Fotografía: ARCHIVO | Agencia UNO

0 visitas |


  • La decisión informada el miércoles por el presidente Sebastián Piñera de cancelar las cumbres de APEC y COP 25 -fijadas para noviembre y diciembre, respectivamente- fueron una sorpresa, pero nunca tanto. Para nadie es un misterio que el clima de convulsión que vive el país desde hace más de diez días, podría significar graves problemas de seguridad para las delegaciones de todo el orbe que aterrizarían en suelo nacional.

    La determinación adoptada por el mandatario, en todo caso, ya venía adelantándose en las editoriales de todos los medios, en los círculos empresariales, políticos y en los órganos policiales.

    Manifestantes en las distintas ciudades donde se realizarán las actividades de la APEC y luego la COP 25, no era una imagen que La Moneda quería ver en las portadas de los medios nacionales, tal como ha ocurrido desde el 18 de octubre. Y sumado a ello violaciones de derechos humanos, heridos, muertos, toque de queda y Estado de Emergencia de por medio.

    Como sea, lo cierto opiniones de distintos actores entregan una luz para comprender no solo el hecho de la suspensión, sino también los alcances económicos, políticos externos e internos.

    La Unidad de Investigación de Radio Bío Bío conversó con diez especialistas que entregaron su visión sobre lo negativo y positivo de la cancelación de ambas actividades.

    Claudio Fuentes, académico de la Universidad Diego portales y doctor en Ciencia Política opinó, más allá de la imagen internacional de Chile, lo cierto es que “no hay una suficiente seguridad y estabilidad en el país como para realizar esos eventos internacionales”.

    A su juicio no hay una ganancia “neta” para el movimiento social, “porque de hecho algunas organizaciones de la sociedad civil medioambiental estaban buscando precisamente que se hiciera en Chile esta reunión par mostrar al mundo los problemas que existían en Chile”.

    Y agregó: “La marca Chile está afectada al tener militares en la calle (…) yo creo que más todavía en la medida en que se suspendió estas dos actividades”.

    Falta de seguridad

    Claudia Fuentes, docente Departamento de Política y Gobierno de la Universidad Alberto Hurtado, coincidió con Claudio Fuentes, porque “Chile pierde una oportunidad de discutir temas medioambientales para el desarrollo nacional”.

    “Por una parte ya lo está debido a lo que estamos viendo en cuanto a violación de Derechos Humanos por parte de agentes estatales, eso ya generó una profunda grieta en la imagen internacional de Chile, pero seguidamente también creo que cancelar este tipo de reuniones significa que Chile no tiene las capacidades para dar las seguridades mínimas a quienes participan de esta reunión (…) creo que es un efecto que va a durar”, agregó.

    En todo caso, la profesional indicó que, pese a todo existe un aspecto positivo: “Lo único positivo es (…) quiero dejarlo claro, que fue una buena decisión (…) del Presidente cancelar estos dos eventos (…) ya que no estaban (…) las condiciones para realizarla”.

    Golpe fuerte

    Robert Funk, académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, consideró que, pese a todo, fue “la decisión correcta”.

    “Yo creo que el Presidente Piñera trató (…) de aguantarse todo lo posible para ver si se podrían realizar las cumbres (pero) eso hubiera significado una distracción tremenda en términos de recursos, en términos de seguridad, de Carabineros. Claramente la agenda en Chile está copada por este tema actual y no por política internacional, y por lo tanto yo creo que de alguna forma Piñera gana al haber tomado esta decisión”.

    Más que Piñera “yo creo que Chile gana en (…) que podemos preocuparnos de la manifestación, de las demandas y en tratar de trabajar hacia llegar a algún tipo de soluciones”. En todo caso, y en materia de política interna e internacional, “debe ser un golpe muy fuerte para él”.

    Baja inversión

    Francisco Vicencio, cientista político e investigador del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello, opinó que “dada la situación política y social en la que se encuentra el país, lo más prudente era que la cancelaran, considerando el riesgo que implicaba, el riesgo de manifestaciones sociales que podía denotar, por ejemplo, la visita de Donald Trump en Chile y también los riesgos de seguridad que implicaba la realización de ambas cumbres (…) el riesgo era bastante fuerte”.

    “(…) la inestabilidad social podría gatillar una baja de inversiones y aparte, esperemos que no, pero si la situación sigue escalando, algún tipo de consecuencia económica (que, esperamos que no sea así”, apuntó.

    “Es un duro golpe, pero también tiene y ha tenido la oportunidad de reivindicarse y en estos 10 días, ya van más de 10 días de crisis no lo ha logrado y el manejo de la crisis ha sido subestimado y ha sido paupérrimo. Entonces yo creo que su proyección está en veremos, tiene que hacer un golpe de timón y tomar decisiones que sean importantes, que sean significativas y causen un real impacto”.

    Agudizar protesta social

    Octavio Avendaño, académico Departamento de Sociología de la Universidad de Chile, aseguró que “es difícil hablar en términos de ganadores y perdedores cuando se trata de la suspensión de un evento de esta naturaleza”.

    “La primera pregunta que uno podría hacer, en el caso del APEC, es quiénes ganan. Ganan los empresarios, gana una parte de la sociedad chilena que se beneficia de ciertos tratados de libre comercio (…) en términos temporales, iba a concitar varios riesgos porque lo más probable es que las movilizaciones actuales se prolongaran hasta esa fecha (…) sería un momento para agudizar aún más el fenómeno de la protesta social teniendo en cuenta las visitas de algunos mandatarios, entre otros, Donald Trump”.

    “Esta movilización está demostrando tener un enorme impacto porque está obligando al Gobierno a tener que modificar su propia agenda y en ese sentido podríamos decir que si hay un ganador, es precisamente aquel ciudadano o aquellos ciudadanos que se están movilizando”.

    Mercados mafiosos

    Andras Uthoff, profesor de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, agregó que hay factores hasta ahora no tocados.

    “(…) hoy en día la situación de las grandes masas del país están sintiéndose insatisfechas o no conforme al modelo que se estaba llevando a cabo (…) era una variable que no estaba asegurada”.

    “Bueno, como la gente acá estamos acostumbrados los últimos 40 años a hablar del mercado y de la gente, obviamente los mercados son mafiosos, pero lo que pasa es que antes los mercados no estaban nerviosos, porque nerviosa estaba la gente. O sea, hoy día hay que hablar con la gente y no con los mercados y una vez que hablemos con la gente hay que ver si se calman los mercados, ojalá que sea así”.

    “(…) hay que ser muy cauteloso en identificar dónde están los verdaderos líderes que van a mejorar lo que está pasando no solo en Chile, sino que en la región entera, y claramente líderes como Sebastián Piñera, que puede ser un muy buen empresario, no son líderes para manejar un país”, añadió.

    Fracaso político

    El economista Osvaldo Rosales, quien trabajó en las firmas de tratados de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea, valoró la decisión presidencial: “es un acto de realismo por una parte, pero por otra parte es un tremendo fracaso político, particularmente a la imagen de liderazgo internacional que el Presidente Piñera pretendía construir”.

    Esta es la primera vez que APEC debe suspender la cumbre de líderes y por tanto, esto habla a las claras de la magnitud de la crisis social y política que vive Chile y de las dificultades de gobernabilidad que este gobierno de derecha genera”.

    “(…) empezando desde lo más trivial, sin ninguna duda esto va a afectar el negocio de turismo, la hotelería, restoranes, comercio, más que seguro habían muchas pymes, muchos emprendedores que habían diseñado proyectos interesantes, creativos para aprovechar este momento (…) Por tanto, va a generar un impacto económico a ese nivel”.

    “(…) claramente pasar en menos de diez días de ser “un oasis” a ser un país que no está en condiciones de auspiciar a una cumbre internacional, da cuenta justamente de cuán equivocado estaba el Presidente en ese diagnóstico y de la necesidad de que todos juntos le demos las condiciones para salir de esta situación y todo indica que eso implica un plebiscito, una asamblea constituyente y construir un Chile más justo para todos”.

    Pérdida de turistas

    El presidente de la Cámara Nacional de Turismo, Manuel Melero, consideró que cancelar ambas cumbres “es una mala noticia, porque justamente para estos dos eventos -APEC y COP- se esperaba una afluencia muy considerable de visitantes extranjeros, miles de ellos y el turismo, hotelería, la gastronomía se había venido preparando, haciendo cursos de dominio del idioma inglés a sus trabajadores”.

    “(…) todo un esfuerzo grande durante meses para recibir esto, de que nos sentíamos muy orgullosos como país de recibir a los gobernantes de las principales potencias del mundo con las cuales nosotros comerciamos, que son destino de nuestras exportaciones (…) bueno, esos dos eventos tenían mucha importancia para el turismo, para el empresariado, la inversión extranjera, pero ahora no se van a poder hacer y yo creo que el resultado es lamentable (…) digámoslo con entera claridad, y creo que el gobierno hace bien en sincerar eso”.

    “Entonces el Gobierno bien valiente, bien consecuente y no queremos engañar a nadie. Imagínese usted si hubieran venido estos visitantes extranjeros en medios del caos que está en nuestras ciudades, con las manifestaciones, la violencia descontrolada, es imposible recibir a visitantes extranjeros en estas condiciones y eso es muy doloroso, muy lamentable para Chile. Yo lo digo con profunda desazón”.

    “La pérdida de turistas ha sido considerable. Hay zonas del país, que a mí me han reportado, cancelaciones de reservas sobre el 80%, osea que estaban confirmadas y se han deshecho y los turistas (…) es una pérdida brutal (…) para la gastronomía también”.

    Decisión forzada

    Pamela Figueroa, académica del Instituto Americanos de la Universidad de Santiago (Doctora en Estudios Americanos, IDEA Usach), estimó que la cancelación de las cumbres “fue una decisión bastante forzada por las condiciones que hoy día vive el país, fundamentalmente por la crisis que llevamos ya casi dos semanas, también por las denuncias de violaciones a los derechos humanos que impactan mucho”.

    “(…) en el fondo lo que se ve es que el Gobierno no tuvo la capacidad de solucionar la crisis y de generar una estabilidad mínima para que estas actividades que estaban comprometidas como país pudieran realizarse en Chile. (…) Yo creo que esto es algo que tenemos que evaluar bien como país y buscar los mecanismos de generar la estabilidad para poder resolver esta situación”.

    Bochorno

    El economista Tomás Flores, exsubsecretario de Economía y actual académico de la Universidad Bernardo O’Higgins, dijo que existe un aspecto positivo, porque se evitó que las cumbres se transformaran “en un bochorno”.

    “Seguir adelante con una actividad en esta situación política genera un riesgo que finalmente pueda terminar en un episodio bochornoso toda la actividad y se tenga que suspender con las personas estando acá”.

    “(…) hay que pensar por ejemplo si se producen manifestaciones en el recinto, en las afueras del recinto donde se realiza la Apec o la COP 25 e impiden que lleguen los autos, impiden que salgan los autos, evidentemente que eso es un espectáculo que se vería en todas partes del mundo”.

    “(…) evidentemente significa un ahorro. Van a haber gastos que finalmente no se van a hacer. Eso tiene un aspecto bueno para el gobierno, pero tiene un aspecto malo para todas las empresas que ya prestaron sus servicios”.

    “En lo económico (…) la sorpresa que genera para el resto del mundo que en el caso de Chile se haya tenido que suspender la actividad (…) porque Chile es visto como de los países más modernos y occidentales de América Latina, donde este tipo de cosas no pasaban (…) en el caso de Chile, yo creo que lo noticioso es justamente el desorden”.

    “A varios países les ha tocado en algún momento de su historia enfrentar cosas como esta, como le pasó a Ecuador hace algunas semanas atrás y al mismo Francia que también estuvo dos meses con protestas. Y uno espera en ese contexto que renuncien ministros, que cambien gabinete, tal como ha ocurrido en esas ocasiones, pero ya la caída de un presidente, claro, ya es algo distinto y te puede generar, como en el caso de Argentina, con De la Rúa, una crisis mayor”.

    De positivo nada

    El exdiputado PPD, Jorge Tarud, aseguró que “no hay nada positivo”.

    “Esto es noticia internacional que ciertamente va a causar impacto porque revela que la situación que está atravesando Chile es grave, porque suspender evidentemente un evento tan importante que reúne a 20 jefes de Estado, entre ellos Putin, Trump, etcétera, bueno, es una noticia negativa. De positivo no tiene nada”.

    “A mi juicio no se podían hacer, debió haberse previsto antes y haberle avisado a los miembros del APEC las situaciones que se estaban viviendo para que alguien pueda tomar el relevo en forma extraordinaria”.

    “(…) pensaron que poniendo al niñito este de ministro del Interior (Gonzalo Blumel) se iban a ir a la casa, una mala apuesta (…) esto va a ser noticia de todos los portales del mundo. Ahora bien, claro que no se podía hacer, tú te imaginas la seguridad de Putin, de Trump. Además con la presencia de él Chile se redoblan las protestas (…) Serían dos millones en la Plaza Italia”.

    “(…) el costo de la COP 25 llegaba como a 100 millones de dólares. Era más que APEC que iba a costar como 50, o sea, no tienes tanto ahorro porque ya se ha gastado harto, ya han habido reuniones del ministro de finanzas (…) el país que es huésped le paga la pieza al hotel, te ponen seguridad, o sea ya se ha gastado gran parte de esa plata”.

    “ (…) este gobierno ha desmejorado y deteriorado nuestra imagen internacional desde el principio. A ver, Jorge Alessandri fue un presidente de derecha, ¿te lo imaginas yendo a pararse en la frontera en Cúcuta?”.

    “(…) este gobierno ha deteriorado la imagen exterior desde el principio, además por poner gente incapaz. (Roberto) Ampuero -ex canciller- no cachaba nada. Ahora tienes a Teodoro Ribera (que) sí, sabe de política exterior, pero él no conoce la práctica de la política exterior. Pero lo más grave es el equipo que dirige la Cancillería, que es lo más débil y lo más inexperto que ha habido desde el retorno a la democracia”.

    “(…) el gobierno está sin brújula, es un gobierno que reacciona, pero en forma tardía. No saben qué hacer. Está claro que hay gallos que quieren la cabeza de Piñera, pero resulta que los que quieren la cabeza quieren desgobierno y eso es grave”.

    “Hay un descrédito generalizado del mundo político, la gente no le cree a nadie. Ni a la derecha, ni a la izquierda, la gente no le cree a nadie. ¿Viste a algún político o parlamentario en las marchas? ¿Viste a algún dirigente de partido? ¿Viste alguna bandera de partido? Nada, el hueón que sacaba una bandera lo hacían m… (…) Boric lo único que hizo fue porque había muy poca gente y fue a provocar a los milicos, y yo creo que se arrepintió después”.

    (…) es un problema muy serio cuando en una democracia tienes un Presidente que no tiene más de 10 puntos, porque la Cadem le pone más (…) tienes un presidente absolutamente sin credibilidad, tienes un parlamento totalmente desprestigiado y desacreditado, tienes a todas las instituciones del país que han sido tocadas de una forma u otra (…) ¿cómo salimos de esta?”.

    Decisión unilateral

    Flavia Liberona participó, participó del grupo asesor para la COP 25. A diferencia de los anteriores, calificó la decisión presidencial como “apresurada”.

    “Primero, es una decisión unilateral (…) Entonces, en ese sentido, a nosotros nos parece que es un poco apresurado y lo segundo, para fundamentar esa misma cosa, cuando se suscribió el acuerdo de París, en París -2015- habían habido atentados terroristas en París y todos los puntos estratégicos de la ciudad había resguardo militar y la COP se hizo igual y la decisión de hacerla o no hacerla estuvo pendiente de un hilo hasta dos semanas antes”.

    “Ahora, sí, estoy de acuerdo, Chile está en una situación distinta, pero no (se) sabe cómo se tomó la decisión, qué se evaluó, cuáles son los elementos que evaluó el gobierno, es difícil tener la misma evaluación, digamos”,

    “(…) yo estuve el lunes (28 de octubre) en el Consejo Asesor Presidencial, he pasado estos días conversando, justamente porque ha estado en la discusión entre las organizaciones y por lo menos existía la disposición a que la COP se hiciera en Chile (…) Entonces, ¿qué pasó entre el lunes y hoy? No sé. O sea, el lunes tuvimos reunión con la ministra (de Medio Ambiente Carolina Schmidt), que se hizo en Cepal y también, estaba el ministro de Ciencias, Andrés Couve estaba la subsecretaria de Derechos Humanos y estaba la directora ejecutiva de Cepal”.

    “(…) fue una reunión especial, convocada especialmente en Cepal, porque en general las reuniones del Consejo son en La Moneda (…) se invitó a organizaciones de la sociedad civil que no son parte del Consejo como la fundación nacional para la superación de la pobreza, otras ONG’s ambientales (…) y la conversación giró sobre el resguardo a los Derechos Humanos y cómo generamos las condiciones para que haya una agenda en Chile (…) y cuáles son las demandas ambientales internas que podemos enganchar en una reunión climática mundial”.

    “(…) esta noticia es súper sorpresiva. Yo estaba en una reunión por Skype con un grupo de ONG’s de latinoamérica que está preparando un documento para venir a la COP a Chile y salió la noticia. Todo el mundo está sorprendido (…) nunca ha ocurrido en la historia de un país que decline a hacerlo a tan poco tiempo, que yo sepa”.

    “(…) esto es muy grave en términos de la negociación climática mundial. O sea, independiente de las condiciones de Chile y el estallido social, es muy grave (…) esta cuestión es súper complicada en términos de negociación internacional, más allá del escenario nacional”.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)