Polémica por ’hora de colación’: "Estaríamos queriendo tener un robot en vez de un trabajador"

visitas

Tras la viralización de una fotografía de un local del Parque Arauco, en el que se mostraba un cartel con la leyenda “hora de colación” mientras permanecía cerrado, se generó una extensa discusión a través de redes sociales.

Mientras unos reclamaban que por qué el local debía cerrarse, otros argumentaban que los trabajadores tienen todo el derecho a tomarse su hora de colación y dejar el puesto de trabajo.

Para contestar las dudas al respecto conversamos con el abogado laborista de la Universidad Católica de Valparaíso, Jaime Jaramillo.

Siempre ha existido una contraposición entre los intereses de los empleadores y los consumidores, versus los derechos de los trabajadores. A veces ocurre que una persona quiere que la atiendan ya, pero resulta que el trabajador no puede porque, por ejemplo, está en un horario de colación. Eso se ve día a día y lamentablemente pasa que mucha gente no entiende y quiere que lo atiendan de inmediato. Estaríamos queriendo tener un robot en vez de un trabajador.

Hay que tener en claro que esto es un derecho del trabajador, él tiene el derecho de tomarse al menos una media hora de colación. Tiene derecho a un rato de desconectarse y eso no necesariamente lo tiene que hacer dentro de la empresa, lo puede hacer afuera y dependerá entonces del empleador. Él es quien tiene la carga de poder establecer turnos u organizar el trabajo para que, justamente, no quede el local vacío o cerrado completamente durante varias horas, sin poder atender a los clientes.

La idea de la hora de colación no es solo que el trabajador pueda comer algo y listo, sino que sea un momento en que pueda relajarse y descansar de lo que fue la mañana y así prepararse para lo que viene en la tarde. También es un momento de desconexión. Entonces, mantenerlo ahí en el lugar de trabajo y, además, trabajando, evidentemente es una falta y un incumplimiento a la obligación legal del empleador.

    visitas

Tras la viralización de una fotografía de un local del Parque Arauco, en el que se mostraba un cartel con la leyenda “hora de colación” mientras permanecía cerrado, se generó una extensa discusión a través de redes sociales.

Mientras unos reclamaban que por qué el local debía cerrarse, otros argumentaban que los trabajadores tienen todo el derecho a tomarse su hora de colación y dejar el puesto de trabajo.

Para contestar las dudas al respecto conversamos con el abogado laborista de la Universidad Católica de Valparaíso, Jaime Jaramillo.

Siempre ha existido una contraposición entre los intereses de los empleadores y los consumidores, versus los derechos de los trabajadores. A veces ocurre que una persona quiere que la atiendan ya, pero resulta que el trabajador no puede porque, por ejemplo, está en un horario de colación. Eso se ve día a día y lamentablemente pasa que mucha gente no entiende y quiere que lo atiendan de inmediato. Estaríamos queriendo tener un robot en vez de un trabajador.

Hay que tener en claro que esto es un derecho del trabajador, él tiene el derecho de tomarse al menos una media hora de colación. Tiene derecho a un rato de desconectarse y eso no necesariamente lo tiene que hacer dentro de la empresa, lo puede hacer afuera y dependerá entonces del empleador. Él es quien tiene la carga de poder establecer turnos u organizar el trabajo para que, justamente, no quede el local vacío o cerrado completamente durante varias horas, sin poder atender a los clientes.

La idea de la hora de colación no es solo que el trabajador pueda comer algo y listo, sino que sea un momento en que pueda relajarse y descansar de lo que fue la mañana y así prepararse para lo que viene en la tarde. También es un momento de desconexión. Entonces, mantenerlo ahí en el lugar de trabajo y, además, trabajando, evidentemente es una falta y un incumplimiento a la obligación legal del empleador.

comentarios