logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Andrés Zaldívar aconseja a Boric: "Debe ser el gran líder de su coalición para que no lo tironeen"

Sábado 25 diciembre de 2021 | 13:10

visitas

El histórico militante de la DC, Andrés Zaldívar, conversó con BioBioChile sobre el presente y futuro de Chile y de su partido, tras el triunfo de Gabriel Boric en la segunda vuelta. "Yo hago un llamado para todo el mundo (...) Démosle un espacio a este gobierno para que ejecute bien su tarea. No le hagamos dificultades que no tengan justificación", pide el hombre fuerte de la falange. Y agrega: "Él tiene que ser el gran líder para que no lo tironeen. Unos por hacer todo y otros por no hacerlo todo".

Andrés Zaldívar, figura histórica de la Democracia Cristiana (DC), desmenuza el periodo histórico por el que está atravesando Chile tras el triunfo de Gabriel Boric en las urnas.

“Hay una mochila muy grande por la que hay que responder”, advierte sobre los primeros meses de la nueva administración que asumirá en marzo de 2022.

En ese sentido, aborda la situación en la que queda la DC tras la derrota de su carta presidencial, Yasna Provoste, en primera vuelta. “Me duele que no haya tenido éxito, pero no por ello hay que dejar de reconocer el mérito de lo que hizo”, menciona.

La renuncia de Genaro Arriagada a la DC después de 58 años de militancia en el partido es otro de los temas que analiza. Asegura que pese a la estrecha colaboración que han mantenido por años, el exministro de Eduardo Frei Ruiz-Tagle nunca le adelantó su salida.

“Me duele”, confiesa.

Estos y otros temas trata Zaldívar en esta entrevista junto a BioBioChile.

Primeros meses de Boric

-¿Como visualiza los primeros meses de gobierno de Gabriel Boric?

Será como cualquier gobierno que asuma. Va a tener un periodo muy difícil, muy complejo porque existe una herencia que viene acumulada de atrás por razones obvias que todo el mundo conoce, tanto por la pandemia que ha tenido efectos muy difíciles en la sociedad chilena, especialmente en materia económica. Hay una mochila muy grande por la que hay que responder. Pero también hay una demanda social que no puede dejar de defenderse. Y esa demanda social requiere recursos y de mucho esfuerzo.

Yo creo que durante un par de años será muy difícil, para cualquier gobierno. Y va a tener que tratar de buscar una fórmula para evitar que la demanda lo lleve a hacer actos de irresponsabilidad fiscal, evitar que no seamos capaces de contener la inflación y así tengamos un gasto financiero como corresponde. El propio Gabriel Boric lo ha reconocido y lo ha dicho de forma clara y reiterada. Por eso es que él habla del paso a paso, de la moderación.

El primer tema del próximo gobierno va a ser la presión social, frente -a su vez- a la responsabilidad fiscal que va a exigir que los gastos se hagan en la medida de lo que el país tenga como para responder a esa medida. Ahora, hay demandas que seguramente requieren de menor tiempo para responder a ellas, como es el tema de las pensiones y la salud, que son temas que la gente ha reclamado mucho.

Y lo otro que hay que tener presente y no debemos olvidar, es que tiene que buscarse además una fórmula para seguir evitando que se implemente el déficit habitacional, efecto que puede tener algunos estallidos en tomas y en mayor número de campamentos como hoy día se está produciendo. A mi me parecen bien las declaraciones que he escuchado de Gabriel Boric en el sentido que él va a seguir una línea de buscar evitar que ese desequilibrio se produzca.

-¿Cree que habrá una oposición dura?

Yo no creo que sea un problema de oposición o no oposición. Lo que pasa es que la oposición que pueda haber verá si se van a tomar medidas que vayan más allá de lo que el país pueda hacer.

El otro tema es el del empleo, que también es reconocido. Para que haya empleo tiene que haber inversión, no sólo pública sino que también inversión privada. Y si se va más allá en el tema de gasto, o se programa mayor cantidad de gasto, va a tener que regirse por el presupuesto que se le ha entregado, salvo que se aprueben normas que le dan más recursos, a lo que yo creo que la oposición no debiera cerrarse. Y eso significa revisar el sistema tributario, el tema del royalty y otras fuentes de ingresos, y una mayor eficiencia del estado en ejecutar estas tareas.

Mensaje de unidad

-¿Cuales serán las principales dificultades que enfrentará Gabriel Boric en su gobierno?

Como primera cosa, yo hago un llamado para todo el mundo.

-A ver.

Démosle un espacio a este gobierno para que ejecute bien su tarea. No le hagamos dificultades que no tengan justificación. Terminemos con este debate de polarización en el que el país ha estado en estos tiempos y entremos más bien en un tema de colaboración. Cualquiera que sea la posición que uno tenga, estando en el gobierno, estando afuera del gobierno, siendo independiente, estando en la oposición, como sea.

Yo he visto buena voluntad, por lo menos en las declaraciones, desde el momento mismo de la elección de Boric, de unos y otros sectores. Incluso, los gestos republicanos que se produjeron son muy importantes, y también es importante que no sean transitorios y que después no nos involucremos en algún conflicto.

Y el otro tema que va a tener el próximo presidente es el tema interno, y en ese sentido creo que lo ha hecho bien. Él tiene que ser el gran conductor, el gran líder de su coalición para que no lo tironeen. Unos por hacer todo y otros por no hacerlo todo. Y la historia de Chile nos muestra que cuando gana el populismo, se termina muchas veces pagando la cuenta a corto plazo. Como se dice, pan para hoy, hambre para mañana. Es como aumentar el gasto público para cumplir con todas las peticiones que se hagan en forma absoluta. Dentro de su propia coalición, puede ser presionado en ese sentido, aunque espero que no sea así.

-Una de sus reformas más ambiciosas es poner fin a las AFP. De hecho, en su discurso dijo que pretende reemplazarlo por otro sistema estatal y “solidario, sin fines de lucro”. ¿Cómo lo ve usted?

Bueno, yo creo que ese es un tema que hay que discutirlo. Por supuesto que si hay un sistema solidario pero a su vez que sea voluntario y que haya una pensión única universal, y que los fondos previsionales se gestionen a través de un órgano similar al Banco Central como se ha dicho, me parece que está en la línea de lo posible. Pero hay que discutirlo, y ahí habrá que abrirse a una discusión seria y responsable porque el sistema previsional en Chile no resiste más.

Reminiscencias de la Concertación

-¿Que similitudes ve en este nuevo gobierno que asumirá en marzo y los de la Concertación?

Yo no quiero hacer una comparación ni tampoco un símil, pero yo creo que hay un dicho que hizo el presidente electo Gabriel Boric que es muy importante. La historia se construye paso a paso. No inventamos la historia por el hecho de haber tenido una elección presidencial, no hacemos otra historia. Hay toda una historia construida. Lo que él dijo fue: “Estamos parados sobre hombros de gigantes”. Eso quiere decir que lo que se ha realizado hay que asumirlo, lo que haya que corregir hay que corregirlo.

Y no hay que descalificarse por el hecho de que uno piense distinto al otro. Lo más importante, y creo que la Concertación en eso sí tuvo un gran mérito, fue la capacidad de entendimiento y acuerdos, y hacerlo de acuerdo a la realidad. Las generaciones de hoy día no se dan cuenta lo complejo y difícil que fue, primero, recuperar la democracia con el dolor más brutal en el pueblo de Chile, por gente que sufrió todo tipo de situaciones increíbles como muertes, torturas, persecución, pérdidas de la libertad, etc.

El tema es que hay que darse cuenta que cuando hicimos la transición, teníamos a Pinochet sentado en medio del sistema, y había que hacer una transición y darle un sentido social a todo lo que se hizo. Yo soy un gran defensor de la Concertación. De que quedaron cosas pendientes, las hay, pero el tema no es si vamos a seguir con la Concertación, sino que tenemos que decir si somos capaces de dar respuestas a lo que nos ha dicho la gente ya en el movimiento social y en su manifestación cívica que fue su propia votación. Tienes que darte cuenta que en la primera vuelta, Boric saca un 25% de los votos. Pero llega la segunda vuelta y es capaz de convocar casi un 30% más de votos que no estaban dentro de su alianza.

-¿Usted se declara del oficialismo o será parte de la oposición?

Yo estoy en la línea del partido, yo creo que uno no puede declararse en oposición o no oposición. No vamos a estar en el gobierno, nosotros no somos parte del gobierno, no estamos dentro del diseño. Y a mi modo de ver, hay que dejar la libertad al presidente para que conforme al equipo y si va alguna persona que sea de mi pensamiento demócrata-cristiano, bueno, que vaya. Que vaya a hacer el trabajo pero no por ser demócrata-cristiano, o ser socialista, PPD, radical o ser independiente. Si va, es porque es lo mejor que hay para afrontar la tarea. Y que los equipos de gobierno se transformen precisamente en la gente que tenga una vocación pública con conocimiento de los temas que tienen que abordar. Tiene que haber generosidad de parte de todos.

La DC y Boric

-¿Y qué mensaje le daría a aquellos DC que no votaron por Gabriel Boric?

Personalmente, en eso soy muy respetuoso, incluso dentro del partido yo respetaba las decisiones que se tomaran porque es una cosa muy importante de consciencia de cada uno de resolver. Yo nunca he sido partidario de someter la disciplina del partido a una disciplina rígida.

Yo creo que la Democracia Cristiana, y los partidos en general, no pueden ser partidos que traten de imponer criterios únicos. Dentro de los partidos hay diversidad y eso hay que respetarlo, no que haya anarquía. Si alguno lo hizo, lo hizo en su plena convicción de que era lo mejor para Chile. Y lo importante es que si uno cree que se ha equivocado, bueno, hay que reconocerlo, pero respeto a todo el mundo. Así como exigimos que se respete la diversidad a nivel de la sociedad en su conjunto, yo siempre he sido partidario en la Democracia-Cristiana de reconocer primero nuestra diversidad, y segundo, respetar esa diversidad.

-Pero pese a aquello, Adolfo Zaldívar Palma fue expulsado de la Democracia Cristiana tras respaldar públicamente a José Antonio Kast.

Es distinto, él es mi sobrino pero él procedió en rebeldía. Él se fue a integrar al comando, es otra cosa. Yo respeto su decisión, y lo que sí es cierto, es que yo no hubiera sido partidario de expulsarlo. Yo hubiese sido partidario de darle todas las posibilidades de exponer sus posiciones. Yo no soy partidario de los ultimátum de un tribunal supremo. Lo dije cuando a Adolfo, mi hermano, lo expulsaron. No fui partidario de su expulsión así como tampoco hubiese sido partidario, si me hubiesen preguntado, en el caso de la expulsión de Adolfo (su sobrino). Lo que sí, es un tema personal y no quiero referirme más porque además aborda mi tema familiar.

Apoyo de Michelle Bachelet

-¿Cómo analiza el apoyo que Michelle Bachelet hizo explícito hacia Boric antes de la segunda vuelta?

Me parece muy bien, tenía lógica.

-Hay quienes afirmaron que se trataba de intervencionismo electoral.

No, porque ella no tuvo una actividad de campaña. Cuando uno está en un organismo internacional eso está vedado. Pero no está impedida de emitir opinión y manifestar su decisión ciudadana, por algo han sido claros desde las Naciones Unidas en decir que no tiene ningún elemento conflictivo. Estaba en todo su derecho a hacerlo.

Lee también...

Rol de la DC

-¿Qué rol cree que tendrá la DC en este nuevo gobierno?

La primera tarea de la DC es mirarse hacia adentro y hacer un análisis profundo de lo que fue el resultado electoral, tanto en la primera como en la segunda vuelta. En segundo lugar, la Democracia Cristiana tiene un deber, como todos los partidos, de hacer una revisión con toda fuerza de cuál debe ser su proyecto futuro para no tender a tener una crisis final.

El aggiornamiento, como dicen los italianos, es fundamental en cualquier tipo de organización, porque las organizaciones que terminan anquilosadas terminan mal. La DC tiene que hacer una reflexión muy profunda de cómo podemos ponernos a tono con lo que son los tiempos nuevos, con las formas nuevas de hacer política. No podemos quedarnos en el pasado. Y una vez que tengamos claro lo que queremos, tratar de ser un aporte intelectual de ideas, hacer planteamientos y no sólo decir “soy de oposición” o “me subo a la micro del gobierno y ahí vemos qué hacemos”… no.

Gente muy preparada nuestra hizo planteamientos concretos en materia de previsión. En materia tributaria, tenemos gente muy capaz y tenemos que hacer planteamientos frente a lo que plantee el gobierno, tratar de colaborar para que ese proyecto de reforma tributaria sea lo más eficiente posible y que además cumpla el objetivo de financiar el gasto público y a su vez que no provoque un desincentivo de inversión, no porque yo crea que los tributos por sí solos lo hagan, sino que cuando hay medidas mal aplicadas por supuesto que se provocan problemas.

Yo vengo del año 64, en la época del presidente Eduardo Frei Montalva, y fui uno de los coordinadores del programa de gobierno de Frei padre, y sabíamos lo que queríamos. Planteamos la reforma agraria, planteamos la promoción popular, hicimos una reforma educacional muy profunda para evitar que 300 mil niños quedaran sin escuela. Hicimos todo lo que fue necesario para que el país avanzara en un cambio. Hoy día también necesitamos hacer un cambio, y en ese tiempo el gobierno de Frei padre no tenía mayoría tampoco.

-¿Cambio en qué sentido se refiere?

Cambios profundos en lo social y además tenemos el cambio más importante del que tenemos que preocuparnos: qué constitución vamos a tener. Yo incluso participé hace poco tiempo y entregamos un programa completo de lo que debiera ser, a nuestro parecer, una nueva Constitución. Tenemos que hacerlo, no podemos quedarnos callados, que otros hagan la tarea, no. Tenemos que aportar a todas y cada una de las exigencias que hoy día nos está suministrado la gente. Ahí tenemos que embarcarnos.

-Usted habló de una crisis final. ¿Teme una crisis final en la DC?

No creo que sean crisis finales pero son crisis complejas y difíciles, y que por supuesto que si no se saben enfrentar a tiempo, son más profundas todavía. Pero no hay ningún partido que hoy se salve. Mira en el lado de la derecha lo que está pasando ya hoy día: quien queda, quien no queda, cómo quedan, me voy, no me voy, etc.

Situación de la DC

-En el caso de la DC hay quienes advierten una falta de renovación.

Sí, yo creo que la DC requiere y exige una renovación de liderazgos e ir proyectando nuevos liderazgos de las mismas organizaciones sociales, desde los gobiernos municipales, dentro de los gobiernos regionales. Tenemos cinco gobernadores regionales, tenemos una importante cantidad de alcaldes, concejales y consejeros regionales. La DC puede hacerlo, pero para eso tiene que mirarse primero hacia adentro para luego proyectarse hacia afuera.

-¿Extraña los viejos tiempos de la DC?

En la historia siempre es necesario mirar el pasado para construir el futuro. La historia de cada uno, es bueno tenerla presente para no cometer ninguno de los errores que se cometieron y así poder seguir aportando en las cosas que uno lo ha hecho bien y positivamente. Yo creo que la DC ha tenido un legado muy importante, por lo menos del años 57, que se fundó, tanto en los periodos democráticos como en el periodo de la dictadura. En la dictadura la DC jugó un papel fundamental en la recuperación de la democracia. No te digo excluyente pero fuimos capaces en ese sentido de coordinarnos con otros para llegar a constituir la Concertación y recuperar la democracia, además de ser un pilar firme de oposición a la dictadura.

Y en la transición yo creo que la DC hizo un aporte, junto con los demás partidos de la Concertación, fundamental. Yo invito a hacer un balance, se redujo la pobreza de un 45% a un 7%. En cuanto al comercio exterior, las exportaciones crecieron de 17 mil millones de dólares a alrededor de 150 mil millones de dólares. Aumentamos la capacidad de matrícula en la educación superior técnico-profesional y universitaria en casi 8 veces para los sectores de menores ingresos. Acortamos el déficit habitacional casi en un 27%, todo esto reconocido no por índices que creamos nosotros sino que por índices de las Naciones Unidas, Banco mundial y otros.

Se dice que hicimos una política neoliberal pero no es así, hicimos una política que iba en la línea de lo que es la economía social de mercado que es un tema que nosotros siempre nos hemos planteado como una meta. Yo siempre he planteado que la meta en América Latina y en Chile debe ser mirando a Europa, donde se han construido sociedad de bienestar con democracias reales. Y desde el comienzo de la historia de la DC, creo que hemos aportado en esa línea.

Liderazgo de Yasna Provoste

-Hablando de liderazgos en la DC, ¿cómo evalúa el liderazgo de Yasna Provoste?

Yo creo que fue un liderazgo valiente porque se atrevió. No tuvo éxito porque efectivamente se polarizó el tema en dos puntos. Primero se tradujo en una dispersión de varios candidatos y luego todos confluyeron en gran medida en un sólo candidato. Yo creo que es muy claro que el resultado final, el aumento del 25% al 56% de Boric no es otra cosa que el aporte de todos los sectores que concurrimos con otras candidaturas, y Yasna creo que cumplió una tarea importante, me duele que no haya tenido éxito, pero no por ello hay que dejar de reconocer el mérito de lo que hizo.

-Las directivas del PPD, PR, PL y PS anunciaron un encuentro para proyectar una alianza llamada Socialismo Democrático, quedando fuera la Democracia Cristiana. ¿Cómo queda la DC en este escenario político?

Yo tengo una mirada distinta, no es de exclusión sino que tiene lógica. Hace mucho tiempo que se había hablado de la posibilidad de que el PPD llegue a formarse en un sólo bloque con el PS, no es primera vez que se vaya a intentar una cosa de ese tipo.

Puede ser que a lo mejor se está pensando en crear una gran fuerza social demócrata, al estilo europeo, en la cual concurran todos estos partidos. Pero eso no excluye que existe una Democracia Cristiana que el día de mañana sea capaz de ser socia con este mundo social demócrata en la búsqueda de una política social y económica que conlleve a estas sociedades de bienestar al estilo de Europa. Son procesos que se dan, no igual en todas partes.

En el debate al interior del PPD y PS, varios piden desde el momento del inicio de la Concertación de la necesidad de formar un sólo partido. Eso me parece que tiene lógica y a lo mejor se da, pero es un problema de decisión de ellos.

Renuncia de Genaro Arriagada

-El ex ministro Genaro Arriagada renunció a la DC después de 58 años de militancia. ¿Cómo toma esta renuncia?

Me duele porque es una persona con la cual yo he trabajado muy cercanamente desde hace muchos años, precisamente cuando yo fui ministro de estado del presidente Eduardo Frei, hemos trabajado en la directiva del partido, hemos trabajado en muchas campañas, trabajamos juntos en la campaña del No, yo mismo lo llevé como secretario ejecutivo en esa campaña.

Conmigo ha tenido una relación muy estrecha y me duele mucho, realmente me hubiese gustado haber conversado antes que él tomara la decisión. Creo que lo hace en un sentido de decir que tiene que tener más independencia por lo que viene próximamente. No es que yo le encuentre la razón, yo creo que las cosas pueden hacerse desde adentro. Espero que haya un reencuentro con la DC de parte de él.

-Él no lo había conversado con nadie.

Con nadie. Y aunque yo tengo mucho contacto con él, nunca me lo mencionó.

-Por los años de militancia, ¿le dolió que no le mencionara nada a usted antes de anunciar su salida?

No, yo creo que su decisión es muy personal y tiene que haber sido muy doloroso por los términos incluso en que está planteada. Yo creo que para la DC es una pérdida muy importante. Ahora, no es una persona que dice que se vaya del partido para irse a otra parte, no dice eso, sino que dice que toma esta decisión sólo para tener una capacidad de poder tomar decisiones con una mayor independencia.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.