esta instalaci√≥n aislada, complicando a√ļn las operaciones de rescate.

El ministro neozeland√©s de Miner√≠a, Gerry Browlee, indic√≥ que el gobierno pondr√≠a todos sus medios en acci√≥n para salvar a los mineros. “La prioridad es sacar a esa gente de all√≠”, declar√≥.

Seg√ļn dijo, la mina es s√≥lida y cuenta con una buena ventilaci√≥n, “lo que deber√≠a ayudar”.

El yacimiento pertenece a la New Zealand Oil and Gas y a dos grupos indios, Gujarat NRE Coke y Saurashtra Fuels Private.

La explosión se produjo después del cierre de la Bolsa de Wellington. Pero el accidente provocó inmediatamente pérdidas para los accionistas de Pike River Coal, cuyo título fue suspendido después de sufrir una baja de 14% en la bolsa australiana.

Fue en la costa oeste de la isla del sur de Nueva Zelanda donde se produjo la mayor catástrofe minera de la historia del país: una explosión mató a 65 mineros en 1896, en la mina Brunner.

Tendencias Ahora