Fotografía: Jaime Silva | Edición BBCL

0 visitas |


  • Condenas y denuncias por robo con violencia, acusado y luego sobreseído por homicidio, orquestador de delitos, incluso uno planeado desde la cárcel y bajo similar preparación que el perpretado en el Aeropuerto Pudahuel el 9 de marzo pasado, más un periplo por Alemania, donde estuvo preso por robo, figuran en el llamativo prontuario del presunto cabecilla del robo del siglo en Chile: Eloy Varas Sáez, alias el “Guaton Eloy”.

    Desde su celda en la cárcel de Colina planificó, lo más perfecto que pudo, el atraco a un camión cargado con insumos computacionales en octubre de 2008, avaluados en 100 millones de pesos.

    Pero, tal como aconteció con el reconocido robo del siglo de marzo pasado, Eloy Varas, el “Guatón Eloy” como le dicen, también dejó huellas, las que permitieron desbaratar a la banda que bajo el disfraz de funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) logró hacerse por escaso tiempo de la tecnológica carga.

    Luego, en un extraño suceso, a mediados de 2015, Varas fue acusado por el homicidio de un sujeto, quien fue víctima de un ajuste de cuentas. Incluso, en base a esa investigación, se pudo determinar que estaba recluido en una cárcel alemana, desde donde se pidió su extradición a Chile.

    Sin embargo, tras comprobar que en la fecha del asesinato que le imputaban se encontraba en Argentina, Eloy Varas fue sobreseído.

    Hombre de 40 años, nacido en Argentina en 1980, con padre trasandino y madre chilena, Varas figura con inscripción en el Registro Civil chileno a partir de 1991.

    Desde Talagante a Colina

    Eloy Varas aparece en abril de 2004 con una condena de 11 años por robo con violencia, robo con intimidación y autor de tres delitos de receptación. Sin embargo, previo a eso, también registra otros delitos menores.

    La decisión la adoptó el Primer Juzgado de Letras de Talagante, tribunal que decidía causas penales, previo a la implementación de la Reforma Procesal Penal a principios de la década de los dos mil.

    Sin embargo, el primer gran hito de su vida delictual lo registra con el millonario robo de productos tecnológicos en Santiago.

    De acuerdo a la sentencia: “el día 15 de abril del año 2008, aproximadamente a las 17:00 horas, RVI conducía el camión cargado con diversos insumos computacionales avaluados en la suma aproximada de 100 millones de pesos, de propiedad de la empresa Olidata, fue interceptado en el KM 16 de la Autopista del Sol, por el vehículo en el que se desplazaban los imputados, quienes simulando ser funcionarios de investigaciones e intimidándolo con armas aparentemente de fuego, lo obligaron a descender para posteriormente subirlo a bordo del vehículo en el cual se trasladaban, manteniéndolo retenido y circulando por diversos sectores de la región Metropolitana, por aproximadamente 4 horas para luego dejarlo abandonado en la comuna de Calera de Tango”.

    Según lo declarado por el conductor del camión, en su traslado como rehén pudo memorizar una patente de un auto y una moto usada por el grupo de alrededor de cuatro antisociales, lo que fue clave para desbaratar la banda.

    Pero, ¿cómo se vinculó a Eloy Varas con el delito si estaba en la cárcel?

    Dos de los detenidos, tras el rastro que dejaron, apuntaron a su participación como organizador.

    Uno señaló que le había ofrecido 200 mil pesos por su participación y el segundo dijo que acordó su intervención, también contactado por Varas, debido a una amistad iniciada en su paso por la cárcel de Colina.

    Pese a que en su declaración Varas desconoció su participación en el hecho, el peso de los testimonios lo puso también en la fila de condenados y recibió cinco años y un día.

    Riñas y huelga de hambre

    Mientras purgaba su condena por el asalto al camión, Eloy Varas se vio involucrado en riñas al interior de la cárcel.

    En relación a lo anterior, registra peleas, porte ilegal de armas y una confusa agresión a dos gendarmes.

    También, una huelga de hambre aparece durante ese mismo periodo, alegó irregularidades hacia su persona respecto del proceso que indagaba su participación en las peleas al interior del centro.

    Referente a este tema, no se genera ningún agregado de tiempo a su condena.

    ¿Fugado fuera del país?

    En libertad, al no regresar a la cárcel luego de transgredir beneficio de salida, en la historia policial de Eloy Varas aparece vinculado erróneamente a un “ajuste de cuentas” en 2015, en que fue imputado de un homicidio en que habría actuado a la par y como autor junto a otro sujeto en una acción criminal para vengar la muerte de un amigo.

    “Apenas encendió el auto, llegó a gran velocidad un auto Chevrolet, modelo Cruze, gris, y se puso al lado de nosotros y al interior iban dos sujetos a quienes conozco como “Chico Mauri” y “Guatón Eloy” y comenzaron a disparar en muchas ocasiones seguidas en contra de nosotros dos y una vez que terminaron de disparar, se dieron a la fuga, quedando herida en el lugar, ya que me llegaron balazos en el brazo, el hombro y el cuello; y al tratar de ayudar al Matías, no respondía y estaba lleno de sangre ya que tenía muchos impactos de bala”, dijo la mujer que testificó inicialmente sobre la eventual responsabilidad de Varas y su acompañante.

    En la misma declaración, la mujer incluso confirmó que los ejecutores del delito se fugaron fuera del país y habrían salido hacia Argentina y también a Estados Unidos.

    “Unos días después, a través de Facebook, vi fotos del “Chico Mauri” junto al “Guatón Eloy” en Estados Unidos y junto a las fotos escribían cosas como que habían vengado a su hermano y que había escapado junto al “Guatón Eloy”, agregó la misma mujer en su testimonio.

    Es más, en la misma carpeta investigativa aparece la información que Eloy Varas había sido detenido en Alemania por el delito de robo y se solicitó su extradición al país.

    Sin embargo, con el correr de los meses y con la orden de captura y de extradición en curso, la madre de Eloy Varas presentó un recurso de protección para dejar si efecto ambas acciones.

    ¿Qué ocurrió?

    La progenitora argumentó que Varas se encontraba en Argentina al momento de la ejecución del homicidio y lo sustentó en un control de la policía argentina derivado de una riña en que habría participado Eloy Varas.

    También acompañó un registro notarial que avalaba la presencia de su hijo en suelo trasandino.

    Pese a que el recurso de amparo fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Santiago, al final, dichos documentos fueron considerados en la causa como argumento a favor de Varas.

    Además, hubo incongruencias en las declaraciones de los testigos del “ajuste de cuentas” y tanto Varas como el otro acusado fueron sobreseídos el año pasado.

    Es más, en octubre de 2019, junto con el sobreseimiento definitivo en favor de Eloy Varas se dejó sin efecto la orden de extradición solicitada a Alemania.

    Lo último a solo seis meses del llamado “robo del siglo”, en que Eloy Varas habría planeado y actuado como conductor del vehículo de correspondencia que sustrajo 13.100 millones de pesos (en dólares y euros) desde las bodegas del Aeropuerto Pudahuel.

    Y esta vez, también habría dejado huellas, las mismas que permitieron su captura y de cinco sujetos más casi dos meses después del atraco.

    Solo un traspié, ya que tiene el dinero para que los mejores abogados lo saquen del penal. Estará en eso, orquestando desde que fue capturado en Pucón y entró a la cárcel otra vez.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)