logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Rencillas ideológicas y un acuerdo de reforestación: la trama que rodea el crimen de Segundo Catril

Rencillas ideológicas y un acuerdo de reforestación: la trama que rodea el crimen de Segundo Catril

Miércoles 25 mayo de 2022 | 07:00

 visitas

La Araucanía llora a una nueva víctima. Es la séptima. Segundo Catril Neculqueo murió tras ser baleado en su cabeza luego de una emboscada mientras iba camino a su trabajo. No iba solo. Otras 29 personas lo acompañaban a bordo de un microbús ligado a una empresa de Santo Reinao, subcontratista de la CMPC y excandidato a la Convención Constitucional. Un acuerdo para reforestar con bosque nativo en una zona marcada por el robo de madera y rencillas ideológicas antecedieron el homicidio que ahora deberá ser aclarado por la justicia.

“Sólo le puedo decir que mi papá no es un comunero, mi viejito era un mapuche trabajador, pero no comunero. Los comuneros son los asesinos”.

Las escuetas palabras corresponden a Juan, uno de los cuatro hijos que dejó Segundo Armando Catril Neculqueo (66) tras ser asesinado en una emboscada en el sector Relún de la comuna de Lumaco, en la ruta que une a Capitán Pastene con Tirúa. Una zona marcada por la violencia desatada que este martes culminó con la séptima víctima fatal en lo que va del año en La Araucanía.

Y si bien aún no existe claridad del móvil del crimen, antecedentes recopilados por la Unidad de Investigación de Bío Bío apuntan a que éste ocurrió en medio de rencillas ideológicas tras un acuerdo firmado entre el contratista de los 30 trabajadores que iban a bordo del microbús atacado y la CMPC.

Se trata de Santo Reinao, conocido dirigente mapuche y excandidato a la Convención Constitucional, quien ya había denunciado amenazas y amedrentamientos por sus vínculos con la Forestal Mininco.

El acuerdo

De acuerdo a fuentes consultadas por este medio, el ataque se dio cuando los empleados de la empresa de Reinao se dirigían al Fundo Choque. Un predio que está bajo acuerdo entre las comunidades aledañas al lago Lleu Lleu y la papelera propiedad de la familia Matte, para su reforestación parcial con bosque nativo. Precisamente, la firma del dirigente fue subcontratada por Mininco para realizar estas labores.

Conocedores del caso, apuntan a que el trato entre ambas partes surge como una solución en medio de problemáticas que se arrastran por al menos una década en el lugar y que tienen al robo de la madera como uno de los delitos asociados al crimen organizado que actualmente investiga la justicia.

Y es que lo positivo de este acuerdo, según autoridades de la zona, es que ha ayudado a la generación de empleo para las comunidades que han obtenido ganancias de aquello, lo que se suma a la reincorporación de especies nativas que se habían visto disminuidas.

En la vereda de enfrente, fuentes comentan que una de las externalidades negativas de la negociación, y en particular de la figura de Reinao, es que ha provocado el recelo en las agrupaciones de corte más radical que operan en el territorio.

“Su tema es ser contratista de Mininco y eso genera también divisiones y enemistades”, apunta una alta fuente consultada por BBCL.

Sin ir más lejos, el líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, lo culpó del ataque perpetrado en marzo de 2021 en contra del equipo de TVN liderado por el periodista Iván Núñez. Lo ocurrido incluso terminó con heridas que provocaron la pérdida de un ojo del camarógrafo de la estación estatal, Esteban Sánchez.

La emboscada

Fue en todo este contexto que el ataque armado tuvo como foco a 30 trabajadores mapuche que viajaban en el microbús, entre las 08:30 y las 09:00 horas de la mañana de este martes. Uno de los pasajeros era Segundo Armando Catril Neculqueo.

Información recabada por Bío Bío, detalla que la emboscada se produjo cuando el vehículo se desplazaba con las cortinas cerradas, momento en que la mayoría de los trabajadores dormía.

Una serie de disparos interrumpió el trayecto. Horas más tarde, el peritaje balístico de la Policía de Investigaciones constató el uso de munición calibre 12, provenientes de una escopeta, la que dejó al menos 16 casquillos en el lugar del ataque.

A esa arma se suma munición calibre 9 mm y, al igual que en otros hechos de violencia en la zona, se identificó munición 7.62. Es decir, de armamento de guerra.

Una vez concretado el ataque, los trabajadores no tuvieron más opción que trasladarse hasta el predio San Óscar. Esto, con el objetivo de pedir auxilio a Carabineros, ya que dicho fundo cuenta con protección policial.

Segundo Catril, quien estaba más grave, fue llevado por sus compañeros hasta la posta rural Manzanar, donde -debido a la complejidad de sus heridas- no pudieron asistirlo.

Producto de lo anterior, nuevamente fue derivado a las cercanías del sitio del suceso, donde una unidad aeropolicial lo trasladó hasta el Hospital Regional de Temuco.

A eso de las 16:15 horas, el agricultor de 66 años murió producto del proyectil balístico que impactó en su cráneo.

Más heridos

A las afueras del recinto asistencial, el fiscal Roberto Garrido señaló que la gravedad particular de este hecho radica en que el ataque fue “sin que se mediara algún tipo de acción o advertencia”, previo a que comenzaran a disparar “en contra de los vidrios del vehículo”.

Considerando esto, concluyó en que “el atentado es directamente para afectar la integridad de estos trabajadores”.

En el ataque, otros dos empleados resultaron lesionados. José Catril Antilao (25) quedó con una herida facial leve, siendo dado de alta más tarde.

En tanto, Tránsito Mariñan Carinao (33) terminó con una fractura de mandíbula por impacto de proyectil, además de lesiones en el cuero cabelludo, lo que lo mantiene estable dentro de su gravedad.

La investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía de Alta Complejidad, la que derivó diligencias a la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales y al Laboratorio de Criminalística de la PDI.

Hasta el cierre de esta edición, el paradero e identidad de los responsables sigue sin conocerse.

El funeral será entre el jueves o viernes de esta semana.

BBCL intentó contactar a Santo Reinao, quien pese a comprometer una respuesta, no atendió los llamados de este medio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Índice

{{item.val}}

visto ahora