Río de Janeiro homenajeará a Diego Armando Maradona con una plaza con su nombre, que contará con una estatua del fallecido futbolista argentino y que se espera que atraiga más turistas a la ciudad más emblemática de Brasil, el histórico rival de Argentina en las canchas.

La ley que bautiza como “Plaza Diego Armando Maradona” una pequeña plazoleta ubicada frente al consulado de Argentina en Río de Janeiro, en el barrio carioca de Botafogo, fue promulgada la semana pasada por el Concejo municipal, que ya inició trámites para encomendar la escultura.

“Aún no tenemos fecha definida para la inauguración de la estatua, pero su construcción está prevista en el proyecto de ley aprobado”, afirmó este martes a Efe el concejal Felipe Michel, autor de la iniciativa.

“Una plaza con el nombre de un futbolista a quien tanto admiro es muy importante para una ciudad turística como Río de Janeiro. Con seguridad atraerá a muchos amantes del fútbol y promoverá aún más el turismo de la ciudad”, agregó el exfutbolista y presidente de la Comisión de Deportes del Concejo.

Según Michel, pese a la rivalidad futbolística entre Brasil y Argentina, Río de Janeiro no podía dejar de homenajear a un ídolo tan importante para el deporte mundial.

El concejal relató que se reunió la semana pasada con el cónsul de Argentina en Río de Janeiro, Claudio Gutiérrez, para discutir el homenaje al ’10’ fallecido el 25 de noviembre del año pasado de un infarto, y que el diplomático destacó que Maradona quería mucho a Brasil y tenía mucho respeto por los ídolos del fútbol brasileño.

“Gestos así son la prueba de los estrechos lazos que hay entre los dos países y simbolizan el claro sentimiento de fraternidad entre nuestros pueblos”, dijo el diplomático.