Tras 14 años de espera en el Congreso, se promulgó la Ley de Control de Armas

visitas

El gobierno evitó cuestionar las cifras entregadas por el Ministerio Público respecto a los homicidios, y dijo que hay diferencias por los distintos periodos analizados para concluir los números.

Ayer, además, el Ejecutivo promulgó la Ley de Control de Armas y manifestó esperar que la regulación permita disminuir los registros de delitos violentos.

Con esta norma, se actualizan los artefactos que se califican como prohibidos, se incorpora un registro ADN balístico; se otorgan mayores facultades a las policías para fiscalizar y se limita la cantidad de armas por persona.

El presidente de la República, Sebastián Piñera aseguró que ante la considerable alza de delitos, el nuevo reglamento será muy beneficioso para el país, señalando estar consciente de los homicidios registrados.

Consenso hubo respecto a esta normativa para que se pudiese aprobar. Sin embargo, diferentes cifras y pronósticos mostró la Fiscalía y el gobierno respecto a la realidad de este delito.

Por una parte, el Ejecutivo informó una disminución del 20% entre 2020 y 2021. Sin embargo, el fiscal Nacional, Jorge Abbott, dijo que la tasa de homicidios ha aumentado.

Pese a la diferencia, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, dijo que no hay contradicción alguna, ya que se habló de elementos de análisis que son diferentes y también de distintos períodos.

Abbott, en tanto, dijo que la información de Fiscalía corresponde a un examen que hicieron de todos los homicidios consumados entre 2016 y 2020 y ahí detectaron un alza muy importante, particularmente entre el 2019 y 2020.

Con el análisis, el fiscal nacional informó que se obtuvo una tasa de 5,9 homicidios por cada 100 mil habitantes, lo cual calificó de preocupante.

El abogado y exfiscal, José Antonio Villalobos sostuvo que le parece evidente el aumento y dijo que las cifras de Fiscalía debiesen ser las más confiables.

Quien también respaldó al Ministerio Público fue el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, quien llamó al Gobierno a no cegarse frente a los hechos.

Otra contradicción se dio respecto de la presencia de carteles en Chile, ya que Abbott dijo que hay antecedentes que dicen relación con la presencia de ciertos carteles en el país, lo cual también se descartó de parte del Gobierno.

Ante esto, el exfiscal Nacional, Sabás Chahuán dijo que es incorrecto hablar de presencia directa de carteles, pero si hay un matiz con el que está de acuerdo.

Respecto a los homicidios, Chahuán dijo que tanto el gobierno como el fiscal Nacional deben explicar sus dichos ya que se ve una notoria contradicción que no debiese existir

    visitas

El gobierno evitó cuestionar las cifras entregadas por el Ministerio Público respecto a los homicidios, y dijo que hay diferencias por los distintos periodos analizados para concluir los números.

Ayer, además, el Ejecutivo promulgó la Ley de Control de Armas y manifestó esperar que la regulación permita disminuir los registros de delitos violentos.

Con esta norma, se actualizan los artefactos que se califican como prohibidos, se incorpora un registro ADN balístico; se otorgan mayores facultades a las policías para fiscalizar y se limita la cantidad de armas por persona.

El presidente de la República, Sebastián Piñera aseguró que ante la considerable alza de delitos, el nuevo reglamento será muy beneficioso para el país, señalando estar consciente de los homicidios registrados.

Consenso hubo respecto a esta normativa para que se pudiese aprobar. Sin embargo, diferentes cifras y pronósticos mostró la Fiscalía y el gobierno respecto a la realidad de este delito.

Por una parte, el Ejecutivo informó una disminución del 20% entre 2020 y 2021. Sin embargo, el fiscal Nacional, Jorge Abbott, dijo que la tasa de homicidios ha aumentado.

Pese a la diferencia, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, dijo que no hay contradicción alguna, ya que se habló de elementos de análisis que son diferentes y también de distintos períodos.

Abbott, en tanto, dijo que la información de Fiscalía corresponde a un examen que hicieron de todos los homicidios consumados entre 2016 y 2020 y ahí detectaron un alza muy importante, particularmente entre el 2019 y 2020.

Con el análisis, el fiscal nacional informó que se obtuvo una tasa de 5,9 homicidios por cada 100 mil habitantes, lo cual calificó de preocupante.

El abogado y exfiscal, José Antonio Villalobos sostuvo que le parece evidente el aumento y dijo que las cifras de Fiscalía debiesen ser las más confiables.

Quien también respaldó al Ministerio Público fue el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, quien llamó al Gobierno a no cegarse frente a los hechos.

Otra contradicción se dio respecto de la presencia de carteles en Chile, ya que Abbott dijo que hay antecedentes que dicen relación con la presencia de ciertos carteles en el país, lo cual también se descartó de parte del Gobierno.

Ante esto, el exfiscal Nacional, Sabás Chahuán dijo que es incorrecto hablar de presencia directa de carteles, pero si hay un matiz con el que está de acuerdo.

Respecto a los homicidios, Chahuán dijo que tanto el gobierno como el fiscal Nacional deben explicar sus dichos ya que se ve una notoria contradicción que no debiese existir

comentarios