La científica que alertó del riesgo de colisión entre ballenas y barcos en Mejillones

Creditos: Ballena muerta por colisión. Foto: CIFAMAC
Publicado por Mongabay Latam
La información es de Michelle Carrere

La información es de Michelle Carrere

Sábado 29 mayo de 2021 | Publicado a las 08:31

visitas
visitas

En los últimos siete meses tres ballenas han varado muertas en la bahía de Mejillones. Según los expertos, en todos los casos la causa de muerte ha sido por colisiones con barcos, riesgo del cual la científica Ana García ya había advertido en 2019.

La científica española Ana García, experta en ballenas, decidió en 2019 instalarse a vivir en Mejillones, una de las cinco zonas consideradas de sacrificio en Chile por estar devastada ambientalmente por la alta concentración industrial. Había llegado a Antofagasta en 2014 desde España, donde estudió ciencias del mar en la Universidad de Cádiz, para hacer su doctorado en conservación de cetáceos en Chile y Perú. Continuamente viajaba a Mejillones para observar a las ballenas para su investigación. Allí se enamoró de su actual pareja y al cabo de un tiempo también de la bahía, un lugar donde la vida marina se abre camino a pesar de que los niveles de metales pesados como niquel, cobre, zinc, cadmio, vanadio y plomo “superan con creces —de acuerdo a un estudio de la Universidad de Antofagasta del año 2012— la norma internacional”, asegura la ONG Oceana.

Durante sus estudios de doctorado, García estableció en base a pruebas científicas que las ballenas que se encuentran en Mejillones estaban expuestas a colisiones con los buques mercantes que navegan en el área y aseguró que era necesario tomar medidas antes de lamentar la muerte de estos animales.

Ana García.

Dos años después, su teoría fue comprobada. En octubre 2020, por primera vez varó muerta en la bahía de Mejillones una ballena tras colisionar con un barco. En marzo y abril de este año le siguieron otras dos.

Mongabay Latam conversó con García, investigadora y cofundadora del Centro de Investigación de Fauna Marina y Avistamiento de Cetáceos (CIFAMAC), sobre los riesgos a los que están expuestos estos animales al compartir el espacio con uno de los parques industriales más importantes del país y sobre las medidas que se deben adoptar para lograr protegerlas.

¿Qué especies de ballenas se pueden ver en Mejillones?

Frecuentemente se pueden ver dos especies: la ballena de aleta y la ballena jorobada. Luego hay especies que las vemos al menos una vez al año, que son la ballena azul y la ballena bryde. Además, cada dos años tenemos encuentros con ballena franca austral y en raras ocasiones con ballena minke.

Mejillones es una zona importante de alimentación. Por ejemplo, a la ballena jorobada la hemos visto alimentándose de anchoveta, hace una parada en su migración hacia aguas tropicales donde se reproduce o hacia aguas antárticas y Golfo de Corcovado donde se alimenta.

La ballena azul y la ballena de aleta las hemos visto alimentándose de krill. Sin embargo, para la ballena franca austral la península de Mejillones es su zona de crianza. Tuvimos un registro en 2019 donde una ballena franca austral tuvo a su cría al sur de la península.

Una ballena jorobada madre y cría cerca de la superficie. Las ballenas bebés necesitan respirar cada pocos minutos durante su primer año, por lo que el par tiende a permanecer cerca de la superficie. Foto: montereydiver en Best Running / CC BY 2.0.

¿Cómo obtuvieron ese registro?

Surfistas durante el campeonato de bodyboard en Antofagasta nos avisaron que había una ballena muy cerca de la costa, así que Maritza Malebran, del equipo de CIFAMAC, fue a volar el dron para obtener imágenes. Fue en julio y fotografiamos al individuo adulto solitario. Un mes después voluntarios de CIFAMAC avisaron de otra ballena cerca de la costa y al volar el dron vimos que era el mismo individuo con su cría. Esta ballena tenía un parche blanco muy grande en su dorso, fácilmente identificable con el dron.

¿Se sabía que esta era una zona de crianza?

Se había visto madres con crías en el sector, pero crías más grandes. Nunca recién nacidas, así es que esto confirma la hipótesis de que Antofagasta es una zona de crianza de ballena franca austral.

¿Qué tan grave es el problema de las colisiones entre barcos y ballenas?

Es muy grave, a nivel mundial es la principal causa de muerte junto con el enmalle en redes de pesca. El problema es que la mayoría de las ballenas muertas por colisión pasan desapercibidas. Quizás mueren en alta mar y su cuerpo nunca llega a la costa, por lo que se estima que nosotros podemos registrar menos del 10% de los casos de ballenas muertas por colisión.

Bahía de Mejillones. Foto: CIFAMAC

¿En Mejillones, por ser puerto, el problema es más evidente?

Exacto, en Mejillones hay nueve terminales portuarios que reciben buques de gran eslora (hasta 400m). En una zona relativamente pequeña se concentran todos, y esto hace que el espacio que comparten el tráfico marino de estos buques con las ballenas sea reducido y haya más probabilidad de «encuentro».

¿Cuáles han sido las especies que han varado?

La primera ballena fue una jorobada juvenil de 11 metros de longitud que varó en octubre de 2020. Después tuvimos una jorobada juvenil de 7.8 metros que varó en marzo de 2021 y una ballena bryde juvenil de 8 metros que varó en abril de 2021. Los individuos que han varado han sido juveniles, esto quiere decir que son inexpertos y que no están alerta de poder esquivar las embarcaciones.

¿Cómo han podido determinar las razones de la muerte?

Realizamos una necropsia, junto con la Armada, Sernapesca y el Centro de rescate de la Universidad de Antofagasta, donde pudimos determinar la causa de muerte. En la necropsia se extraen los órganos internos y se examinan exhaustivamente los tejidos. En la primera ballena observamos un fuerte hematoma a nivel dorsal y mandíbula, lo cual indica que murió por un golpe. En la tercera ballena encontramos 6 costillas fracturadas, esto sólo lo pudo provocar una colisión muy fuerte con una embarcación rápida.

Puerto Angamos en Mejillones. Foto: puertoangamos.cl

¿Ya se habían registrado antes varamientos en la bahía?

No, es la primera vez que tenemos varamientos de ballenas dentro de la bahía. En mis casi siete años que llevo estudiando cetáceos en Mejillones estos han sido los primeros registros. Antes habíamos registrado mortalidad de delfines, que es una constante debido a la pesca incidental, pero es la primera vez que encontramos ballenas muertas por colisión.

CIFAMAC hundió el esqueleto de una y luego lo reflotó

Sí, se trató de la primera ballena jorobada que murió por colisión en 2020. Juan Menares, director de CIFAMAC, pensó que podría ser una buena idea conservar el esqueleto para que todas las personas de Mejillones lo pudieran ver. Así es que comenzamos el proceso de eliminar toda la grasa y músculo para limpiar el esqueleto y después hundirlo para que la fauna marina como jaibas, caracoles, camarones, estrellas de mar y peces lo pudieran limpiar. Después de seis meses los huesos estaban limpios y los reflotamos.

Una industria de Mejillones apoyó durante el reflote y actualmente el esqueleto está secando al sol en sus instalaciones. Luego podremos articular el esqueleto para exponerlo ojalá en el Museo de Mejillones. Si por espacio no entra debemos buscar un lugar alternativo abierto a toda la comunidad.

CIFAMAC hundió el esqueleto de una ballena muerta para que fuera limpiado por los organismos marinos. Foto: CIFAMAC

¿Por qué ahora están varando y no antes?

Siempre ha habido mucha actividad de tráfico marino y pesca en la zona aunque la bahía no es tan grande, pero sin duda esto está creciendo día a día en Mejillones debido a la importante y creciente actividad industrial. Hay proyectos aprobados de transporte de litio, cobre y gasolina.

Durante mi tesis, lo que hice fue precisamente poner en contexto el elevado tráfico marino que existe en Mejillones de buques mercantes producto de la actividad minera e industrial y logré demostrar que existía un potencial riesgo de colisión entre ballenas y barcos. Esto fue en el año 2017, pero no fue hasta el año 2020 donde tuvimos una ballena muerta por colisión en la puerta de casa.

¿Qué tan grande es ese potencial de colisión?

Según los resultados de mi tesis que fueron publicados en la revista Marine Policy, existía un 67% de sobreposición de rutas de navegación de tráfico marino en Mejillones con la zona de distribución de ballenas y por tanto el riesgo de colisión era inminente. Además que la velocidad media de navegación de buques mercantes y lanchas de pesca superaba los 10 nudos, límite permitido en bahías. Mi artículo predijo que podía haber colisiones y dos años más tarde las hubieron.

En los últimos años hemos recolectado más información y ahora estamos en la búsqueda de financiación para poder continuar el estudio durante este año 2021.

Observación de ballenas en la bahía de Mejillones. Foto: CIFAMAC

¿Cómo logró llegar a esos resultados?

En un comienzo hacía observaciones desde tierra, pues no tenía financimiento para salir a navegar o arrendar un bote. Después cuando fundamos CIFAMAC obtuvimos los primeros fondos para realizar salidas de navegación y usamos dos metodologías, observación desde tierra con un vigía que nos indica dónde están las ballenas y después salimos a buscarlas en la embarcación, o transectos lineales a lo largo de toda la bahía para cubrir la mayor área posible y realizar estimas de abundancia y distribución.

¿Cuáles son las medidas que se pueden tomar para evitar colisiones?

La principal medida que ha tenido mayor éxito a nivel mundial es crear esquemas de separación de tráfico marino. Esto es crear un canal de entrada y salida, como una carretera pero en el mar, y que esté indicada en la carta náutica para que todos los capitanes de navíos sepan por dónde entrar.

Esta ruta debe evitar la zona de distribución de ballenas y para esto debemos conocer bien qué áreas ocupan las ballenas para alimentarse y para transitar.

La velocidad también es muy importante. Debe reducirse a 10 nudos en bahías ya que se ha demostrado científicamente que cuando un buque reduce su velocidad a 10 nudos o menos, a la ballena le da tiempo de esquivarlo y evitar ser «atropellada».

¿Esas medidas se han propuesto a las autoridades?

Sí, en noviembre 2020 expusimos la preocupación y el Gobernador Marítimo de Antofagasta estableció una zona de prohibición de navegación de embarcaciones mayores alrededor de Punta Angamos, una zona importante de paso y alimentación de ballenas. Pero la zona sólo abarca 1.5 millas desde la línea de costa, lo cual no es suficiente, pues hemos tenido ballenas muertas después de crear esta orden.

Referencias: García-Cegarra, A. M., & Pacheco, A. S. (2019). Collision risk areas between fin and humpback whales with large cargo vessels in Mejillones Bay (23° S), northern Chile. Marine Policy, 103, 182-186.

Este artículo fue publicado originalmente en la revista internacional de conservación natural Mongabay Latam.

Ver los comentarios

Lo último