Economía podría entrar en recesión el 2° semestre en línea con contracción de sectores productivos

visitas

Expertos señalaron que la economía chilena podría entrar en recesión durante este segundo semestre, en línea con una contracción de casi todos los sectores productivos, que podría profundizarse hacia 2023.

Comercio e industria apuntaron a un desempeño negativo en la segunda mitad del año, luego de la desaceleración que constataron en la última parte del primer semestre.

El primer semestre del año ya está jugado para la economía chilena, y ahora los expertos apuntan sus cálculos a la segunda mitad del año, porque si bien las cifras del mes de junio dieron cuenta que la actividad todavía está en números azules, hay varios matices en los datos.

6,4% habría sido el crecimiento promedio del primer semestre, donde incluso se logró evitar una “recesión técnica”, encadenando dos trimestres a la baja. Porque si bien la economía perdió ritmo entre enero y marzo, tuvo un leve repunte de 0,3% en el segundo trimestre del año.

Uno de los consensos, sin embargo, es que las cifras ocultan que, por ejemplo, en la actividad no minera, solo los servicios han mostrado un buen desempeño, principalmente por la comparación con 2021.

Sin embargo, la fuerte inyección de liquidez que se vio el año pasado y que se mantuvo dando impulso en 2022, ya se está diluyendo, y eso se está notando, por ejemplo, en cómo ha caído el comercio.

Ya en junio, la actividad del comercio tuvo su peor desempeño desde 2020, por eso las cifras son mentirosas y según la Gerenta de Estudios de la CNC, Bernardita Silva se van a despejar con nitidez.

Entre los expertos empiezan a correr las hojas de cálculo, y la gran pregunta es si la economía va a entrar en recesión técnica el segundo semestre, considerando que la proyección anual está en torno a 1,8%.

La liquidez va a desaparecer y entonces se va a ver el impacto de la política monetaria contractiva, es lo que advierte el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann quien cree que la “recesión” es casi inevitable, lo que ya se puede desprender de la primera mitad del año.

Más moderado es el economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira que, si bien cree que es probable comenzar a ver tasas de crecimiento negativas entre agosto y septiembre, la recesión –entendida en su definición técnica- va a ser mucho más profunda en el año 2023.

Visión similar manifestó Daniel Soto, rector del Instituto Profesional Santo Tomás, atendiendo a las bajas proyecciones que tiene la inversión hacia el próximo año.

    visitas

Expertos señalaron que la economía chilena podría entrar en recesión durante este segundo semestre, en línea con una contracción de casi todos los sectores productivos, que podría profundizarse hacia 2023.

Comercio e industria apuntaron a un desempeño negativo en la segunda mitad del año, luego de la desaceleración que constataron en la última parte del primer semestre.

El primer semestre del año ya está jugado para la economía chilena, y ahora los expertos apuntan sus cálculos a la segunda mitad del año, porque si bien las cifras del mes de junio dieron cuenta que la actividad todavía está en números azules, hay varios matices en los datos.

6,4% habría sido el crecimiento promedio del primer semestre, donde incluso se logró evitar una “recesión técnica”, encadenando dos trimestres a la baja. Porque si bien la economía perdió ritmo entre enero y marzo, tuvo un leve repunte de 0,3% en el segundo trimestre del año.

Uno de los consensos, sin embargo, es que las cifras ocultan que, por ejemplo, en la actividad no minera, solo los servicios han mostrado un buen desempeño, principalmente por la comparación con 2021.

Sin embargo, la fuerte inyección de liquidez que se vio el año pasado y que se mantuvo dando impulso en 2022, ya se está diluyendo, y eso se está notando, por ejemplo, en cómo ha caído el comercio.

Ya en junio, la actividad del comercio tuvo su peor desempeño desde 2020, por eso las cifras son mentirosas y según la Gerenta de Estudios de la CNC, Bernardita Silva se van a despejar con nitidez.

Entre los expertos empiezan a correr las hojas de cálculo, y la gran pregunta es si la economía va a entrar en recesión técnica el segundo semestre, considerando que la proyección anual está en torno a 1,8%.

La liquidez va a desaparecer y entonces se va a ver el impacto de la política monetaria contractiva, es lo que advierte el economista jefe de BCI, Sergio Lehmann quien cree que la “recesión” es casi inevitable, lo que ya se puede desprender de la primera mitad del año.

Más moderado es el economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira que, si bien cree que es probable comenzar a ver tasas de crecimiento negativas entre agosto y septiembre, la recesión –entendida en su definición técnica- va a ser mucho más profunda en el año 2023.

Visión similar manifestó Daniel Soto, rector del Instituto Profesional Santo Tomás, atendiendo a las bajas proyecciones que tiene la inversión hacia el próximo año.

comentarios