Según las proyecciones del último IPoM los próximos años serán complejos en materia económica

visitas

Foto: AGENCIA UNO

Este año ya está jugado y los próximos van a ser bastante más complejos, según las proyecciones del último IPoM, que confirman el escenario que la gran mayoría de los organismos estaban proyectando.

Este Informe de Política Monetaria del Banco Central habla de una economía chilena que va a tener un crecimiento extraordinario de hasta 12% este año, para luego tener una abrupta caída hacia adelante.

Entre 1,5 y 2,5% sería el crecimiento en 2022, pero ya hacia el 2023 la actividad económica no superaría el 1% de crecimiento. Casi nulo.

Esto se explica con una caída de la inversión, que retrocede 2,2% el próximo año, por condiciones financieras más estrechas, un dólar más alto y también un escenario de incertidumbre política.

También se prevé una caída fuerte del consumo, 0,2% el próximo año y 1,5% el 2023. Acá influye fuertemente el hecho de que se van a retirar los estímulos que ha tenido la economía, y que han provocado inflación.

El ingrediente final de este “cocktail” es la Tasa de Política Monetaria, que ya está en 4% y va a seguir subiendo. El escenario es complejo, pero el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda habla de “normalización”.

El Banco Central explicita que uno de los objetivos es volver a niveles de equilibrio. Se dice, por ejemplo, que este crecimiento de en torno al 12% preocupa al pensar que la capacidad potencial es cerca de 2,5%.

Por eso también se adhieren a esta visión de “normalización”. En el informe se reconoce la opción de tasas de crecimiento negativas, incluso una recesión técnica, pero el presidente del Banco Central, Mario Marcel dice que el contexto económico es muy distinto.

Se habla también de qué va a ocurrir con la inflación. 6,9% será el cierre de este año, 3,7% el próximo, pero volver a la meta del Banco Central, en 3%, tardará dos años. Ocurrirá en diciembre del 2023.

Sin embargo, hay escenarios de sensibilidad, que podrían cambiar. De hecho, el BC menciona que habrá que ir calibrando de qué manera el comportamiento del consumo reacciona al alza de tasas.

En ese sentido, el economista David Kohn, del Instituto de Economía UC, anticipa que no será un proceso expedito.

Más allá del ajuste de tasas, los expertos también dicen que el mayor desafío será lo que ocurra con la política fiscal. En este escenario base, se asume que los estímulos se retiran.

Sin embargo, en el contexto de altas demandas sociales, una economía ralentizada y presiones políticas para el próximo Gobierno, el académico UST, Alejandro Puente dice que será el mayor desafío.

El BC también dice que la inflación es mayoritariamente interna, y tiene que ver con cifras de consumo por sobre las expectativas, y con el tipo de cambio.

    visitas

Foto: AGENCIA UNO

Este año ya está jugado y los próximos van a ser bastante más complejos, según las proyecciones del último IPoM, que confirman el escenario que la gran mayoría de los organismos estaban proyectando.

Este Informe de Política Monetaria del Banco Central habla de una economía chilena que va a tener un crecimiento extraordinario de hasta 12% este año, para luego tener una abrupta caída hacia adelante.

Entre 1,5 y 2,5% sería el crecimiento en 2022, pero ya hacia el 2023 la actividad económica no superaría el 1% de crecimiento. Casi nulo.

Esto se explica con una caída de la inversión, que retrocede 2,2% el próximo año, por condiciones financieras más estrechas, un dólar más alto y también un escenario de incertidumbre política.

También se prevé una caída fuerte del consumo, 0,2% el próximo año y 1,5% el 2023. Acá influye fuertemente el hecho de que se van a retirar los estímulos que ha tenido la economía, y que han provocado inflación.

El ingrediente final de este “cocktail” es la Tasa de Política Monetaria, que ya está en 4% y va a seguir subiendo. El escenario es complejo, pero el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda habla de “normalización”.

El Banco Central explicita que uno de los objetivos es volver a niveles de equilibrio. Se dice, por ejemplo, que este crecimiento de en torno al 12% preocupa al pensar que la capacidad potencial es cerca de 2,5%.

Por eso también se adhieren a esta visión de “normalización”. En el informe se reconoce la opción de tasas de crecimiento negativas, incluso una recesión técnica, pero el presidente del Banco Central, Mario Marcel dice que el contexto económico es muy distinto.

Se habla también de qué va a ocurrir con la inflación. 6,9% será el cierre de este año, 3,7% el próximo, pero volver a la meta del Banco Central, en 3%, tardará dos años. Ocurrirá en diciembre del 2023.

Sin embargo, hay escenarios de sensibilidad, que podrían cambiar. De hecho, el BC menciona que habrá que ir calibrando de qué manera el comportamiento del consumo reacciona al alza de tasas.

En ese sentido, el economista David Kohn, del Instituto de Economía UC, anticipa que no será un proceso expedito.

Más allá del ajuste de tasas, los expertos también dicen que el mayor desafío será lo que ocurra con la política fiscal. En este escenario base, se asume que los estímulos se retiran.

Sin embargo, en el contexto de altas demandas sociales, una economía ralentizada y presiones políticas para el próximo Gobierno, el académico UST, Alejandro Puente dice que será el mayor desafío.

El BC también dice que la inflación es mayoritariamente interna, y tiene que ver con cifras de consumo por sobre las expectativas, y con el tipo de cambio.

comentarios