logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Cubillos critica a Siches: Antes de conversar con terroristas, debiera escuchar a las víctimas

Sábado 01 enero de 2022 | 11:42

visitas

La convencional Marcela Cubillos adelanta junto a BioBioChile las elecciones para la presidencia de la Convención y reconoce que su sector no tendrá poder de decisión en la instancia. De todos modos, pide que el énfasis de la nueva directiva esté en la "gestión" y no en lo comunicacional. También, analiza el trabajo de la CC: "Se partió, por parte de quienes tienen la hegemonía, con unos aires de grandeza refundacionales y de hecho se estrellaron con la realidad", lanza.

“Yo creo que la convención partió con un ánimo refundacional y maximalista que se fue estrellando con la realidad”.

De esta manera Marcela Cubillos, constituyente electa por el distrito 11, evalúa el trabajo del organismo constituyente en sus primeros meses de funcionamiento. Pese a esto, siente que en el último tiempo en la Convención se ha actuado con mayor “realismo”.

A su vez, tiene una crítica visión del rol de Elisa Loncon como presidenta de la mesa. “No tuvo desde el día uno la intención siquiera de representar a los 155 convencionales”, espeta.

En cuanto a nuevos liderazgos en la centro-derecha, la exministra de educación aboga por una estrategia común, en la cual los distintos liderazgos jueguen de manera complementaria.

Su propuesta de dupla paritaria para la presidencia y vicepresidencia de la República y el segundo mandato de Sebastián Piñera son otros de los temas que Cubillos aborda en esta entrevista con BioBioChile.

Evaluación de la convención

-¿Cuál es la evaluación que usted hace del trabajo de la Convención Constituyente en estos primeros meses de funcionamiento?

Yo creo que la Convención partió con un ánimo refundacional y maximalista que se fue estrellando con la realidad, tanto así que ya llevamos varios ajustes al cronograma para poder hacer calzar los plazos. Al mismo tiempo, partieron con un ánimo reivindicacional, de soberanía y lleno de símbolos, mucho más que de sacar adelante el trabajo que se nos encomendó, que es redactar la propuesta de Constitución.

Uno siente que ahora se está actuando con mucho más realismo con lo que se viene hacia adelante. Los reglamentos se sacaron con rapidez, el reglamento general, pero tuvo el problema de que se pasó a llevar las reglas del juego aprobadas con esta incorporación del plebiscito dirimente, aún cuando el congreso tenga que aprobarlo. Y al mismo tiempo, yo te diría que también hago una evaluación negativa de lo que fue la aprobación de este reglamento de ética que en el fondo viola la libertad de expresión que hoy día está garantizada en la Constitución.

-Cuando dice que “partieron” con cierto simbolismo, ¿a quiénes se refiere específicamente?

La izquierda que tiene la hegemonía en la Convención partió con un ánimo completamente refundacional, tratando de transmitir que este era el único órgano 100% democrático que había en el país y que tenían soberanía, lo que es muy distinto a lo que en realidad es la Convención. Es un órgano autónomo pero regulado.

Partieron también dándose atribuciones que no se tienen como fue esa declaración demandando a los otros poderes del Estado libertad a quienes están presos por los hechos de violencia. Entonces yo creo que se partió, por parte de quienes tienen la hegemonía, con unos aires de grandeza refundacionales y que de hecho se estrellaron con la realidad. Número uno, atinando con los tiempos, y número dos, con los hechos que han ocurrido. Cuando ocurre lo de Rojas Vade y al final se desnudan hechos que en el fondo los aterrizan a que no son tan distintos a la política que ellos mismos estaban criticando cuando asumieron.

Rol de Elisa Loncon

-¿Y qué opina del trabajo de Elisa Loncon como presidenta de la Convención?

Yo tengo una mala evaluación de su trabajo como presidenta.

-¿Por qué?

Primero, porque ella no tuvo desde el día uno la intención siquiera de representar a los 155 convencionales, que es el rol de la presidenta de una corporación. Ella siempre fue vocera de su agenda desde su discurso inaugural, en el que pretendió dar por zanjado debates que tienen que darse durante el debate constituyente.

Y en segundo lugar, hago una mala evaluación de ella porque tiene una tremenda responsabilidad en haber hermanado todo este proceso a la violencia con sus declaraciones. Como por ejemplo cuando dice que no es Mandela para llamar a bajar las armas, poniendo el 18 de octubre como el día de inicio del debate, que es el día de mayor violencia que recuerda Chile, lo asocia a ese símbolo.

También cuando habla de liberar a presos de hechos de violencia. Se niega a un minuto de silencio por una víctima quemada viva en La Araucanía. Entonces yo creo que ella ha sido muy responsable en hermanar este proceso a la violencia, y además no tuvo nunca la intención de representar o ser presidenta de los 155 convencionales.

Hegemonía del FA

-¿Qué le parece que el Frente Amplio (FA) apoye una candidatura como Beatriz Sánchez para presidir la Convención? Considerando que el presidente electo -Gabriel Boric- también es del FA. Hay quienes cuestionan que personas del FA presidan tanto la Convención como también al gobierno.

Yo creo que hoy día la hegemonía de la coalición del FA y el Partido Comunista es evidente que está en el ejecutivo, que lo gobiernan, y en la Convención muchos dijimos en las elecciones que eso no era bueno que eso ocurriera pero la ciudadanía eligió que esa coalición tuviera la hegemonía en ambos organismos. Entonces, más allá del tema político que puedan tener al interior de la izquierda, y que tendrán que resolver ellos, a mí me preocupa más bien el perfil de quien presida la Convención.

Yo creo que hoy día, para los meses que quedan, no se requiere el perfil de alguien comunicacional, sino que el perfil de alguien gestor. Siento que cuando se habla de Beatriz Sánchez o de Patricia Politzer, se está privilegiando más bien alguien con un perfil comunicacional y yo creo que para la pega que tiene por delante la Convención, a mí me gustaría que ellos propusieran o se pusieran de acuerdo en algún nombre que tuviera más bien un acento en gestión. No me importa que esté en las antípodas de mi pensamiento político, si nosotros no tenemos votos para incidir en la elección de presidente, pero ojalá que el acento esté puesto en alguien muy eficiente para gestionar la etapa que viene y que dé garantía a los 155 en los debates que se avecinan.

-Por lo mismo, ¿a quién le gustaría ver presidiendo la convención?

Lo que pasa es que nosotros tuvimos tan mal resultado el 16 de mayo que obviamente no tenemos votos para incidir, como no los tuvimos tampoco en la primera directiva, entonces yo no voy a proponer un nombre de quién debiera la izquierda concordar ni mucho menos, prefiero más bien definir el perfil.

A mí por lo menos no me importa que exista de presidente de la convención alguien que esté en las antípodas de mi pensamiento político si es que da garantía de igualdad de trato a los 155 convencionales y si tiene una capacidad de gestión que nos permita sacar adelante el desafío que tenemos para estos meses.

Liderazgos en la derecha

-Pasando a otro tema, ¿qué liderazgos ve en la derecha? Se lo pregunto porque a partir de marzo serán oposición.

Yo creo que este ha sido un debate bien artificial, yo creo que lo que nos toca cuando tenemos un gobierno del FA y del Partido Comunista, y tenemos una Convención liderada también por la misma coalición, lo que tiene que hacer la centro-derecha es que todos los liderazgos que tiene en el Congreso, en los partidos, en la sociedad civil y en la Convención, se complementen y sean funcionales a una estrategia común. Por lo tanto, mucho más que hablar de liderazgos, lo que hay que definir es una estrategia común en la cual los distintos liderazgos jueguen de manera complementaria.

-¿Cuál es la estrategia por la que aboga? ¿Y qué autocrítica se hace en la derecha luego de los resultados de las elecciones, considerando que -por ejemplo- José Antonio Kast ganó en la primera vuelta pero en la segunda le fue mal?

Yo creo que son dos cosas distintas. Como oposición, yo siempre he creído que su rol es servir al país y no estar desde el día uno tratando de recuperar el poder, porque eso te lleva a querer… Cuando esa es tu estrategia, de alcanzar el poder desde el día uno, lo que busca siempre es que el gobierno fracase, y nosotros tenemos que tener la responsabilidad de que al gobierno le vaya bien, cualquiera sea el gobierno que haya sido elegido, porque si le va bien, las personas que lo están pasando mal son las que pueden salir adelante.

Por lo tanto, primero debe ser una oposición leal y constructiva, y eso implica también plantear con firmeza nuestras posturas, nuestras diferencias y que ponga el eje más bien en servir al país y no estar permanentemente desde el primer día tratando de alcanzar el poder porque si esa es tu estrategia vas a querer siempre que el gobierno fracase y eso no es responsable con el país.

Y en segundo lugar, respecto a la centro-derecha, nosotros no podemos seguir como si nada hubiera pasado después del mal resultado electoral en las elecciones de convencionales, que ya se siguió adelante como si nada hubiera pasado; en las primarias, en donde los candidatos de los partidos son derrotados por el único candidato independiente que era Sebastián Sichel; después una primera vuelta en que el candidato de la coalición es derrotado por un candidato que venía por fuera; y después en la segunda vuelta, en que tenemos una brecha en la derrota muy grande.

Yo creo que aquí la centro-derecha tiene que revisar y escuchar más, tenemos que aprender de esta derrota, creo que hay dos cosas que la derecha tiene que mejorar: una es que los partidos se adecuen a unas ansias de representación más horizontal que hoy día tiene la ciudadanía. Los partidos de centro-derecha, en general, todavía mantienen mucho verticalismo y necesitamos una cosa mucho más horizontal para que la gente se sienta representada y podamos llegar con nuestro mensaje de manera mucho más transversal.

Y segundo, creo que la derecha está haciendo en Chile y en el mundo una política a veces muy fría, muy rápida para proponer una solución a un problema sin antes empatizar, escuchar y atender el dolor o el temor que pueda haber en una familia, en una persona, en una organización o en una sociedad. Yo creo que tenemos que contar con una propuesta de país que implique hacerse cargo de esos temores y de esos sueños también, y muchas veces nos hemos quedado más bien en respuestas automáticas o en un eje diferenciador con la izquierda, más que promotor de nuestro propio proyecto país.

Dupla paritaria

-Respecto a la propuesta que usted planteó para que a la Presidencia de la República se postule como dupla paritaria. ¿Cuál es el objetivo principal que persigue con esta idea? ¿Se inspiró en algún otro país?

Esta es una idea que plantearon en su momento, en las audiencias públicas en la comisión, académicos como Christopher Martínez, Andrés Dockendorff y otros, y fue dándose también en el debate que se tuvo. Es una buena instancia en los países en donde existe vicepresidente, hay más facilidades para formar coaliciones de gobierno y eso siempre es bueno para mejorar la gobernabilidad democrática, por lo tanto introducir en Chile la figura de vicepresidente te permite o te da más facilidades para formar una coalición que llegue al gobierno.

Por su parte, creo que el que sea paritaria es asumir que el tema de la paridad y de la promoción de la mujer en todas las esferas de las decisiones públicas, es un hecho positivo y que por supuesto tiene que llegar también cuando se trata del más alto cargo. También tiene otras ventajas la existencia del vicepresidente, que implica adaptar las normas que hoy día existen en el caso, por ejemplo, de subrogación o reemplazo del presidente, cuando el mandatario no está o en caso de vacancia, que tenga y sea reemplazado por una persona que es elegida junto a él en dupla. Creo que tiene ventajas y lo vamos a presentar como norma la próxima semana.

-¿No suena contradictorio considerando que usted, en su momento, se había mostrado contraria a la fórmula de paridad dentro de la propia convención?

Lo que pasa es que una cosa es el concepto de paridad, que es un concepto positivo, y otra cosa es la fórmula a través de la cual se implementó la paridad en la Convención, que a mí me parece incorrecta, y por eso es importante que ahora, cuando se analice la paridad en los distintos órganos públicos al interior de la Convención, se estudie muy bien cuál es la fórmula para hacerlo.

La fórmula que se uso para la convención, que es esta corrección posterior a la votación, como se dice “metiéndole la mano a la urna”, creo que es un mecanismo incorrecto que al final impide a las personas tener 100% libertad de elegir, y además terminó perjudicando a las mujeres en mayor medida, en esta ocasión. Por lo tanto, el concepto positivo de paridad tiene que ir acompañado de fórmulas que de verdad la promuevan y no le afecten, y que al mismo tiempo respete la libertad de voto de una persona.

-Bajo esta misma fórmula, ¿podríamos ver en el futuro una candidatura de Andrés Allamand con Marcela Cubillos para estos cargos?

Jajaja… no.

Izkia Siches y diálogo con la CAM

-Recientemente Izkia Siches, quien fue jefa de campaña del presidente electo Gabriel Boric, dijo que esperaba dialogar con todos los actores, incluyendo con la CAM (Coordinadora Arauco Malleco). ¿Qué opina usted? ¿El gobierno debería dialogar con la CAM?

Lo primero que debería hacer el gobierno es dialogar y sobre todo escuchar a las víctimas del terrorismo en La Araucanía. Cuando la Convención salió a regiones, un grupo de convencionales lo fuimos a hacer, la directiva de la Convención no estuvo dispuesta a que eso fuera una actividad de la salida a terreno. Por lo tanto, Izkia Siches, antes de correr a conversar con quienes ejercen el terrorismo y quienes se han manifestado ya por permanecer en la violencia, debiera, con esa misma, agilidad, privilegiar correr a escuchar a las víctimas del terrorismo. Creo que es una mala señal la declaración porque nuevamente blanquea o legitima el terrorismo en La Araucanía.

Tribunal Constitucional

-Han surgido voces que abogan por la eliminación del tribunal constitucional. ¿Qué opina usted?

El Tribunal Constitucional cumple un rol relevante en el resguardo del Estado de Derecho y de la institucionalidad en Chile, por lo tanto, más que eliminarlo, soy partidaria de modificar su integración y reformar sus atribuciones, pero no eliminarlo.

Segundo mandato de Sebastián Piñera

-¿Cómo evalúa este segundo mandato, que ya está terminando, de Sebastián Piñera? ¿Cómo cree que será recordado?

Sin duda es muy luego para evaluar pero yo tiendo a pensar que este es un gobierno que al final va a haber quedado cruzado, primero, por los momentos en que Chile enfrentó los mayores grados de violencia que se tengan recuerdo, como fue a partir del 18 de octubre de 2019.

Y al mismo tiempo, yo creo que va a ser recordado como un gobierno que le tocó también una pandemia mundial de proporciones nunca vistas, y que tuvimos un gobierno que respondió de la mejor manera esa pandemia, tanto así que Chile está ubicado en los mejores países que mejor han respondido. Yo siento que al final, ese va a ser el cruce por el que va a estar evaluado este gobierno: le tocó enfrentar una situación de violencia completamente inusitada y al mismo tiempo le tocó manejar una pandemia en que yo creo que va a ser muy bien evaluado y recordado también en el manejo del tema covid.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.