Mario Marcel expuso detalles de la Reforma Tributaria a la oposición que pidió estudio de impacto

visitas

El Gobierno presentará esta mañana los detalles de la reforma tributaria, que ingresaría la próxima semana al Congreso.

El ministro de Hacienda expuso los detalles del proyecto a parlamentarios de oposición, que pidieron un estudio respecto al impacto que tendrá la iniciativa sobre el crecimiento y la inversión.

Una intensa jornada tuvo ayer el ministro de Hacienda, Mario Marcel que expuso los ejes de la reforma tributaria del Gobierno a parlamentarios de oposición y gremios pyme, que no habían formado parte del trabajo prelegislativo del proyecto, que conoceremos hoy.

Cerca de 26 diapositivas y una exposición de más o menos dos horas fue lo que presentó el ministro Marcel y su equipo en estas exposiciones, que se dieron en la antesala de la presentación de un proyecto clave para las pretensiones del Gobierno.

Se pretende recaudar 12 mil millones de dólares extra, a través de royalty minero, impuestos verdes y el corazón de la reforma: impuestos personales, normas anti evasión, impuesto a la renta y patrimonial.

Un proyecto que, además de recaudar, pretende combatir la desigualdad. Sin embargo, en la oposición ven con dudas el impacto que esto va a tener sobre la clase media y las pymes.

Así lo manifestó el senador José García Ruminot de RN, quien cree que hace falta revisar los impactos que tendrá este proyecto.

En palabras simples, en la oposición dudan que esto no vaya a impactar a la mayoría de la población, tomando en cuenta la magnitud de la reforma: aumentaría en 20% los actuales impuestos en el país.

El 70% vendría de la parte de impuestos personales, donde ya se saben algunas cosas. Por ejemplo, que se van a subir las tasas de los tramos más altos del impuesto a la renta, pero también se aplicarán nuevas tasas a sectores que hoy no pagan: sueldos sobre 4 millones de pesos.

Un tema donde el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma manifestó sus dudas.

Otro tema central es el denominado impuesto a los súper ricos, que hoy se estaría planteando como impuesto patrimonial, donde se cobraría una tasa de 1% por sobre los 5 millones de dólares.

En la oposición creen que no hay puertas cerradas, pero el senador de Evópoli, Felipe Kast cree que todo debe hacerse en acuerdo, con objetivos claros, eficientes, y que den seguridad de largo plazo.

En el oficialismo no se confunden, y pese a las advertencias de la oposición sobre el momento para impulsar la reforma, creen que hay que “invertir en paz social”. Es un concepto que plantea el diputado socialista Jaime Naranjo, aunque reconoce dudas sobre la meta.

    visitas

El Gobierno presentará esta mañana los detalles de la reforma tributaria, que ingresaría la próxima semana al Congreso.

El ministro de Hacienda expuso los detalles del proyecto a parlamentarios de oposición, que pidieron un estudio respecto al impacto que tendrá la iniciativa sobre el crecimiento y la inversión.

Una intensa jornada tuvo ayer el ministro de Hacienda, Mario Marcel que expuso los ejes de la reforma tributaria del Gobierno a parlamentarios de oposición y gremios pyme, que no habían formado parte del trabajo prelegislativo del proyecto, que conoceremos hoy.

Cerca de 26 diapositivas y una exposición de más o menos dos horas fue lo que presentó el ministro Marcel y su equipo en estas exposiciones, que se dieron en la antesala de la presentación de un proyecto clave para las pretensiones del Gobierno.

Se pretende recaudar 12 mil millones de dólares extra, a través de royalty minero, impuestos verdes y el corazón de la reforma: impuestos personales, normas anti evasión, impuesto a la renta y patrimonial.

Un proyecto que, además de recaudar, pretende combatir la desigualdad. Sin embargo, en la oposición ven con dudas el impacto que esto va a tener sobre la clase media y las pymes.

Así lo manifestó el senador José García Ruminot de RN, quien cree que hace falta revisar los impactos que tendrá este proyecto.

En palabras simples, en la oposición dudan que esto no vaya a impactar a la mayoría de la población, tomando en cuenta la magnitud de la reforma: aumentaría en 20% los actuales impuestos en el país.

El 70% vendría de la parte de impuestos personales, donde ya se saben algunas cosas. Por ejemplo, que se van a subir las tasas de los tramos más altos del impuesto a la renta, pero también se aplicarán nuevas tasas a sectores que hoy no pagan: sueldos sobre 4 millones de pesos.

Un tema donde el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma manifestó sus dudas.

Otro tema central es el denominado impuesto a los súper ricos, que hoy se estaría planteando como impuesto patrimonial, donde se cobraría una tasa de 1% por sobre los 5 millones de dólares.

En la oposición creen que no hay puertas cerradas, pero el senador de Evópoli, Felipe Kast cree que todo debe hacerse en acuerdo, con objetivos claros, eficientes, y que den seguridad de largo plazo.

En el oficialismo no se confunden, y pese a las advertencias de la oposición sobre el momento para impulsar la reforma, creen que hay que “invertir en paz social”. Es un concepto que plantea el diputado socialista Jaime Naranjo, aunque reconoce dudas sobre la meta.

comentarios