Fonderos clásicos se restan de Parque O’Higgins: "¿Con qué cara vamos a cobrar 8 mil por anticucho?"

visitas

La Asociación de Fonderos del Parque O’Higgins anunció que no asistirán a las fondas de este 2022, las cuales ya fueron confirmadas a realizarse desde el 15 de septiembre. Esto no significa que no participen otras agrupaciones ya que hay un proceso de licitación pública impulsado por el municipio de Santiago.

Para ahondar más del asunto, conversamos con Nelson Grez, el presidente de la Asociación de Fonderos del Parque O’Higgins. “Los fonderos históricos no participaremos en estas celebraciones por una serie de puntos manifestados a la alcaldía. Hay poca transparencia en este proceso”.

“La municipalidad entregó la explotación de las fondas a la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan). Esta hizo una licitación y para nosotros hay una serie de puntos que nos desfavorecen y dado a esas condiciones de trabajo no podemos participar”, subrayó.

Arriendos altos y alza en los alimentos

Grez hace énfasis en el alto valor de los terrenos ofrecidos en el parque, además de una serie de gastos que sumados a la inflación y alza de alimentos no resulta favorable. “Hay valores muy dispares y no se han usado parámetros económicos que justifiquen estos aumentos”.

“Dadas las condiciones que se encuentra el país se hace imposible cubrir esos gastos y traspasárselo a los clientes. Con que cara nosotros vamos a estar cobrándole 8 mil por un anticucho o 5 mil por una empanada”, subrayó.

El fondero alude a que los costos subieron desde que se cambió el formato de la celebración el año 2014. “Se apuntó más a un ambiente familiar y nosotros estamos agradecidos con eso”.

“Otro gasto adicional es que se nos cobre un 20% al valor del terreno que pagamos si algún fondero quiere juntar uno o dos locales”, dijo.

Proceso de licitación

Para cerrar Nelson Grez destacó que otras agrupaciones si pueden acceder a trabajar a las tradicionales fondas. “Es una licitación pública y es accesible a cualquier persona, tanto natural o una empresa que quiera y reúna las condiciones para postular a estos terrenos”.

“Es un riesgo sumamente elevado para nosotros y también hay una incertidumbre. Con 10 mil personas al día es muy difícil que podamos recuperar toda la inversión”, concluyó.

    visitas

La Asociación de Fonderos del Parque O’Higgins anunció que no asistirán a las fondas de este 2022, las cuales ya fueron confirmadas a realizarse desde el 15 de septiembre. Esto no significa que no participen otras agrupaciones ya que hay un proceso de licitación pública impulsado por el municipio de Santiago.

Para ahondar más del asunto, conversamos con Nelson Grez, el presidente de la Asociación de Fonderos del Parque O’Higgins. “Los fonderos históricos no participaremos en estas celebraciones por una serie de puntos manifestados a la alcaldía. Hay poca transparencia en este proceso”.

“La municipalidad entregó la explotación de las fondas a la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan). Esta hizo una licitación y para nosotros hay una serie de puntos que nos desfavorecen y dado a esas condiciones de trabajo no podemos participar”, subrayó.

Arriendos altos y alza en los alimentos

Grez hace énfasis en el alto valor de los terrenos ofrecidos en el parque, además de una serie de gastos que sumados a la inflación y alza de alimentos no resulta favorable. “Hay valores muy dispares y no se han usado parámetros económicos que justifiquen estos aumentos”.

“Dadas las condiciones que se encuentra el país se hace imposible cubrir esos gastos y traspasárselo a los clientes. Con que cara nosotros vamos a estar cobrándole 8 mil por un anticucho o 5 mil por una empanada”, subrayó.

El fondero alude a que los costos subieron desde que se cambió el formato de la celebración el año 2014. “Se apuntó más a un ambiente familiar y nosotros estamos agradecidos con eso”.

“Otro gasto adicional es que se nos cobre un 20% al valor del terreno que pagamos si algún fondero quiere juntar uno o dos locales”, dijo.

Proceso de licitación

Para cerrar Nelson Grez destacó que otras agrupaciones si pueden acceder a trabajar a las tradicionales fondas. “Es una licitación pública y es accesible a cualquier persona, tanto natural o una empresa que quiera y reúna las condiciones para postular a estos terrenos”.

“Es un riesgo sumamente elevado para nosotros y también hay una incertidumbre. Con 10 mil personas al día es muy difícil que podamos recuperar toda la inversión”, concluyó.

comentarios