Ex presidenta del Centro de Padres del Instituto Nacional: "Son consecuencias por falta de diálogo"

visitas

Judy Valdés, ex Presidenta del centro de Padres del Instituto Nacional y presidenta de Unidos por la Educación Chile, asegura que si las autoridades agilizaran el diálogo con la comunidad estudiantil los hechos de violencia como los ocurridos esta mañana, no tendrían lugar.

Dos micros quemadas del transporte público, que suponen un gasto de más de 250 millones de pesos, además del amago de incendio que afectó las dependencias del Instituto Nacional, fueron los sucesos con los que despertó Santiago esta mañana del lunes 23 de mayo.

Dos detenidos –alumnos de tercero medio del Liceo de Aplicaciones– fueron apercibidos luego de quemar el transporte público vistiendo overoles blancos mientras comienza una nueva investigación dentro de un año escolar convulsionado.

Para el ex presidenta del Centro de Padres del liceo emblemático, esta crisis de violencia responde a la falta de diálogo de las autoridades, al no recurrir a fechas concretas para responder al petitorio de la comunidad estudiantil y también a las consecuencias de una adolescencia que no sabe actuar luego de dos años de pandemia.

“Es lamentable que estén sucediendo estos hechos dado que estábamos muy ilusionados con la alcaldesa para que así se evitara este tipo de sucesos. Es necesario cambiar la metodología de la educación respecto a los petitorios de los alumnos” sostuvo para el programa, “Podría ser Peor”.

El aumento de la violencia la hemos visto durante todos estos años y estamos viendo son las consecuencias de algo que se pudo evitar. Siempre han existido los centros de estudiantes que dialogan con las autoridades; efectivamente si la autoridad llega a acuerdos con los centros de estudiantes, no habría este tipo de actos” agregó.

“Las comunidades están aburridas de que cada sostenedor no asuma las problemáticas que heredan de otra administración”.

Pese a que la población condena este tipo de actos al afectar a personas de clase trabajadora de manera unánime, Judy Valdés asegura que este tipo de comportamiento también tiene origen en la pandemia y en cómo la falta de salud mental en los colegios puede provocar este tipo de situaciones.

“Pedimos que la vuelta a clases fuera paulatina, porque la pandemia ha dejado a muchos estudiantes con frustraciones. Falta el diálogo. Cuando era presidenta solo conversábamos nos nos dieron respuestas completas hasta seguir insistiendo, pero lo estudiantes no tienen la misma paciencia a cómo se realizan las cosas” afirma.

    visitas

Judy Valdés, ex Presidenta del centro de Padres del Instituto Nacional y presidenta de Unidos por la Educación Chile, asegura que si las autoridades agilizaran el diálogo con la comunidad estudiantil los hechos de violencia como los ocurridos esta mañana, no tendrían lugar.

Dos micros quemadas del transporte público, que suponen un gasto de más de 250 millones de pesos, además del amago de incendio que afectó las dependencias del Instituto Nacional, fueron los sucesos con los que despertó Santiago esta mañana del lunes 23 de mayo.

Dos detenidos –alumnos de tercero medio del Liceo de Aplicaciones– fueron apercibidos luego de quemar el transporte público vistiendo overoles blancos mientras comienza una nueva investigación dentro de un año escolar convulsionado.

Para el ex presidenta del Centro de Padres del liceo emblemático, esta crisis de violencia responde a la falta de diálogo de las autoridades, al no recurrir a fechas concretas para responder al petitorio de la comunidad estudiantil y también a las consecuencias de una adolescencia que no sabe actuar luego de dos años de pandemia.

“Es lamentable que estén sucediendo estos hechos dado que estábamos muy ilusionados con la alcaldesa para que así se evitara este tipo de sucesos. Es necesario cambiar la metodología de la educación respecto a los petitorios de los alumnos” sostuvo para el programa, “Podría ser Peor”.

El aumento de la violencia la hemos visto durante todos estos años y estamos viendo son las consecuencias de algo que se pudo evitar. Siempre han existido los centros de estudiantes que dialogan con las autoridades; efectivamente si la autoridad llega a acuerdos con los centros de estudiantes, no habría este tipo de actos” agregó.

“Las comunidades están aburridas de que cada sostenedor no asuma las problemáticas que heredan de otra administración”.

Pese a que la población condena este tipo de actos al afectar a personas de clase trabajadora de manera unánime, Judy Valdés asegura que este tipo de comportamiento también tiene origen en la pandemia y en cómo la falta de salud mental en los colegios puede provocar este tipo de situaciones.

“Pedimos que la vuelta a clases fuera paulatina, porque la pandemia ha dejado a muchos estudiantes con frustraciones. Falta el diálogo. Cuando era presidenta solo conversábamos nos nos dieron respuestas completas hasta seguir insistiendo, pero lo estudiantes no tienen la misma paciencia a cómo se realizan las cosas” afirma.

comentarios