Fotografía: Archvo | Agencia UNO

0 visitas |


  • "Ingobernabilidad" en Chile Vamos.

    El presidente de uno de los partidos de Chile Vamos, la coalición que eligió a Sebastian Piñera para otro periodo, se bajó del barco en plena tormenta y a mitad de camino y acusó ingobernabilidad.

    Y pidió que los otros pilotos también dejaran sus puestos para que otros intentarán recuperar el rumbo, llegar a puerto y terminar la travesía.

    Pero, por ahora los otros dos líderes de partido se aferran al timón.

    El expresidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, se fue solo. Ni la líder de la Unión Demócrata Independiente (UDI), ni el de Renovación Nacional (RN) ni el pequeño Partido Regionalista Independiente (PRI) aceptaron hundirse juntos.

    Se hizo patente la desunión de un conglomerado a la deriva, hace rato, sin que, por ahora, se vean atisbos de llegar a tierra, aunque solo sea un islote para recuperar fuerzas y seguir viaje.

    La intensa tramitación del proyecto de ley que permite el retiro voluntario y excepcional del 10% de los ahorros previsionales, que aprobó la Cámara con votos oficialistas y que este miércoles se votará en el Senado, le pegó duro al conglomerado de gobierno, principalmente a la UDI y están al borde del K.O.

    Tres diputados que renunciaron al gremialismo y otros dos enviados al Tribunal Supremo y la amenaza velada a los senadores de que si apoyan la iniciativa previsional correrán la misma suerte y deberán exculparse ante la misma instancia interna.

    Capítulo que aún no ve un final y que es de “pronóstico reservado”, para muchos que le buscan remedio o una vacuna, que les permita sobrevivir, aunque sea cantando “Resistiré”., mientras la UDI y RN, deben renovar la directiva nacional a fin de año.

    Por lo menos, es lo que dicen los estatutos del gremialismo, sin embargo, la crisis mueve el escenario y con un Plebiscito en medio del camino.

    La encrucijada de JVR

    La senadora de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, hace pocos meses aseguró que no tenía nada decidido respecto de su continuidad como presidenta de la colectividad. Sin embargo, sus cercanos aseguran que la estrategia se construía con ese objetivo.

    Ello sin dejar de considerar dos impedimentos.

    La doble prohibición de postular por más de dos periodos consignada en la Ley de Partidos Políticos y los Estatutos del partido.

    El plan perfecto, postergar las elecciones por consenso interno, debido a la carga electoral del 2020 y 2021, así no había una renovación sino una confirmación de la directiva nacional.

    Sin embargo atrás quedó la frase “en tiempo de crisis, en la UDI nos unimos”, como dijo la misma JVR.

    No sólo Larraín Matte pide su renuncia, sino también lo desliza el senador Iván Moreira, quien dice que en este periodo de transición debe llegar alguien como el exministro del Interior, Andrés Chadwick, o el senador por el Maule, Juan Antonio Coloma, como los indicados para reflotar al partido hasta que se haga el proceso electoral interno.

    Y Van Rysselberghe tambalea y ahora, más encima, se asoma competencia.

    De reojo

    “Estoy 100% dedicada a la bancada, es todo lo que voy a decir”, dijo la diputada y jefa de bancada de la UDI, María José Hoffmann, ante la consulta de BioBioChile sobre la opción de que sea ella quien asuma la cara de la disidencia en la eventual elección de la UDI.

    Sin embargo, no lo niega.

    Mientras el diputado Jaime Bellolio, el mismo que compitió antes por la presidencia del gremialismo, aseguró que sus fichas están con María José Hoffmann.

    “Estamos en la mitad de esa discusión -sobre si JVR puede repostularse a la presidencia-, pero, efectivamente ella no podria ir a la reelección, a pesar de que sus cercanos insisten, equivocadamente, que sí. Pero, las elecciones serían en diciembre”, destacó Bellolio.

    “En diciembre, con Pepa Hoffmann para competir, estamos firmes con ella”, advirtió Bellolio.

    La transición

    Chadwick y Coloma se disputan el cetro de transición para el senador Iván Moreira. Ambos “coroneles” de la antigua UDI.

    “Sostengo que en este periodo de crisis terminal que está viviendo la UDI tiene que asumirse transitoriamente una directiva que debiera ser encabezada por Andrés Chadwick o Juan Antonio Coloma, que son históricos de la UDI, que tienen liderazgo, se les respeta y tendría que ser una cuestión excepcional”, explicó a BBCL el senador Moreira.

    “Todos tienen derecho a presentarse en la elección a fin de año, pero tiene que haber una directiva de transición, que ordene a la UDI y que contribuya al diálogo, los acuerdos y la unidad”, añadió el congresista de la región de Los Lagos.

    Sobre la opción de que la diputada Pepa Hoffman sea candidata, Moreira dijo que “ella está en todo su derecho”.

    Aunque no comprometió apoyo, Moreira dijo que en elecciones internas anteriores estuvo con Bellolio y Macaya, por la renovación del partido.

    Pero, por ahora, Moreira le pide socorro a los históricos, de quienes espera una especie de “fashion emergency” que le ayude a esquivar los meteoritos que no paran de caer y dañar los cimientos de su partido, con acusaciones de “traición a los principios” establecidos por su fundador, el asesinado exsenador Jaime Guzmán.

    Y como si fuera poco, Pablo Longueira, expresidente del partido, exministro, exsenador y exdiputado, recién advirtió a sus partidarios: “Solo la UDI mata a la UDI”.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)