Tras una semana: Continúa el paro de trabajadores de Enap que mantienen accesos de planta tomados

visitas

Continúa el paro de los trabajadores subcontratados de Enap en la región del Bío Bío, que ya cumplen una semana movilizados y con los accesos a la planta tomados, exigiendo mejores condiciones laborales.

Una reunión prevista para el domingo no se concretó, luego que el pasado sábado la Empresa Nacional del Petróleo recibiera la propuesta del sindicato.

Con este fin de semana se cumplió una semana desde que la refinería Bío Bío fue tomada en todos sus ingresos en la comuna de Hualpén por los empleados que piden hace meses a la empresa nacional del petróleo se revise un acuerdo marco que firmaron en abril del año pasado.

Sin embargo la estatal se ha negado, pues argumenta que la ley no le permite sentarse a negociar condiciones laborales con trabajadores que no son propios.

La noche del sábado sin embargo, ejecutivos de Enap recibieron el petitorio y estaba previsto que este domingo se estableciera una mesa de diálogo, con participación de las seremis del trabajo y energía que han intentado toda la semana mediar.

Sin embargo esto no ha ocurrido. En todo caso, el voceo del los trabajadores movilizados, Carlos Contreras, dijo a la Radio esta mañana que están dispuestos a ceder en algunos aspectos para llegar a un arreglo.

Mientras tanto, siguen las repercusiones por lo ocurrido la noche del viernes cuando la estatal informó de que se retomaba el control de la planta, que comenzaba a operar nuevamente con sus trabajadores que hacían ingreso, después de cinco días.

Sin embargo, esto fue desmentido minutos después, de hecho no había nungún acuerdo y los subcontratados seguían en las puertas de la Enap.

Desde varios sectores políticos se ha responsabilizado de esto al gerente de la refinería Bío Bío, Alvaro Hillerns. Sumándose a otros parlamentarios, la diputa del Partido Comunista, Candelaria Acevedeo, pidió su salida, además por lo ocurrido con las advertencias de desabastecimiento de combustible para la zona sur.

El senador por Biobio, Enrique Van Rysselberghe, tildó la protesta como una medida de presión desporporcionada. Además, apuntó sus dardos al gobierno de Gabriel Boric, llamándolo a terminar con la negociación y a usar las herramientas del estado para asegurar el abastecimiento del país.

Pese a que se ha cuestionado el tono del comunicado de la Enap, Nolberto Díaz, presidente de la Federación de los Trabajadores del Petróleo, afirmó que la situación sí es critica, e insistió en que el diálogo es el camino.

Fuentes de gobierno dicen que aunque la reunión con los trabajadores movilizados no se ha concretado aún, se reunieron en Bío Bío y en Santiago con el objetivo de destrabar el conflicto, sin que esté claro tampoco cuál es la real situación de disponibilidad de combustibles esta semana para la zona sur del país.

A través de un comunicado, la federación de contratistas de la minería en Calama solidarizó con el movimiento en la refinería, responsabilizó a la gerencia gral de la estatal para armar una mesa con los trabajadores, condenó lo que llamó una campaña del terror de Enap y llamó a los trabajadores de plantas a sumarse al apoyo de los huelguistas en Hualpén.

    visitas

Continúa el paro de los trabajadores subcontratados de Enap en la región del Bío Bío, que ya cumplen una semana movilizados y con los accesos a la planta tomados, exigiendo mejores condiciones laborales.

Una reunión prevista para el domingo no se concretó, luego que el pasado sábado la Empresa Nacional del Petróleo recibiera la propuesta del sindicato.

Con este fin de semana se cumplió una semana desde que la refinería Bío Bío fue tomada en todos sus ingresos en la comuna de Hualpén por los empleados que piden hace meses a la empresa nacional del petróleo se revise un acuerdo marco que firmaron en abril del año pasado.

Sin embargo la estatal se ha negado, pues argumenta que la ley no le permite sentarse a negociar condiciones laborales con trabajadores que no son propios.

La noche del sábado sin embargo, ejecutivos de Enap recibieron el petitorio y estaba previsto que este domingo se estableciera una mesa de diálogo, con participación de las seremis del trabajo y energía que han intentado toda la semana mediar.

Sin embargo esto no ha ocurrido. En todo caso, el voceo del los trabajadores movilizados, Carlos Contreras, dijo a la Radio esta mañana que están dispuestos a ceder en algunos aspectos para llegar a un arreglo.

Mientras tanto, siguen las repercusiones por lo ocurrido la noche del viernes cuando la estatal informó de que se retomaba el control de la planta, que comenzaba a operar nuevamente con sus trabajadores que hacían ingreso, después de cinco días.

Sin embargo, esto fue desmentido minutos después, de hecho no había nungún acuerdo y los subcontratados seguían en las puertas de la Enap.

Desde varios sectores políticos se ha responsabilizado de esto al gerente de la refinería Bío Bío, Alvaro Hillerns. Sumándose a otros parlamentarios, la diputa del Partido Comunista, Candelaria Acevedeo, pidió su salida, además por lo ocurrido con las advertencias de desabastecimiento de combustible para la zona sur.

El senador por Biobio, Enrique Van Rysselberghe, tildó la protesta como una medida de presión desporporcionada. Además, apuntó sus dardos al gobierno de Gabriel Boric, llamándolo a terminar con la negociación y a usar las herramientas del estado para asegurar el abastecimiento del país.

Pese a que se ha cuestionado el tono del comunicado de la Enap, Nolberto Díaz, presidente de la Federación de los Trabajadores del Petróleo, afirmó que la situación sí es critica, e insistió en que el diálogo es el camino.

Fuentes de gobierno dicen que aunque la reunión con los trabajadores movilizados no se ha concretado aún, se reunieron en Bío Bío y en Santiago con el objetivo de destrabar el conflicto, sin que esté claro tampoco cuál es la real situación de disponibilidad de combustibles esta semana para la zona sur del país.

A través de un comunicado, la federación de contratistas de la minería en Calama solidarizó con el movimiento en la refinería, responsabilizó a la gerencia gral de la estatal para armar una mesa con los trabajadores, condenó lo que llamó una campaña del terror de Enap y llamó a los trabajadores de plantas a sumarse al apoyo de los huelguistas en Hualpén.

comentarios