Fotografía: Captura de vídeo

0 visitas |


  • Probablemente si un fenómeno luminoso de gran magnitud se produce en Valparaíso o San Antonio, durante varios días se hablaría de sus implicancias, con despachos de matinales de TV empeñados en tratar de llegar al lugar donde ocurrió, sin importar lo complejo del terreno, para mostrar sus secuelas o rastro.

    Sin embargo, no fue así.

    Aconteció en una pequeña comuna de la región de Aysén, de alrededor de siete mil habitantes y distante a 1.500 kilómetros de Santiago, llamada Puerto Cisnes. Lejos, sí, muy lejos.

    En toque de queda, alrededor de las 22:40 horas del viernes 14 de agosto, y con casi toda la gente en sus hogares, se sintió un fuerte estruendo y una gran luz que entró por las ventanas, lo que, por un segundo, alertó a toda la comuna aysenina.

    “La noche se hizo día por un segundo”, dijo Francisco Espinosa, constructor civil, quien vive desde hace cuatro años en la zona.

    Un video de escasos segundos, grabado desde las cámaras de seguridad de una oficina, a pocos metros de un muelle, ofreció una secuencia increíble: un choque explosivo con la tierra de un haz luminoso, pocas veces visto antes.

    Luego se viralizó y, viernes y sábado, se habló de la casi segura caída de un meteorito, con versiones aportadas por astrónomos nacionales.

    Sin embargo, a los pocos días comenzaron las dudas respecto del fenómeno y fue el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CEIP) quien colocó una prueba para contradecir a los científicos del espacio.

    Una imagen satelital de esa noche, que muestra la caída de rayos en el extremo sur de Chile, fue la que instaló la duda: ¿Meteorito o rayo? ¿qué cayó en las cercanías de Puerto Cisnes la noche del 14 de agosto?

    Aquí, el debate de expertos….

    Lluvia de estrellas

    Ricardo Demarco, astrónomo y exdirector de la carrera de Astronomía de la Universidad de Concepción (UdeC), revisó la secuencia de imágenes.

    Lo primero que dice es que la calidad no es “buena”, pero, aun así, apunta a que se trataría de un meteorito.

    Y…su explicación es la que sigue.

    Primero argumenta que estos efectos son objetos que entran a la atmósfera terrestre, cuerpos rocosos, que se llaman bólidos, rocas, de distintos tamaños.

    “Lo que uno ve, el efecto en el cielo, es un meteoro. Si realmente impactó, hay que ver en el sitio, en el lugar, si realmente fue así y si hay fragmentos del cuerpo. Muchas veces no lo hay, porque se desintegran completamente con el roce de la atmósfera y no se puede hablar, estrictamente, de un meteorito”, añade Demarco.

    Sobre el video señala que “lo que se ve es consistente con un meteoro bastante importante”.

    “Este fue más o menos grande y dicen que fue con sonido”, suma.

    Demarco explica que, sobre la Tierra, en el espacio hoy ocurre un fenómeno que se conoce como lluvia de estrellas, por un lado, denominada “Delta Acuáridas”, que se extiende del 8 de julio al 23 de agosto y también están las “Perseidas”, pero que van desde el 17 de julio al 24 de agosto.

    “En el sistema solar han pasado cuerpos cometarios, que cada vez que pasan, y que tienen órbitas periódicas alrededor del sol, en cada pasada pierden masa. Son como migajas que dejan en su camino. Estos pedazos, al desprenderse de cuerpo central, siguen la misma trayectoria y quedan dando vuelta alrededor del Sol”, añade.

    El científico penquista describe que la Tierra, como gira alrededor del Sol, periódicamente va a ir “interceptando estos caminos” de lo que dejan los cometas y el material que va pasando por ahí siente la atracción y cae en nuestro suelo.

    “Esas migajitas fue lo que probablemente cayó”, agrega Demarco.

    Estruendoso

    Francisco Espinosa explica que el ruido de esa noche fue estruendoso.

    “Los vidrios retumbaron. Estábamos en una convivencia en el patio y pensamos que fue una explosión”, dice.

    “Pero, luego de 20 minutos, salió un vídeo de la cámara de seguridad de una salmonera. Y se dedujo que era un meteorito”, aporta.

    Sobre la opción de que se trate un rayo o relámpago, Espinosa asegura que “si es así, fue un gran, pero un gran relámpago”.

    Desde la Capitanía Marítima de Puerto Cisnes, el suboficial L de la Armada, Christian Reyes, también en conversación con BioBioChile, reporta un “fenómeno luminoso” que se vio la noche del viernes, que no generó consecuencias en el mar, por lo menos no se le alertó de que así haya sido.

    Sin embargo, tampoco cuenta con evidencia para asegurar que tipo de fenómeno se vio en Puerto Cisnes.

    Lo mismo dice la FACH, desde donde se aseguró que no se les reportó nada “fuera de lo normal” en la zona.

    ¿Foto que aclara?

    imagen-satelital

    La imagen anterior es del satélite GOES 16 NOAA y la entrega Luis Gómez, investigador residente del Centro de investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CEIP), para afirmar que lo que vio fue un rayo.

    De la fotografía, especifica en el punto azul inferior que se puede ver.

    “La primera impresión que marcó el satélite, en una sección que posee para detectar rayos, como parte de sus productos, es que el viernes 14 a las 22:39 horas cayó un rayo en el sector que se llama Río Cuervo. Eso queda próximo entre Puerto Aysén y Puerto Cisnes”, añade.

    “Lo que vimos es que por la dirección del viento y por el tipo de valle, que hay ahí, es que el sonido se haya propagado hacia esa zona y es muy probable que se haya visto esta luminosidad (en Puerto Cisnes), producto de este rayo que cayó”, explica.

    En todo caso, el mismo investigador agrega algo más: “hay antecedentes de que este satélite también ha detectado meteoritos. O sea, hay probablidades de que pueda ser un rayo o un meteorito”.

    No obstante lo anterior, Gómez coloca en la mesa otro argumento.

    “En esa zona, que es muy amplia, durante algunas horas se observó una cantidad no menor de caídas de rayos, tormentas eléctricas, producto de actividad convectiva. Entonces, lo que creo es que lo más probable es que haya sido un rayo y que lo hayan interpretado como un meteorito en su momento, porque fue muy fuerte el sonido”, añade.

    Pese a su versión, Gómez asegura que vale la pena investigar, a través de una viaje o con un rastreo satelital, cuando las condiciones del tiempo sean las precisas y permitan la mejor visibilidad.

    “Tenemos la ubicación exacta”, cierra el investigador.

    imagen-aclara

    Investigación abierta

    En tanto, la seremi de Ciencia de la macrozona Austral, Pamela Santibáñez, confirmó a Biobiochile que su cartera articuló los vínculos para que científicos del norte y sur del país analizaran el fenómeno.

    Pero, el astrónomo Demarco reafirma: “En la imagen hay información. Hay que fijarse en la forma del destello. Cuando hay relámpagos o rayos, se ilumina todo el cielo, casi parejo y es un efecto muy rápido. Si se ve el video de Puerto Cisnes se va a ver que existe un gradiente de luminosidad y el destello parte primero y va aumentando, lentamente, y rápidamente llega a un máximo y después se va nuevamente”.

    Debate abierto, evidencias por encontrar. Al parecer aún falta más, pero mucho más, “ver para creer”, porque con lo que se ha analizado, rayo o meteorito, persiste la duda.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)