El Gobierno no se cerró a adelantar el reajuste del sueldo mínimo a 500 mil pesos

visitas

El Gobierno no se cerró a adelantar el reajuste del sueldo mínimo a 500 mil pesos, que comprometió el presidente Gabriel Boric antes de que termine su mandato.

La Central Unitaria de Trabajadores pidió considerar el efecto de la inflación sobre los precios de la canasta básica, mientras que gremios de la pequeña y mediana empresa dijeron no estar en condiciones de absorber esa cifra, sin un aporte permanente del Estado.

Fue uno de los principales compromisos del programa de Gobierno y también la primera gran medida económica de La Moneda, el reajuste del salario mínimo legal, y ahora está en entredicho por la inflación.

A contar de este mes de agosto se activó el segundo de los tres reajustes que comprometió el Ministerio de Hacienda con la Central Unitaria de Trabajadores y también gremios del sector pyme, que eleva el sueldo básico desde 380 a 400 mil pesos mensuales.

Según las cifras oficiales, un millón de trabajadoras y trabajadores serían beneficiados. Pero la preocupación tiene que ver, más que con los sueldos nominales, con el poder adquisitivo de los salarios, que viene a la baja por la inflación y ha caído ocho meses consecutivos.

El compromiso del programa de Gabriel Boric era llegar a un sueldo mínimo de $500 MIL pesos cuando termine el periodo de Gobierno, una meta que en la CUT esperan adelantar, sobre todo porque, según explica su presidente David Acuña, esto sigue siendo insuficiente.

El criterio de la línea de pobreza es relevante, por el hecho de que los precios de la canasta básica han subido casi un 18% en doce meses, según los datos de junio del Ministerio de Desarrollo Social.

Entonces, la línea de la pobreza para un hogar promedio de cuatro personas ya se ubica en 531.048 pesos.

La ministra del Trabajo, Jeannette Jara dijo que siempre habrá voluntad para re evaluar el escenario económico con los trabajadores, y no descartó que se pueda adelantar esta meta autoimpuesta.

Lo que ocurra con la línea de la pobreza ya tiene algunas estimaciones, y si bien la próxima encuesta Casen recién va a empezar a recolectar datos en el mes de noviembre, se prevén aumentos de la pobreza.

Es lo que señala la coordinadora del programa Pobreza, Vivienda y Ciudad, de Libertad y Desarrollo, Paulina Henoch quien calcula que, en base a los actuales índices de remuneraciones, más de 150 mil personas podrían entrar a la condición de pobreza, con datos de junio.

Esto vino de la mano de un subsidio para las pequeñas y medianas empresas que paguen sueldo mínimo, pero al cual solo han postulado un 52% de los posibles beneficiarios.

El vicepresidente de Conapyme, Héctor Sandoval dijo que la situación desmejorada del sector no permite mayores aumentos, si no se aplican subsidios permanentes.

Si la inflación supera el 7% anual, como dicen todas las proyecciones, el sueldo mínimo subirá nuevamente a contar de enero, hasta $410 mil, y los reajustes futuros se negociarán nuevamente en abril.

    visitas

El Gobierno no se cerró a adelantar el reajuste del sueldo mínimo a 500 mil pesos, que comprometió el presidente Gabriel Boric antes de que termine su mandato.

La Central Unitaria de Trabajadores pidió considerar el efecto de la inflación sobre los precios de la canasta básica, mientras que gremios de la pequeña y mediana empresa dijeron no estar en condiciones de absorber esa cifra, sin un aporte permanente del Estado.

Fue uno de los principales compromisos del programa de Gobierno y también la primera gran medida económica de La Moneda, el reajuste del salario mínimo legal, y ahora está en entredicho por la inflación.

A contar de este mes de agosto se activó el segundo de los tres reajustes que comprometió el Ministerio de Hacienda con la Central Unitaria de Trabajadores y también gremios del sector pyme, que eleva el sueldo básico desde 380 a 400 mil pesos mensuales.

Según las cifras oficiales, un millón de trabajadoras y trabajadores serían beneficiados. Pero la preocupación tiene que ver, más que con los sueldos nominales, con el poder adquisitivo de los salarios, que viene a la baja por la inflación y ha caído ocho meses consecutivos.

El compromiso del programa de Gabriel Boric era llegar a un sueldo mínimo de $500 MIL pesos cuando termine el periodo de Gobierno, una meta que en la CUT esperan adelantar, sobre todo porque, según explica su presidente David Acuña, esto sigue siendo insuficiente.

El criterio de la línea de pobreza es relevante, por el hecho de que los precios de la canasta básica han subido casi un 18% en doce meses, según los datos de junio del Ministerio de Desarrollo Social.

Entonces, la línea de la pobreza para un hogar promedio de cuatro personas ya se ubica en 531.048 pesos.

La ministra del Trabajo, Jeannette Jara dijo que siempre habrá voluntad para re evaluar el escenario económico con los trabajadores, y no descartó que se pueda adelantar esta meta autoimpuesta.

Lo que ocurra con la línea de la pobreza ya tiene algunas estimaciones, y si bien la próxima encuesta Casen recién va a empezar a recolectar datos en el mes de noviembre, se prevén aumentos de la pobreza.

Es lo que señala la coordinadora del programa Pobreza, Vivienda y Ciudad, de Libertad y Desarrollo, Paulina Henoch quien calcula que, en base a los actuales índices de remuneraciones, más de 150 mil personas podrían entrar a la condición de pobreza, con datos de junio.

Esto vino de la mano de un subsidio para las pequeñas y medianas empresas que paguen sueldo mínimo, pero al cual solo han postulado un 52% de los posibles beneficiarios.

El vicepresidente de Conapyme, Héctor Sandoval dijo que la situación desmejorada del sector no permite mayores aumentos, si no se aplican subsidios permanentes.

Si la inflación supera el 7% anual, como dicen todas las proyecciones, el sueldo mínimo subirá nuevamente a contar de enero, hasta $410 mil, y los reajustes futuros se negociarán nuevamente en abril.

comentarios