Mario Waissbluth: "Voy a votar rechazo para reformar"

visitas

El fundador de Educación 2020 estaba indeciso acerca de qué votar en el plebiscito de salida.

Sin ir más allá, fundó junto a otras figuras reconocidas como Cristián Warnken, el movimiento “Amarillos por la Nueva Constitución”, qué ponía en duda el borrador que llevaba hasta el momento la nueva constitución.

Tras semanas de incertidumbre acerca de cuál sería su preferencia en el plebiscito de Septiembre, Waisbluth revela cuál será su alternativa y por qué.

“Voy a votar rechazo, rechazo para reformar, no para dejar la constitución como está.

Yo en lo personal, cuando empezaron a salir todos los delirios de las comisiones, yo estaba aterrado. Pero el pleno, hay que reconocer que mermó los delirios más delirantes. Pero llegó el momento en que salieron los 499 artículos del pleno, me senté y los leí dos veces, no una. Los leí con un lápiz en la mano. Y quedé convencido que ese proyecto constitucional tal como está y como lo digo en una columna que saqué en el mostrador, puede conducir a una crisis nacional que la de octubre del 2019 puede quedar chica. ”

Plurinacionalidad y descentralización

“La plurinacionalidad es desigual, por un lado, porque sanciona el hecho de que los chilenos no valemos lo mismo en votos. Además, porque los chilenos que vivan en las autonomías territoriales indígenas, los ‘huincas’, van a estar subyugados completamente por las autoridades indígenas de esa zona.

Primero que nada, yo escribí un libro en que dije que Chile necesitaba una nueva constitución, que necesitaba reconocimiento de los pueblos originarios y que necesitaba descentralización, y sigo pensándolo. Pero no con las formas extremistas que se han planteado. En materia de descentralización, con las regiones de la nueva constitución puedo convivir: autónomas en lo financiero, político, administrativo. Pero tenemos más de 300 comunas, que también van a gozar de plena autonomía política, fiscal, financiera y administrativa ¿Cómo el estado de Chile va a poder actuar en más de 300 islas administrativas autónomas? Yo creo que es desintegrador.”

¿Qué está mal en la nueva constitución?

“La plurinacionalidad, la descentralización, el poder judicial que pierde todo tipo de autonomía política y al cual se le definen juicios de tutela. Hoy existe la figura jurídica del amparo, si a ti la autoridad te hace algo tú solicitas un amparo. La tutela es el amparo de los derechos sociales. Por ejemplo, las listas de espera en la salud: el ciudadano puede hacer un juicio de tutela al estado si su derecho a no estar en lista de espera no se ha cumplido. Vamos a tener decenas de miles de juicios de tutela contra el Estado de Chile, el cual se va a ver con las manos amarradas para hacer políticas públicas en salud o vivienda. Y si a una de esas personas el juez le da el amparo y le dice que el estado le tiene que pagar una clínica, el desangre financiero de los juicios de tutela va a ser muy fuerte. Además, los que ganen un amparo van a estar en una situación mejor que los que no recurrieron al amparo, vamos a tener ahí otra disgregación de las personas.”

Sistema político

“El problema más serio de fondo está en el sistema político .

Aquí se están juntando dos locuras: el mito de que el senado ha sido una institución oligárquica y el hecho de aprobarse la ley de pesca allí, como si no la hubieran propuesto los diputados. Entonces nos quedamos sin Senado como un contrapeso esencial, pero además eliminaron los quorum. El quorum es la mayoría simple de los asistentes a la sala. O sea, mañana se junta la bancada indígena con la bancada del pc que pueden sumar 29 diputados un día tempranito y aprueban que los territorios indígenas del sur se extenderán de la costa hasta la cordillera. Eso es un delirio constitucional en la parte más relevante. Las constituciones están para definir los sistemas políticos de los países, para eso se inventaron.

Yo le quiero pedir a todos los chilenos de la centro izquierda, a la cual pertenezco, que nos movilicemos por el rechazo para reformar. Yo me alegro mucho que la Senadora Rincón y el senador Walker hayan puesto esta propuesta de bajarle el quorum a cuatro séptimos a las reformas de la constitución. Si gana el rechazo le daría un mensaje tranquilizador a la ciudadanía, yo le diría que el 5 de septiembre el congreso debería convocarse para promover un mecanismo de reforma a la constitución pero que no sea comenzar de cero.”

    visitas

El fundador de Educación 2020 estaba indeciso acerca de qué votar en el plebiscito de salida.

Sin ir más allá, fundó junto a otras figuras reconocidas como Cristián Warnken, el movimiento “Amarillos por la Nueva Constitución”, qué ponía en duda el borrador que llevaba hasta el momento la nueva constitución.

Tras semanas de incertidumbre acerca de cuál sería su preferencia en el plebiscito de Septiembre, Waisbluth revela cuál será su alternativa y por qué.

“Voy a votar rechazo, rechazo para reformar, no para dejar la constitución como está.

Yo en lo personal, cuando empezaron a salir todos los delirios de las comisiones, yo estaba aterrado. Pero el pleno, hay que reconocer que mermó los delirios más delirantes. Pero llegó el momento en que salieron los 499 artículos del pleno, me senté y los leí dos veces, no una. Los leí con un lápiz en la mano. Y quedé convencido que ese proyecto constitucional tal como está y como lo digo en una columna que saqué en el mostrador, puede conducir a una crisis nacional que la de octubre del 2019 puede quedar chica. ”

Plurinacionalidad y descentralización

“La plurinacionalidad es desigual, por un lado, porque sanciona el hecho de que los chilenos no valemos lo mismo en votos. Además, porque los chilenos que vivan en las autonomías territoriales indígenas, los ‘huincas’, van a estar subyugados completamente por las autoridades indígenas de esa zona.

Primero que nada, yo escribí un libro en que dije que Chile necesitaba una nueva constitución, que necesitaba reconocimiento de los pueblos originarios y que necesitaba descentralización, y sigo pensándolo. Pero no con las formas extremistas que se han planteado. En materia de descentralización, con las regiones de la nueva constitución puedo convivir: autónomas en lo financiero, político, administrativo. Pero tenemos más de 300 comunas, que también van a gozar de plena autonomía política, fiscal, financiera y administrativa ¿Cómo el estado de Chile va a poder actuar en más de 300 islas administrativas autónomas? Yo creo que es desintegrador.”

¿Qué está mal en la nueva constitución?

“La plurinacionalidad, la descentralización, el poder judicial que pierde todo tipo de autonomía política y al cual se le definen juicios de tutela. Hoy existe la figura jurídica del amparo, si a ti la autoridad te hace algo tú solicitas un amparo. La tutela es el amparo de los derechos sociales. Por ejemplo, las listas de espera en la salud: el ciudadano puede hacer un juicio de tutela al estado si su derecho a no estar en lista de espera no se ha cumplido. Vamos a tener decenas de miles de juicios de tutela contra el Estado de Chile, el cual se va a ver con las manos amarradas para hacer políticas públicas en salud o vivienda. Y si a una de esas personas el juez le da el amparo y le dice que el estado le tiene que pagar una clínica, el desangre financiero de los juicios de tutela va a ser muy fuerte. Además, los que ganen un amparo van a estar en una situación mejor que los que no recurrieron al amparo, vamos a tener ahí otra disgregación de las personas.”

Sistema político

“El problema más serio de fondo está en el sistema político .

Aquí se están juntando dos locuras: el mito de que el senado ha sido una institución oligárquica y el hecho de aprobarse la ley de pesca allí, como si no la hubieran propuesto los diputados. Entonces nos quedamos sin Senado como un contrapeso esencial, pero además eliminaron los quorum. El quorum es la mayoría simple de los asistentes a la sala. O sea, mañana se junta la bancada indígena con la bancada del pc que pueden sumar 29 diputados un día tempranito y aprueban que los territorios indígenas del sur se extenderán de la costa hasta la cordillera. Eso es un delirio constitucional en la parte más relevante. Las constituciones están para definir los sistemas políticos de los países, para eso se inventaron.

Yo le quiero pedir a todos los chilenos de la centro izquierda, a la cual pertenezco, que nos movilicemos por el rechazo para reformar. Yo me alegro mucho que la Senadora Rincón y el senador Walker hayan puesto esta propuesta de bajarle el quorum a cuatro séptimos a las reformas de la constitución. Si gana el rechazo le daría un mensaje tranquilizador a la ciudadanía, yo le diría que el 5 de septiembre el congreso debería convocarse para promover un mecanismo de reforma a la constitución pero que no sea comenzar de cero.”

comentarios