¿Seguridad o hilar fino?: el debate tras rayado de cancha a municipios por promoción de narcocultura

visitas

Son múltiples los shows que anuncian los municipios, en diversas fechas del año, con artistas que se jactan de actitudes ilícitas, como el consumo indiscriminado de drogas, el porte de armas, entre muchos otras. Aquello llevó a la Contraloría a establecer un instructivo para los alcaldes y funcionarios municipales.

La Contraloría General de la República rayó la cancha a las municipalidades respecto a la realización de eventos culturares con artistas que promueven la narcocultura. Esto provocó un debate sobre si la medida es “hilar muy fino” o es necesaria por el escenario en materia de seguridad que experimenta el país.

Son múltiples los shows que anuncian los municipios, en diversas fechas del año, con artistas que se jactan de actitudes ilícitas, como el consumo indiscriminado de drogas, el porte de armas, entre muchos otras.

Así, el organismo regulador desarrolló un instructivo que establece que “el gasto y uso de bienes municipales deben estar debidamente alineados en satisfacer las necesidades de la comunidad local, y asegurar su participación en el proceso de desarrollo económico, social y cultural de las respectivas comunas”.

Asimismo, se enfatizó en que “las autoridades y funcionarios municipales deberán implementar acciones para precaver y evitar que en dichas actividades culturales, o de esparcimiento, especialmente aquellas financiadas con recursos públicos, se incluya, o permita el fomento, o promoción, de mensajes contrarios a las garantías previstas en la Constitución, las leyes, o tratados internacionales ratificados por nuestro país”.

De esta forma, por ejemplo, las canciones o videos artistas que promuevan el tráfico de drogas, el porte ilegal de armas, entre otros, no podrán ser exhibidos, ya que incitarían la narcocultura.

Ante esta decisión de la Contraloría, el presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile, el alcalde Gustavo Alessandri sostuvo que “no podemos dar espacio a la delincuencia, a la violencia y el narcotráfico, por eso debemos estar atentos a los grupos que se contratan”.

Por su parte, el jefe comunal de San Bernardo, Christopher White, planteó que “así como estamos de acuerdo con no promover artistas urbanos que hagan alegorías a la cultura narco, debemos hacer distinción con los artistas de la cultura Rap o Hip Hop. Se pueden denominar también como artistas urbanos, pero cuyos mensajes no tienen nada que ver con el narco”.

En tanto, el decano de la Universidad de Los Andes, Pedro Anguita, experto en derecho a la información, comentó que “el narcotráfico está vinculado muchas veces a películas, canciones. Es parte, tal vez, de la cultura popular”.

“El hecho de que haya una suerte de dictamen en torno a lo que se puede invitar, o no, o quiénes son los artistas que promueven la narcocultura, creo que es hilar demasiado fino”.

Revisa todos los detalles en la nota completa.

    visitas

Son múltiples los shows que anuncian los municipios, en diversas fechas del año, con artistas que se jactan de actitudes ilícitas, como el consumo indiscriminado de drogas, el porte de armas, entre muchos otras. Aquello llevó a la Contraloría a establecer un instructivo para los alcaldes y funcionarios municipales.

La Contraloría General de la República rayó la cancha a las municipalidades respecto a la realización de eventos culturares con artistas que promueven la narcocultura. Esto provocó un debate sobre si la medida es “hilar muy fino” o es necesaria por el escenario en materia de seguridad que experimenta el país.

Son múltiples los shows que anuncian los municipios, en diversas fechas del año, con artistas que se jactan de actitudes ilícitas, como el consumo indiscriminado de drogas, el porte de armas, entre muchos otras.

Así, el organismo regulador desarrolló un instructivo que establece que “el gasto y uso de bienes municipales deben estar debidamente alineados en satisfacer las necesidades de la comunidad local, y asegurar su participación en el proceso de desarrollo económico, social y cultural de las respectivas comunas”.

Asimismo, se enfatizó en que “las autoridades y funcionarios municipales deberán implementar acciones para precaver y evitar que en dichas actividades culturales, o de esparcimiento, especialmente aquellas financiadas con recursos públicos, se incluya, o permita el fomento, o promoción, de mensajes contrarios a las garantías previstas en la Constitución, las leyes, o tratados internacionales ratificados por nuestro país”.

De esta forma, por ejemplo, las canciones o videos artistas que promuevan el tráfico de drogas, el porte ilegal de armas, entre otros, no podrán ser exhibidos, ya que incitarían la narcocultura.

Ante esta decisión de la Contraloría, el presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile, el alcalde Gustavo Alessandri sostuvo que “no podemos dar espacio a la delincuencia, a la violencia y el narcotráfico, por eso debemos estar atentos a los grupos que se contratan”.

Por su parte, el jefe comunal de San Bernardo, Christopher White, planteó que “así como estamos de acuerdo con no promover artistas urbanos que hagan alegorías a la cultura narco, debemos hacer distinción con los artistas de la cultura Rap o Hip Hop. Se pueden denominar también como artistas urbanos, pero cuyos mensajes no tienen nada que ver con el narco”.

En tanto, el decano de la Universidad de Los Andes, Pedro Anguita, experto en derecho a la información, comentó que “el narcotráfico está vinculado muchas veces a películas, canciones. Es parte, tal vez, de la cultura popular”.

“El hecho de que haya una suerte de dictamen en torno a lo que se puede invitar, o no, o quiénes son los artistas que promueven la narcocultura, creo que es hilar demasiado fino”.

Revisa todos los detalles en la nota completa.