Reacciona por el Clima: 5 enfoques de acción por el planeta

Creditos: Reacciona por el Clima

Martes 01 diciembre de 2020 | Publicado a las 19:28 · Actualizado a las 19:35

visitas
visitas

Esta nota se enmarca dentro de la serie de contenidos e historias que Radio Bío Bío está publicando en el marco de Reacciona por el Clima, campaña impulsada por la Unión Europea, el Ministerio de Medio Ambiente y fiiS de la que la radio es media partner.

Para superar la crisis ambiental en que se encuentra nuestro planeta, y evitar la aceleración del denominado ‘cambio climático’, se requiere abordar las distintas problemáticas desde diversos puntos de vista. Todos los esfuerzos son importantes, tanto colectivos como individuales, y no basta solamente lo más obvio o común: requerimos ideas innovadoras que sean amigables con la naturaleza en todas las industrias y desde todos los enfoques posibles.

Reacciona por el Clima es la campaña que busca crear la red de acción climática más grande de Chile: su objetivo es visibilizar a los cientos de chilenas y chilenos que están haciendo algo para disminuir su huella e impacto en esta tierra. Con ella, podemos conocer muchas historias, rostros y opiniones sobre lo que está ocurriendo e inspirarnos a hacer lo propio de acuerdo a los recursos que tengamos y a nuestra propia realidad.

Podemos combatir la crisis ambiental y el cambio climático desde diversos frentes, y las iniciativas de Reacciona por el Clima lo demuestran.

1. Arte y Cultura

Las obras de teatro, la música, la pintura, la escultura, y toda la vasta y enorme amplitud de expresiones artísticas, son reflejo de la sociedad y de su cultura. También son formas de educación y propulsión de cambios.

Se puede luchar por el planeta también explotando vetas artísticas y a través de la recreación. Los Fantasmas crearon una canción por el clima: “Necesitamos ya despertarnos / Sabiduría, abrir los ojos, ahora ¡ya, ya, ya!”, dice el coro. En la Región del Bío Bío, la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles montó una obra de teatro con una trama que transcurre en el año 2040 y en la que el “Comando Planeta” debe salvar a nuestra tierra de la extrema contaminación.

2. Tecnología inteligente y amigable con el planeta

Los aparatos, el internet y la electricidad son parte de la vida: llegaron para quedarse. La tecnología facilita nuestra vida y crea nuevas formas de vincularnos con el mundo. Por eso, que acompañe el progreso en materia de sustentabilidad y sostenibilidad es increíblemente importante.

Emprendimientos como el de EcoLav1, que diseñaron y construyeron una “máquina automática que vende productos de limpieza del hogar líquidos a granel”, o Instacrops, “un sistema que utiliza las tecnologías de Inteligencia artificial y Big Data para desarrollar un asesor agrícola virtual, que entrega recomendaciones concretas a los productores para potenciar sus cultivos, usen menos agua y fertilizantes”, son ejemplos del buen uso de la tecnología y cómo puede ser amiga de nuestro planeta.

3. Reforestando y reponiendo los pulmones del planeta

El dióxido de carbono o CO2 -uno de los denominados ‘gases de efecto invernadero’ (GEI) y principal responsable del calentamiento global- no es un ‘gas malo’. De hecho, es necesario para la existencia de vida en el planeta. ¿Por qué? La tierra y plantas lo necesitan como parte de su ciclo natural.

Una de formas de combatir, entonces, el cambio climático, es reforestando: mientras más plantitas y árboles, más CO2 podrán absorber y devolver a la tierra y, por lo tanto, se hace más lento el calentamiento global.

Ejemplos de cómo aportar desde este enfoque lo entregan proyectos como el de Bosko, en la Región Metropolitana, a través del cual se han plantado “nodos de biodiversidad” de bajo requerimiento hídrico; o la iniciativa de una familia de la Región de Los Lagos que compró 2 hectáreas de bosque nativo con fines de preservación.

4. Construcción sustentable

Nuestra especie necesita una enorme cantidad de infraestructura para prácticamente todo lo que hacemos: casas, oficinas, hospitales, escuelas, tiendas, espacios de recreación… casi todas las actividades humanas a las que estamos acostumbrados ocurren en un lugar físico que ha sido construido. Y esa construcción tiene un impacto: desde la producción de los materiales, su traslado, su instalación, todo.

Por ello, aspirar a una construcción sustentable es muy relevante para el futuro, y ya muchos emprendimientos y personas están desarrollando formas de hacerlo de una manera más amigable con el planeta. La Asociación Siembra construyó una sede social y una biblioteca para niños con materiales naturales y reciclados y considerando la eficiencia térmica, por ejemplo. Y en el amoblado y decoración también hay desafíos que ya están siendo abordados: EpuHome diseña muebles y maceteros con caucho reciclado, dándole así un nuevo uso a los neumáticos que de otro modo terminan en la basura.

5. Innovación y eficiencia en el uso de la energía

Ya sabemos que la generación de electricidad a partir de fuentes contaminantes, como el carbón, ‘no van más’. Serán las energías renovables las que dominen el futuro.

Y no solo debemos pensar en grandes instalaciones de paneles solares en el norte, o molinos de energía eólica en el sur, sino también en una eficiencia en el uso de la energía y en productos e innovaciones que incorporen de por sí este aspecto. Por ejemplo, en Catio2 crearon “una lámina antibacterial y transparente que purifica el aire usando luz como fuente de energía”.

Por otro lado, y considerando que aún hoy existen brechas importantes en el acceso a la energía a nivel país, también hay proyectos que demuestran que se puede abordar la eficiencia y sustentabilidad con un impacto social positivo, como lo demuestra la empresa Endurance Electric que “que busca aliviar la pobreza energética para las familias vulnerables en Chile y LATAM que sufren de acceso deficiente, mala calidad y desigualdad en servicios de energía”.

Estos son solo algunos ejemplos de las miles de voces y manos que están hablando y actuando por cuidar el planeta. Hay también iniciativas de educación ambiental -como Uno.Cinco-, otras que actúan desde un enfoque social -como ‘El Arte y la Medicina del Jugar‘-, o creando a partir de la reutilización y reciclaje para disminuir la basura -como el Parque Ecorayén de Antofagasta-.

Conoce todas las iniciativas de Reacciona por el Clima y suma la tuya para formar parte de la Red de Acción Climática más grande de Chile en www.porelclima.cl.

Ignacia Sáiz Lynch
Periodista de Aquí Tierra – Radio Bío Bío

Ver los comentarios

Lo último