Javier Roca, DT chileno del Arema FC de Indonesia, confirmó las primeras sanciones a su club tras tragedia que enluta al fútbol.

Abdul Haris, dirigente del comité de organización del Arema FC, y un miembro de la seguridad “no deberán más ejercer actividades en el mundo del fútbol, de por vida“, dijo, en una rueda de prensa, Erwin Tobing, presidente del comité de disciplina de la Federación Indonesia de Fútbol, añadiendo que el club deberá pagar una multa de 250 millones de rupias indonesias (unos 16.670 euros, 16.345 dólares).

Las autoridades indonesias investigan, por otra parte, la actuación de la policía en esta estampida que mató a 131 personas, incluyendo decenas de niños. El jefe policial de la provincia de Java Oriental, Nico Afinta, remplazado el lunes, ofreció disculpas por las fallas de seguridad que causaron la tragedia. Nueve agentes fueron suspendidos y otros 19 están bajo investigación, indicó el portavoz de la policía nacional, Dedi Prasetyo.

El gobierno indonesio suspendió la liga nacional y creó una comisión de investigación de la tragedia cuyos trabajos deberían completarse en dos o tres semanas. Desde que aparecieron los primeros detalles de la estampida el fin de semana han aumentado los llamados a una investigación independiente.

Según testigos, todo comenzó cuando los agentes dispararon gases lacrimógenos contra las atestadas gradas para evitar una invasión de campo. Los aficionados del Arema FC instalaron un centro improvisado en Malang para recibir denuncias y dijeron que presentarán una querella contra los agentes a quienes acusan de actuar indiscriminadamente y desproporcionadamente.

DT chileno del Arema: “La gente entró en pánico”

“Nosotros perdemos el partido y nuestra hinchada ingresa a la cancha. Después de media hora, yo de vuelta de la conferencia de prensa, me encuentro en el mismo vestuario. Nos encontramos con que empiezan a llegar gente con síntomas de asfixia, en el cual mis jugadores y los médicos del club empiezan a ayudar a hacerles reanimación y en eso nos damos cuenta de que dentro de la cancha era una verdadera guerra entre nuestra afición y la policía, donde la policía lanzó bombas lacrimógenas y por esa razón la gente entró en pánico”, cuenta a RFI Javier Roca, el técnico chileno del Arema FC.

“Dentro del mismo vestuario fallecieron delante mío, en los brazos de nuestros jugadores, cuatro muchachos. Así que estamos devastados con esto. En este momento, como equipo, aparte de estar muy triste, estamos enfocados en ir a visitar a las familias que perdieron a sus seres queridos en esta tragedia”, agregó.

Por oro lado, Roca especificó que han conocido sus primeros castigos: “La Liga está detenida hasta nuevo aviso. Nuestro equipo tuvo una sanción ahora a priori de lo que resta del torneo, jugarlo fuera de nuestra ciudad y sin público”, añade Roca.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, calificó la tragedia como un “día oscuro” para el fútbol. Las normas de seguridad de FIFA prohíben el uso de gas por parte de la policía o vigilantes en los estadios.