Fotografía: CONTEXTO | Agencia UNO

0 visitas |


  • De acuerdo a los antecedentes obtenidos por Radio Bío Bío, el exsargento Carlos Alarcón testimonió que el abogado que los asesoró en las horas posteriores al baleo donde murió el comunero de Temucuicui, los instruyó para entregar una versión falsa a la fiscalía. No es todo. Indicó también que el exjefe del GOPE de la zona, lo tildó como un "débil" y que se mantuviera firme en sus dichos. Así, la tesis del encubrimiento, va tomando fuerza en la indagatoria.

    Los hechos que siguieron a la muerte de Camilo Catrillanca, poco a poco comienzan a tener una explicación, en particular cómo y por qué los efectivos del GOPE que protagonizaron la balacera, resolvieron no contar la verdad.

    Fuentes consultadas por Radio Bío Bío, señalaron que en una de sus declaraciones, el exsargento Carlos Alarcón -imputado como uno de los autores del fallecimiento del comunero- declaró ante la fiscalía que el abogado de Carabineros Cristián Inostroza, quien que los asesoró en las horas posteriores al baleo ocurrido en Temucuicui, les indicó lo que debían declarar y así evitar la detención.

    “La reunión en el cuartel de Pailahueque debe haber durado como una hora antes de ir a declarar a la Fiscalía de Collipulli y durante ese tiempo, el abogado Cristián Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir y mi mayor Valdivieso lo apoyaba. En ese momento Inostroza nos preguntó si andábamos con cámaras”, testimonió Alarcón.

    De esta manera, Alarcón imputó una posible obstrucción a la investigación en la que habría participado el profesional, cuando los efectivos del GOPE llegaron a prestar su primer testimonio ante el Ministerio Público.

    Alarcón, también mencionó a un tal Valdivieso, que es en realidad Manuel Valdivieso, exjefe del GOPE de la Araucanía, que se halla imputado en la causa y se acogió a su derecho a guardar silencio, dijeron fuentes que conocieron del hecho. Y de acuerdo a cómo se han ido develando las circunstancias, también se le apartó de la institución.

    Valdivieso es el mismo oficial que la semana pasada había sido trasladado a Talca, VII Región, como funcionario policial administrativo, pero de acuerdo a distintas fuentes del caso, también se le habría pedido la baja institucional.

    Así la cosas, la grabación que registró en su lugar de detención el propio Alarcón, donde aseguró que “nos obligaron a mentir”, va cobrando cuerpo en la indagatoria.

    “Nosotros (los funcionarios del GOPE) fuimos a declarar a la fiscalía de Collipulli donde prestamos declaración, entregando la versión que nos dio el abogado y mi mayor (Valdivieso). Luego de declarar la noche del 15 de noviembre, el día 16 de noviembre concurrió a Pailaquehue mi general de director de Carabineros Hermes Soto”, siguió.

    Y agregó: “Yo estaba muy angustiado por decirle la verdad a mi general de lo que había pasado pero el abogado Inostroza y mi mayor Valdivieso me insistieron en que teníamos que mantener la versión que habíamos señalado al principio”.

    Alarcón insistió en que lo tildaron como un funcionario débil si es que no se mantenía firme en sus dichos: “Recuerdo que mi mayor (Valdivieso) me vio muy complicado y me llamó la atención. Me dijo que era débil, me dijo que estuviera tranquilo, que todo saldría bien, pero al decirle la verdad, me preguntaba: ¿te quieres ir preso? Me decía que no fuera débil y me mantuviera firme”.

    Actualmente junto al Sargento Alarcón, se encuentran formalizados por la muerte del comunero, los exfuncionarios de Carabineros, Raúl Ávila, Braulio Valenzuela y Patricio Sepúlveda.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)