Ex administrador del ’edificio maldito’: "Era evidente el microtráfico y la prostitución"

visitas

Impacto ha generado la noticia que se conoció temprano en la mañana, acerca de un hombre que fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un edificio en Santiago Centro.

Llama la atención que no es el primer hecho delictual que ocurre en esa construcción residencial: antes de este hubo otros cinco asesinatos.

Para conocer de la situación del llamado “edificio maldito” conversamos con su antiguo administrador, Arturo Morales, quien ejerció el cargo entre los años 2019 y 2020.

Realidad del edificio

“Cuando asumí era evidente el microtráfico y la prostitución. Para ello el comité de administración de la época me encomendó poder tomar medidas al respecto.”

“Las primeras que se adoptaron para elevar el estándar de seguridad del edificio fue colocar unos torniquetes con lector de huella biométrica, que hoy aún están presentes.
En forma paralela, se conformó un grupo de seguridad, que eran cinco guardias por turnos, que se sumaban a los dos conserjes por turnos que había en la época.”

“Este es el caso policial más bullado, pero han ocurrido alrededor de 3 o 4 de las mismas características de mi salida hasta el día de hoy.”

Comité actual

“El comité actual promovió mi salida para poder tener el control del edificio y, de ese modo, poder disponer o dejar hacer lo que en este momento están viendo que ocurre.”

“El comité actual, después de mi salida, despidió a todo el personal de seguridad que trabajó en mi época y a todo el personal de aseo. De hecho, hay una protesta de los trabajadores que fue en febrero del año pasado, porque a raíz de mi salida se gatillaron una serie de hechos delictuales que afectaron a los propios trabajadores. A mujeres que fueron acosadas e intimidadas en las cajas de escala. También hubo conserjes que fueron asaltados a mano armada en los pasillos. Entonces los trabajadores protestaron al comité, que no hizo absolutamente nada.”

“Lo que hizo el comité fue despedir a todos los que participaron en la protesta, y ellos pertenecían a un sindicato de trabajadores que prácticamente ha sido disuelto para silenciar su voz. Ellos son los que conocen realmente lo que ocurre ahí.”

    visitas

Impacto ha generado la noticia que se conoció temprano en la mañana, acerca de un hombre que fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un edificio en Santiago Centro.

Llama la atención que no es el primer hecho delictual que ocurre en esa construcción residencial: antes de este hubo otros cinco asesinatos.

Para conocer de la situación del llamado “edificio maldito” conversamos con su antiguo administrador, Arturo Morales, quien ejerció el cargo entre los años 2019 y 2020.

Realidad del edificio

“Cuando asumí era evidente el microtráfico y la prostitución. Para ello el comité de administración de la época me encomendó poder tomar medidas al respecto.”

“Las primeras que se adoptaron para elevar el estándar de seguridad del edificio fue colocar unos torniquetes con lector de huella biométrica, que hoy aún están presentes.
En forma paralela, se conformó un grupo de seguridad, que eran cinco guardias por turnos, que se sumaban a los dos conserjes por turnos que había en la época.”

“Este es el caso policial más bullado, pero han ocurrido alrededor de 3 o 4 de las mismas características de mi salida hasta el día de hoy.”

Comité actual

“El comité actual promovió mi salida para poder tener el control del edificio y, de ese modo, poder disponer o dejar hacer lo que en este momento están viendo que ocurre.”

“El comité actual, después de mi salida, despidió a todo el personal de seguridad que trabajó en mi época y a todo el personal de aseo. De hecho, hay una protesta de los trabajadores que fue en febrero del año pasado, porque a raíz de mi salida se gatillaron una serie de hechos delictuales que afectaron a los propios trabajadores. A mujeres que fueron acosadas e intimidadas en las cajas de escala. También hubo conserjes que fueron asaltados a mano armada en los pasillos. Entonces los trabajadores protestaron al comité, que no hizo absolutamente nada.”

“Lo que hizo el comité fue despedir a todos los que participaron en la protesta, y ellos pertenecían a un sindicato de trabajadores que prácticamente ha sido disuelto para silenciar su voz. Ellos son los que conocen realmente lo que ocurre ahí.”

comentarios