Roberto Izikson: "Este plebiscito para Boric fue como el estallido social para Sebastián Piñera"

visitas

El amplio triunfo del Rechazo en el plebiscito constitucional dejó un mensaje claro, los chilenos quieren una nueva constitución pero no la que se propuso y además desde diversos sectores políticos aseguran que el resultado final no es ni de la derecha ni de la izquierda.

Bajo esa mirada, Tomás Mosciatti conversó con el gerente de asuntos públicos de Cadem, Roberto Izikson, quien hace un análisis político a la coyuntura nacional actual en torno al proceso constituyente. Revisa la entrevista completa.

Amplio triunfo del Rechazo

“El resultado del plebiscito se pareció en extremo a la aprobación del gobierno. Estamos hablando de 5 mil electores nuevos que no había antes y está asociado al mandato de Boric producto de la delincuencia y la inflación. Igual hubo una mala percepción de la convención y los constituyentes”, enfatizó.

Respecto a la derrota del Apruebo señala: “Se generó un clima de opinión no necesariamente estable, producto de la masividad del acto de cierre pero no duró más de 48 horas”.

“Este plebiscito para Boric fue como el estallido social para Sebastián Piñera”, destacó.

¿Nueva Constitución?

“Los chilenos quieren mantener los pilares fundamentales y un nuevo proceso pero tiene que estar aislado de la coyuntura política. Los plebiscitos no se deberían perder y tenemos que establecer un mecanismo que permita a la convención trabajar y no estar expuestos”, señaló.

Y agregó: “La reforma tributaria y la de pensiones son básicamente el alma de la nueva constitución”.

Sin embargo, Izikson afirma que a pesar del mandato ciudadano de una nueva carta magna, la opción Rechazo se basa en la no aceptación de la violencia para conseguir cambios políticos, tal cual ocurrió en el estallido social del 2019. “Se rechazó al octubrismo en general pero no creo que se haya terminado. El Apruebo saco el 37% y basta que un 10% de ese se manifieste en las calles pero a violencia perdió la legitimidad de conseguir cambios políticos”.

“Carabineros y las fuerzas armadas hoy tienen un nivel de legitimidad que no tenían antes. La gente quiere avanzar en cambios sociales pero no destruyendo todo”, subrayó.

Gobierno y política actual

“Toda elección depende del contexto y este resultado representa la moderación y el rechazo al programa del Gobierno de Gabriel Boric. El Presidente quedó muy golpeado y es una señal muy compleja para su gabinete”, afirmó.

Izikson igual se refirió al complejo escenario que viven algunos partidos políticos tras los resultados del plebiscito constitucional. “La Democracia Cristiana está demostrando algo que no existe y no descartaría que entre los amarillos y los renunciados de la DC, creen nuevos partidos”.

Y para finalizar, agregó sobre el reciente cambio de gabinete que: “El presidente no se dio el tiempo suficiente para hacer un proceso de conversación más amplio. Va a ser fundamental que mantenga un rol republicano y es difícil que se vea un proceso de recuperación”.

“Es un cambio de gabinete que no hizo un sacrificio personal y protegió a sus amigos. Una opción era ampliar su base de coalición integrando a sectores de la ex concertación, una mayoría con experiencia que haya gobernado antes, incluso sumando a gente que votó rechazo”, cerró.

Revisa la entrevista completa a Roberto Izikson en una nueva edición de la Entrevista de Tomás Mosciatti.

    visitas

El amplio triunfo del Rechazo en el plebiscito constitucional dejó un mensaje claro, los chilenos quieren una nueva constitución pero no la que se propuso y además desde diversos sectores políticos aseguran que el resultado final no es ni de la derecha ni de la izquierda.

Bajo esa mirada, Tomás Mosciatti conversó con el gerente de asuntos públicos de Cadem, Roberto Izikson, quien hace un análisis político a la coyuntura nacional actual en torno al proceso constituyente. Revisa la entrevista completa.

Amplio triunfo del Rechazo

“El resultado del plebiscito se pareció en extremo a la aprobación del gobierno. Estamos hablando de 5 mil electores nuevos que no había antes y está asociado al mandato de Boric producto de la delincuencia y la inflación. Igual hubo una mala percepción de la convención y los constituyentes”, enfatizó.

Respecto a la derrota del Apruebo señala: “Se generó un clima de opinión no necesariamente estable, producto de la masividad del acto de cierre pero no duró más de 48 horas”.

“Este plebiscito para Boric fue como el estallido social para Sebastián Piñera”, destacó.

¿Nueva Constitución?

“Los chilenos quieren mantener los pilares fundamentales y un nuevo proceso pero tiene que estar aislado de la coyuntura política. Los plebiscitos no se deberían perder y tenemos que establecer un mecanismo que permita a la convención trabajar y no estar expuestos”, señaló.

Y agregó: “La reforma tributaria y la de pensiones son básicamente el alma de la nueva constitución”.

Sin embargo, Izikson afirma que a pesar del mandato ciudadano de una nueva carta magna, la opción Rechazo se basa en la no aceptación de la violencia para conseguir cambios políticos, tal cual ocurrió en el estallido social del 2019. “Se rechazó al octubrismo en general pero no creo que se haya terminado. El Apruebo saco el 37% y basta que un 10% de ese se manifieste en las calles pero a violencia perdió la legitimidad de conseguir cambios políticos”.

“Carabineros y las fuerzas armadas hoy tienen un nivel de legitimidad que no tenían antes. La gente quiere avanzar en cambios sociales pero no destruyendo todo”, subrayó.

Gobierno y política actual

“Toda elección depende del contexto y este resultado representa la moderación y el rechazo al programa del Gobierno de Gabriel Boric. El Presidente quedó muy golpeado y es una señal muy compleja para su gabinete”, afirmó.

Izikson igual se refirió al complejo escenario que viven algunos partidos políticos tras los resultados del plebiscito constitucional. “La Democracia Cristiana está demostrando algo que no existe y no descartaría que entre los amarillos y los renunciados de la DC, creen nuevos partidos”.

Y para finalizar, agregó sobre el reciente cambio de gabinete que: “El presidente no se dio el tiempo suficiente para hacer un proceso de conversación más amplio. Va a ser fundamental que mantenga un rol republicano y es difícil que se vea un proceso de recuperación”.

“Es un cambio de gabinete que no hizo un sacrificio personal y protegió a sus amigos. Una opción era ampliar su base de coalición integrando a sectores de la ex concertación, una mayoría con experiencia que haya gobernado antes, incluso sumando a gente que votó rechazo”, cerró.

Revisa la entrevista completa a Roberto Izikson en una nueva edición de la Entrevista de Tomás Mosciatti.

comentarios