Fotografía:

0 visitas |


  • Ennio Mangiola representa a 25 armerías en Chile y es dueño de una. En medio de la escalada de violencia de las últimas semanas a manos del crimen organizado, cuestiona el rol de policía uniformada en la fiscalización. También en la producción de inteligencia para frenar la venta ilegal de armamento. Reconoce en la entrevista otorgada a la Unidad de Investigación de Radio Bío Bio que el narco aprovecha la ley para comprar municiones y que estamos ad portas de que el narco constituya federaciones de tiro. Asimismo es no es un agorero. Asevera que por narcotraficantes y que el contrabando de armas y municiones es “brutal”.

    ¿Es fácil tener un arma en Chile?

    No lo es. Los políticos hablan de armas como que hablan de aspirinas (…) y no conocen todo el proceso desde que una empresa importa un arma hasta que termina en manos de un usuario que la inscribe. Total desconocimiento, no conocen.

    ¿Y cuál es el proceso?

    Lo principal es pedir una hora en Carabineros para dar la prueba sobre “Control de Armas”. Hoy, ese trámite, tarda dos meses. Tienes que agregar el certificado psiquiátrico y otro de antecedentes. Si aprobaste el examen, Carabineros hace una verificación de domicilio. Hecho eso, recién puedes inscribir un arma. La legislación es sumamente restrictiva y discriminatoria. No te deja inscribir si condujiste en estado de ebriedad. No es como dicen los políticos: ir a una armería e inscribir armamento.

    Y las armas deportivas, ¿es fácil conseguir una?

    Cualquier arma puede ser deportiva. Depende del uso que le quieras dar. Si quieres un arma para deporte debes ser socio de un club de tiro federado, tener credencial, certificado y que esta pertenezca a tal o cual federación.

    ¿Y cómo funciona lo de las federaciones?

    Además de presidir la Asociación Gremial de Armerías, soy director de la Federación de Tiro al Vuelo donde participa la reconocida Francisca Crovetto, que competirá en las Olimpiadas de Tokio. El Instituto Nacional del Deporte (IND) para darnos recursos y fomentar a los deportistas tiene parámetros y exigencias para que las federaciones nacionales puedan ser reconocidas y así recibir apoyo del Estado. Esa exigencia no se aplica para cualquier federación. Yo hace años dije: ‘No tardará en aparecer una federación de tiro constituida por clubes del narco. Eso ya pasó’”.

    Narcotiros

    Según usted, ¿cómo se habrían conformado estos clubes de tiro narco?

    Advertimos hace mucho tiempo, que la laxitud de la norma con las federaciones iba a generar que los narcos se dieran cuenta del sistema y formaran una para aumentar la cantidad de armas, y la munición. A nosotros como Federación Deportiva Nacional nos exigen cumplir por cada club diez deportistas activos participando en el campeonato nacional. Entonces, hay unos requisitos “A” y otros “B” para otras federaciones. Entonces, esos requisitos “B” son débiles.

    ¿Y cuáles son esos requisitos?

    El IND nos exigía que tuviésemos 15 clubes en 9 regiones para podernos constituirnos (…). En el ámbito normal te exige que tengas tres clubes para formar una federación, entonces tú ves en un club “A” a Juan Pérez, Domingo Pérez y Luis Pérez. Juan Pérez presidente, Domingo Pérez tesorero, el otro secretario. Después ves en el club “B”, que el que era secretario es presidente, y así. Ves tres clubes distintos conformados, con personalidad jurídica, pero se rotan los cargos las mismas personas y se juntaron y formaron una federación.

    Para el “Especial Crimen Organizado” de La Radio, distintas fuentes comentaron que obtener un arma se hace por la de la compra ilegal a través de testaferros, o bien importadas. También existe el que una persona compre un arma legalmente, pero luego aparece con seis inscritas a su nombre.

    Cuando llega un comprador, tú le miras la pinta, no es por ser discriminador, pero si tiene tatuajes, usa cadenas y te dice: “Oiga quiero la Gloh”, para referirse a la Glock, el sujeto es un palo blanco. Lo reclutaron porque no tiene antecedentes y puede inscribir armas. Entonces uno le dice a la unidad de control de armas de Carabineros: “Andan unos sujetos raros que quieren comprar ocho armas”, y ellos no hacen nada. Entonces, ¿qué te puedes imaginar? El traspaso de la ley de armas a Carabineros ha sido un desastre, porque cuando llegaron, nos dijeron: “No, ahora va a haber inteligencia, investigación, nos preocuparemos de los palos blancos, de esto y lo otro”. Sin embargo, ocurre que desde que Carabineros está a cargo, hemos sufrido más robos.

    ¿Cómo se importan las armas?

    Cuando quiero importar un arma me comunico con un proveedor en Estados Unidos; me envían la factura proforma y con ella obtengo la resolución para hacerlo. Esa resolución la mando de vuelta, y allá sacan una licencia de exportación a mi nombre para enviarme, por ejemplo, diez armas. Cuando están listas me entregan una factura definitiva con la guía aérea, los números de series. Luego tramito una resolución para el envío por vía aérea y después puedo internarlas. Posterior a eso, las saco de aduana, y las ingreso al Banco de Pruebas de Chile, dependiente del Ejército. Allí certifican cada arma, marca, modelo, calibre, número de serie, y se disparan dos o tres balas para testear la que cumple las normas.

    ¿Y qué sigue luego?

    Después de que las armas son certificadas pido a la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) que sean ingresadas y poderlas comercializar. Es decir, todas quedan registradas. No existe eso que dicen los políticos, que no hay un registro de armas. ¡Es mentira, no tienen idea, no conocen! (…). Las únicas armas importadas legalmente que no quedan registradas en la DGMN, son las de Carabineros. Y sobre eso no se tiene idea de cuántas tienen, ni cuántas pierden ni nada. Ellos no entregan un listado de sus armas a ese organismo fiscalizador.

    ¿Ninguna institución de las Fuerzas Armadas y de Orden tiene registradas sus armas?

    La DGMN tiene en su base de datos más o menos 800 mil armas. Sin embargo, si yo busco una del Ejército no aparecerá porque nunca le dijo a la dirección general que, por ejemplo, tenían pistolas 9 milímetros y su número de serie. Nosotros le propusimos que crearan una base de datos. Podía no ser pública, pero que permitiera cotejar cuando busco el número de serie de un arma y esta pertenece a una institución armada. Ahí detectan de inmediato que te quieren vender un arma robada. De lo contrario no tienes cómo saberlo (…). Pese a eso, nunca como rubro hemos sido tomados en cuenta ni por la autoridad, Carabineros, ni por los gobiernos de turno.

    Entonces el mundo de las armas es pequeño.

    Sí, es muy pequeño por lo que un tipo raro es fácilmente detectable. Por eso, nosotros conocemos la problemática. Los políticos tienen una visión del rubro de las armas errónea, que es el mensaje que transmite Carabineros, un mensaje facilista en el sentido de culpar de todo lo que es las armas ilegales a los usuarios con armas inscritas, lo cual es falso. Alertamos esto hace más de diez años y recién escucho a un general director de Carabineros (…) reconocer que venían armas de contrabando.

    El viaje

    ¿Existe el contrabando de armas?

    Existe y es mucho y brutal. Una cosa es decir que hay 250 mil personas muertas que tienen armas, pero si revisas la base de datos de esas 250 mil armas, te voy a decir que es basura, son solo revólveres Rubi, Pasper, que ningún narco utiliza. ¿O has visto que los narcos porten esos revólveres? No, andan con Glock, con Uzi, con Fal, y ese tipo de armas (…) no están disponibles acá en Chile para el mercado civil. Y tienen dos fuentes: uno es el robo a las Fuerzas Armadas, Carabineros y la PDI, y dos el contrabando. Es la única opción, no existe más. Y Carabineros no le ha querido poner el cascabel al gato en el sentido que ellos son los encargados de resguardar las fronteras, ellos deberían tener mayor control en las aduanas.

    ¿De dónde vienen las armas del contrabando?

    En más de una oportunidad, en reuniones con la PDI y Carabineros les ofrecimos que nos compartieran el listado de las armas que incautan con la marca, calibre, número de serie. Así nosotros con los miembros que importan por ejemplo Glock, Beretta u otras, podemos preguntar a las fábricas, dónde fue vendida esa arma. Y me van a responder: esta arma la vendí para México, Ecuador, Argentina, Brasil o China. Nosotros hemos ofrecido esa ayuda y nunca nos han tomado en cuenta.

    ¿Cuál es el arma que más se vende?

    En los últimos 10 años la más es la Glock, austríaca.

    ¿Por qué?

    Fue la primera pistola fabricada en polímero. Se hizo famosa porque en un aeropuerto la pasaron sin ser detectada. Estamos hablando de los años 80. Además, es un arma de muy buena calidad, de excelente performance, muy precisa. Existe un gran mercado, sobre todo en Estados Unidos, en particular de accesorios.

    ¿Cuántas armas puede tener una persona?

    Cualquier persona puede inscribir hasta dos armas, por ejemplo para caza, defensa o deporte. Si quieres aumentar el cupo tienes que hacer una inscripción de deportista en el que se aumenta el cupo de dos a ocho armas. En otras palabras: puedes inscribir seis de caza o deporte, más las que te permite la ley como defensa personal.

    ¿Entonces el máximo es ocho?

    Ocho, pero si te hiciste aficionado o eres un deportista que participa en competencias y requieres más, puedes optar al deportista calificado. En todo caso tiene ciertos requisitos: tener caja fuerte o bóveda, un lugar aislado donde van a estar las armas o bien alarma en tu domicilio. Carabineros te inspecciona y certifica que cumples todas las medidas de seguridad exigidas.

    Operación sospechosa

    ¿Se evalúa a una persona que va a comprar un arma?

    Yo no tengo por qué evaluar, yo solamente vendo. El que evalúa es Carabineros y si se saltan un conducto regular es por culpa de ellos; no es por responsabilidad de las armerías. Las armerías solamente venden. Yo veo caras, pero no no corazones. A mí me vienen a comprar y le explico a la persona todos los requisitos que se requieren, pero después es resorte de la persona y la relación que debe mantener con Carabineros, la autoridad fiscalizadora.

    Entonces no existe un mecanismo de debida diligencia con los clientes.

    No. Primero, no me lo exige la ley y difícilmente podría estar exigiendo certificados de antecedentes. No se me permite.

    Si llega una persona y pide comprar cuatro pistolas, ¿puede negarse?

    Por ética puedo. Yo me rijo por un precepto: yo elijo mis clientes. Sé que hay gente que no le va a importar. Con tal de hacer la venta verá el signo peso, pero se puede negar. A lo mejor no directamente, pero sí inventar y decir que esos modelos ya están vendidos; o de todo lo que está en exhibición no nos queda nada. Eso ha sido un poco la tónica de este año. En el fondo tenemos muchas armas en exhibición, pero muy poco disponible por la pandemia y el aumento de ventas post estallido social.

    ¿Hay algún resquicio legal para negarse a vender a una persona que levante sospecha, por ejemplo?

    No existe nada.

    En materia de lavado de dinero, hay una serie de sujetos obligados a informar operaciones sospechosas a la Unidad de Análisis Financiero. En el caso de ustedes ¿existe algo similar? ¿Le avisan a la autoridad? ¿Tiene obligación de hacerlo?

    No existe ningún formulario ni nada. Carabineros, que tiene a cargo el tema, hace doce o trece años, no tiene protocolos establecidos.

    ¿Y cómo lo hacen?

    Se hace voluntariamente una carta y se habla con la autoridad, pero no existe un protocolo establecido. Se hace de acuerdo a sus parámetros, por conversaciones. Hemos formalizado mandando una carta, pero como no había retroalimentación, ni una respuesta de parte de la autoridad, no nos vamos a arriesgar a meternos en líos.

    ¿Lo dice en el sentido que la alerta la pueda conocer la persona sospechosa?

    Exacto. Nada ni nadie me asegura que si yo digo que Juanito Pérez me pareció raro porque está comprando cuatro Glock, no vaya a salir alguien y le diga: “Vino el dueño de la armería y dijo que eras sospechoso porque estabas comprando cuatro armas”. Entonces, ante esa inseguridad para qué nos vamos a estar arriesgando.

    Crimen organizado

    ¿Cuál es su hipótesis respecto a las armas que usan los delincuentes?

    Cien por ciento contrabando. Las armas automáticas no están disponibles para los civiles en Chile, salvo que se las roben a las instituciones armadas, Carabineros o PDI. Las Uzi que se ven por ahí las usa la policía de civil y uniformada. Son armas robadas o de contrabando. Esas son las dos únicas posibilidades que tienes. También he escuchado y visto mucho que está de moda el pack. O sea, drogas con armas incluidas. Y los narcos chilenos están comprando así. Como se les ha hecho más duro comprar estos elementos, están comprando afuera. Mil kilos de cocaína con 100 armas, por ejemplo.

    La PDI señala que hay tráfico de municiones y que es un mercado negro. ¿Cuál es la cuota de municiones que puede adquirir una persona que tiene un arma para defensa personal en su casa?

    Vamos a la segunda ignorancia de los políticos. Dicen que es muy fácil conseguir munición en Chile y que no están registradas. Al igual que la importación de armas, yo sigo los mismos pasos para importar municiones, la cual queda en el stock del importador y cada vez que compro e ingreso queda en mi reserva. A su vez, cada cliente que obtiene una autorización, me rebaja mi stock y le dan la autorización al comprador. Entonces, siempre existe un registro. En cambio, no hay registro de las munición institucional.

    ¿Y la cuota es?

    Como defensa 100 balas o 100 cartuchos.

    ¿Eso es lo que yo puedo tener en mi casa o lo que puedo comprar cada vez que quiera?

    Ese es tu cupo anual. 100 balas al año desde el 1 de enero al 31 de diciembre. Si te inscribes como cazador o deportista con permiso de transporte al día puedes comprar 3 mil balas o 3 mil cartuchos al año.


    ¿Y cuánto vale una caja?

    Una caja 9 milímetros se vende entre 20 mil y 25 mil pesos.

    ¿Ha tenido reportes de cuánto puede costar la misma caja en el mercado negro?

    De balas no, pero te voy a contar un caso. En el campo del sur de Chile el cartucho que usan para matar conejos y para cuidar la siembra lo vendían a mil pesos. O sea, una caja de 25 cartuchos la vendían a 25 mil pesos. Esa misma caja aquí en el comercio establecido se vende en seis mil pesos. Esa es la diferencia.

    La diferencia puede ser de más de tres veces el costo normal.

    Sí. Lo que he escuchado, fácilmente tres veces.

    [LeeTambienhttps://www.biobiochile.cl/especial/reportajes/2020/12/29/rodrigo-reyes-la-peor-pesadilla-para-una-empresa-es-aparecer-ligada-a-una-organizacion-criminal.shtml[/LeeTambien]

    ¿Qué estadísticas maneja sobre la cantidad de armas importadas? ¿Ha aumentado o disminuido en los últimos años?

    Después del 18 de octubre (estallido social) la venta de armas se fue a las nubes, estratosférica. Y ahí viene la arista de por qué aumentó: la gente se dio cuenta que el discurso de Carabineros, que estaban para garantizar el orden público, no era tal (entonces) se dieron cuenta que Carabineros no era capaz de garantizar la seguridad. La cantidad de cursos de armas que han vendido los clubes de tiro establecidos ha sido muy alta. ¡En La Reina se quintuplicó!

    ¿Cuántos clientes han denunciado robo o pérdida de su arma?

    En el último tiempo dos o tres. Han sido cuestiones puntuales.

    ¿Lo dice por su armería o es una estadística a nivel asociación?

    Por mi armería, clientes míos, pero no es tanto. La base de datos no miente y es fácilmente detectable. Si tú ves a un sujeto con seis, ocho armas inscritas y que están las ocho dadas por robadas, ese hombre era un palo blanco.

    ¿Pasa mucho?

    Nosotros no tenemos acceso a esas estadísticas. Es cosa que la autoridad quisiera transparentar esas cifras, pero te diría que no son más de mil en esa situación, lo cual para el nivel de armas que manejan los delincuentes es nada.

    Hay personas que han ido a comprar un arma y posteriormente les aparece más de una inscrita, ¿qué tal eso?

    Eso pasó en particular con la armería que les vendía a la banda conocida como los “Car’e de Jarro”. Iba, por así decirlo, Juan Pérez; compraba una pistola y dejaba los papeles firmados. Después la inscribía como deportista y le asignaban ocho armas. Eso ocurrió con una armería en particular (que de acuerdo a información periodística de la época se trataría de “M y D”) donde un empleado utilizó papeles de clientes para inscribir armas sin que ellos supieran.

    Nulo

    ¿Y quién fiscaliza a las armerías?

    Carabineros. Como armería tengo que cumplir un montón de requisitos legales de seguridad para funcionar. Yo fui aprobado; Carabineros me inspeccionó, aprobó mis medidas de seguridad; me autorizaron y tengo cierto cupo de armas para tener en mi local y cierta cantidad de munición autorizada. Todo lo que compro y vendo va registrado en libros, y en ese libro va ingresada la autorización de compra con la fecha, el número, quién la emitió, y a final de mes se entrega un informe de movimiento comercial. Es súper burocrático y arcaico. Vengo pidiendo hace ocho años que la DGMN actualice su base de datos para que todo se haga por internet porque el sistema tiene falencias que descuadra el stock. Siempre he pedido un sistema informático web donde pueda revisar todas las autorizaciones de compra que giran a mi nombre como empresa, pero no sabemos en qué está. Los últimos directores de la DGMN han brillado por su ausencia y ninguno ha modernizado la base de datos.

    ¿Cómo califica la actual ley de armas?

    Es una ley incumplible Tiene muchos resquicios y discriminatoria. Si Francisca Crovetto, la medallista panamericana de tiro al vuelo concurre a su tercera olimpiada, ahora en Tokyo, y la pillan conduciendo en estado de ebriedad, pierde su condición de deportista y no puede disparar nunca más. ¿Y por qué Johnny Herrera que iba borracho y mató a una niña puedo seguir jugando fútbol? ¿Me entiendes que es discriminatoria?

    Cuando dicen que vamos a restringir las armas por los funerales narcos, ¿por qué no restringen la venta de autos a los narcos? Entonces, a la ley de armas se le ha querido criminalizar. Parece que la ley es culpable de que los narcos tengan armas. La ley no tiene la culpa. Son los usuarios, el sistema establecido no tiene la culpa. El problema son las armas ilegales.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)