Gobierno dará cuenta de Estado de Hacienda Pública y actualizará escenario macroeconómico y fiscal

visitas

En la antesala del trámite del proyecto de Ley de Presupuestos 2023, el Gobierno dará cuenta del Estado de la Hacienda Pública, y actualizará su escenario macroeconómico y fiscal para los próximos años.

Expertos destacaron los ejes del escenario fiscal en materia de reactivación, pero miran con dudas el objetivo de creación de empleos, en un año marcado por la recesión económica y la estrechez fiscal.

Ya conocimos los ejes del Presupuesto para el año 2023, y antes de conocer el detalle de cada una de las partidas, el Gobierno expone el detalle del escenario económico y fiscal en que aterriza el escenario fiscal.

Es lo que hará esta mañana el ministro de Hacienda, Mario Marcel con el Estado de la Hacienda Pública, que va a recoger el desarrollo reciente de la economía chilena en todas sus variables, y algunas proyecciones sobre crecimiento, inflación y consolidación fiscal.

Un escenario que, según se ha adelantado, no sorprenderá tanto a las expectativas que asumen con claridad algunos conceptos: el más claro, una recesión económica para el próximo año, con decrecimiento de 1%.

Por eso, la reactivación económica es un eje central de este proyecto, principalmente con un aumento del 5,5% en la inversión pública, pero también con asignaciones territoriales o medidas de eficiencia.

En ese sentido, hay concordancia en que los énfasis son correctos, pero también que el gasto público no actúa por sí solo, más bien representa cerca de un 20% del conjunto de la economía nacional. Así lo recalca Hermann González, coordinador macroeconómico de Clapes UC, quien en todo caso cree que hay señales positivas en este aspecto.

En este escenario, el Presupuesto plantea algunas metas. En concreto, se habla de recuperar 200 mil puestos de trabajo, de los cuales 150 mil serían en proyectos de infraestructura y 50 mil con subsidios.

Sin embargo, en línea con las dificultades que puede tener el gasto público para actuar de manera contracíclica, el economista y académico UDD, Felipe Berger cree que hay que pensar más en amortiguar la caída, más que lograr la creación de nuevos puestos de trabajo.

Otro punto que pone dificultad a las metas es el escenario fiscal. Este Gobierno tiene la meta de reducir el déficit fiscal a 0,3% el año 2026, y eso podría comenzar de forma positiva, con números azules en 2022.

Lo cierto es que, esto responde principalmente a elementos transitorios, y no permitirán mayor flexibilidad en cuanto a expansión del gasto. Así lo cree Macarena García, de Libertad y Desarrollo, quien cree que si bien esta mayor libertad podría ajustar la meta de convergencia anual, también debe poner atención con la inflación y la deuda pública.

    visitas

En la antesala del trámite del proyecto de Ley de Presupuestos 2023, el Gobierno dará cuenta del Estado de la Hacienda Pública, y actualizará su escenario macroeconómico y fiscal para los próximos años.

Expertos destacaron los ejes del escenario fiscal en materia de reactivación, pero miran con dudas el objetivo de creación de empleos, en un año marcado por la recesión económica y la estrechez fiscal.

Ya conocimos los ejes del Presupuesto para el año 2023, y antes de conocer el detalle de cada una de las partidas, el Gobierno expone el detalle del escenario económico y fiscal en que aterriza el escenario fiscal.

Es lo que hará esta mañana el ministro de Hacienda, Mario Marcel con el Estado de la Hacienda Pública, que va a recoger el desarrollo reciente de la economía chilena en todas sus variables, y algunas proyecciones sobre crecimiento, inflación y consolidación fiscal.

Un escenario que, según se ha adelantado, no sorprenderá tanto a las expectativas que asumen con claridad algunos conceptos: el más claro, una recesión económica para el próximo año, con decrecimiento de 1%.

Por eso, la reactivación económica es un eje central de este proyecto, principalmente con un aumento del 5,5% en la inversión pública, pero también con asignaciones territoriales o medidas de eficiencia.

En ese sentido, hay concordancia en que los énfasis son correctos, pero también que el gasto público no actúa por sí solo, más bien representa cerca de un 20% del conjunto de la economía nacional. Así lo recalca Hermann González, coordinador macroeconómico de Clapes UC, quien en todo caso cree que hay señales positivas en este aspecto.

En este escenario, el Presupuesto plantea algunas metas. En concreto, se habla de recuperar 200 mil puestos de trabajo, de los cuales 150 mil serían en proyectos de infraestructura y 50 mil con subsidios.

Sin embargo, en línea con las dificultades que puede tener el gasto público para actuar de manera contracíclica, el economista y académico UDD, Felipe Berger cree que hay que pensar más en amortiguar la caída, más que lograr la creación de nuevos puestos de trabajo.

Otro punto que pone dificultad a las metas es el escenario fiscal. Este Gobierno tiene la meta de reducir el déficit fiscal a 0,3% el año 2026, y eso podría comenzar de forma positiva, con números azules en 2022.

Lo cierto es que, esto responde principalmente a elementos transitorios, y no permitirán mayor flexibilidad en cuanto a expansión del gasto. Así lo cree Macarena García, de Libertad y Desarrollo, quien cree que si bien esta mayor libertad podría ajustar la meta de convergencia anual, también debe poner atención con la inflación y la deuda pública.

comentarios